Suzuki, ante un incierto relevo en su dirección tras la marcha de Davide Brivio
  1. Deportes
  2. Motociclismo
cancelados los entremientos de febrero

Suzuki, ante un incierto relevo en su dirección tras la marcha de Davide Brivio

La calma invernal en MotoGP ha dado paso a días de incertidumbre y tensión, una situación que arrancó con el anuncio de la salida de Davide Brivio de Suzuki

Foto: Gran Prix de Portugal, la temporada pasada (Efe)
Gran Prix de Portugal, la temporada pasada (Efe)

En condiciones normales, a estas alturas del año los equipos de MotoGP estarían preparando las maletas para enviar en unos días su material a Malasia de cara a los primeros entrenamientos de pretemporada. Los mecánicos habrían hecho su curso de montaje en la sede de las fábricas, los probadores se prepararían para ser los primeros en saltar a pista, y los pilotos de los equipos estarían –de hecho, lo están- exprimiéndose en el gimnasio para llegar en su forma física más óptima.

Pero todo cuanto estamos viviendo en el planeta Tierra continúa alejado de la normalidad, y MotoGP no es una excepción. Malasia se encuentra en estado de emergencia por el Covid y los entrenamientos de MotoGP programados del 19 al 21 de febrero han sido cancelados. Hoy mismo hay una cumbre entre Dorna y las escuderías para perfilar un plan de actuación, y entre las posibles opciones se baraja la posibilidad de sustituir las pruebas de Sepang por unos entrenamientos en España o Portugal, aunque la irrupción de una nueva ola de contagios es un factor negativo, o simplemente duplicar las jornadas de pruebas programadas en Qatar en el mes de marzo.
Las dudas se extienden al calendario. En algunos ámbitos se dan por perdidas las carreras de Estados Unidos y Argentina, a disputar en abril, y se especula con una posible doble cita en Qatar, al estilo de algunas de las carreras realizadas a lo largo de 2020. Es una posibilidad que está sobre la mesa, pero hay muchas más cuestiones en liza.

Para empezar, Suzuki, que el año pasado ganó el título de la mano de Joan Mir, y ahora ha quedado descabezado tras la marcha de su director deportivo, Davide Brivio, a la Fórmula 1, donde va a dirigir el equipo Alpine Renault. Sin lugar a dudas, MotoGP ha perdido a su director deportivo más valioso. La marcha de Brivio fue un auténtico “shock” para Suzuki, porque nadie esperaba semejante decisión. Al menos, el eficiente Brivio lo dejó todo atado y bien atado ligando el patrocinio de Monster a Suzuki, que desde que regresó al Mundial en 2015 no ha contado con un patrocinador principal. Hasta ahora la firma de bebidas energética patrocinaba al equipo oficial de Yamaha.
Hay muchas incógnitas por resolver en torno a Suzuki. ¿Quién será el sustituto de Brivio? Todo apunta a un sustituto interno, aunque no han faltado los ofrecimientos para ese puesto, de personas activas y no en el paddock de MotoGP. ¿Puede afectar a la marcha del “barco” la pérdida de su “capitán”? No tiene por qué suponer un cambio. Suzuki se ha caracterizado por ser un equipo con una gran cohesión gracias a la labor desarrollada por Brivio.

placeholder
Portimao (Portugal), 21 11 2020.- Spanish rider Joan Mir of Suzuki Ecstar Team drinks water prior to the third free training session of the Motorcycling Grand Prix of Portugal at Algarve International race track, Portugal, 21 November 2020. The Motorcycling Grand Prix of Portugal will take place on 22 November 2020. (Motociclismo, Ciclismo) EFE EPA JOSE SENA GOULAO

El gran éxito de Suzuki no solo ha sido el título de Mir y el de Escuderías, también que gracias a Brivio fue capaz de conseguir integrar en la formación a técnicos procedentes de equipos privados y de Moto2, en lugar de fichar talentos de MotoGP que no tenían otro sitio donde ir. Brivio les dio motivación y un objetivo, y les marcó el camino a seguir. En este sentido, haber ganado el título de MotoGP es lo mejor que les podía haber sucedido, porque saben hasta dónde pueden llegar y qué espera Suzuki de ellos. Brivio creó el clima de trabajo apropiado, y ahora el gran reto de su sucesor es mantener este ambiente de confianza.

El futuro de MotoGP

Pero hay muchas más cosas en torno a Suzuki, más allá de quién estará al mando de la nave. Queda por ver qué pasará en el futuro con el fabricante japonés, si será capaz o no de contar con un equipo satélite, algo que no ha conseguido tener nunca desde que Suzuki regresó de forma oficial al campeonato, primero en 500 desde 1988, y posteriormente en su segunda etapa en MotoGP desde 2015.

Suzuki, como el resto de los fabricantes de MotoGP, cumple contrato con Dorna al finalizar 2021, y el promotor ya está negociando las nuevas condiciones con los constructores. De hecho, hoy se ha confirmado la renovación de KTM con MotoGP hasta finales de 2026, y es de esperar que progresivamente lleguen los anuncios de la renovación con las demás marcas.

placeholder
Portimao (Portugal), 20 11 2020.- Spanish MotoGP rider Joan Mir of the Suzuki Ecstar team in action during the first free practice session of the Motorcycling Grand Prix of Portugal at Algarve International race track near Portimao, Portugal, 20 November 2020. The Motorcycling Grand Prix of Portugal will take place on 22 November 2020. (Motociclismo, Ciclismo) EFE EPA JOSE SENA GOULAO

Si Suzuki consiguiera por fin armar una estructura satélite se supondría que alguna de las actuales franquicias cambiarían de suministrador. De hecho, una de ellas, el equipo Gresini –cuyo director deportivo sigue ingresado en la uci de un hospital boloñés por causa del Covid- ya confirmó semanas atrás que al finalizar la temporada 2021 se desvinculará de Aprilia. La posible llegada de una segunda pareja de Suzuki al paddock de MotoGP abre muchas especulaciones, y el hecho de que Monster haya entrado en la marca da pie a pensar en un movimiento de aproximación del VR46, el equipo de Valentino Rossi, a MotoGP, dadas las estrechas relaciones entre el piloto y la marca de bebidas.

Que Rossi aspira a tener un equipo en MotoGP es algo que nadie oculta. De hecho, su hermano Luca Marini debutará esta temporada en MotoGP dentro de la estructura del equipo Esponsorama Racing con los colores del VR46 Sky, y para llegar hasta allí Rossi ha tenido que sacrificar la estructura de su equipo en Moto3 para destinar esos recursos al salto de Marini a MotoGP. Por lógica, el siguiente paso evolutivo será contar con su propia estructura en la “clase reina”. Y, ¿qué llegara antes: el equipo de Rossi a MotoGP o su retirada de la máxima categoría? Tanto una cosa como la otra dependerá en gran medida de cómo se desarrolle la temporada 2021.

MotoGP Suzuki Mundial de Motociclismo Valentino Rossi Joan Mir