Honda prefiere no arriesgar

El sufrimiento de Marc Márquez: no disputará el Gran Premio de Andalucía

Su primera toma de contacto con la moto no ha salido como esperaba. Vio como su húmero derecho se resentía, el brazo se inflamaba y se decidió que disputara la carrera

Foto: Marc Márquez durante los entrenamientos de esta mañana en Jerez. (EFE)
Marc Márquez durante los entrenamientos de esta mañana en Jerez. (EFE)

El campeón de MotoGP, Marc Márquez, puso en marcha un nuevo milagro este fin de semana después de su operación en el húmero este martes. Su carácter ganador y competitivo provocó que quisiera disputar el Gran Premio de Andalucía en Jerez contra todo pronóstico. Pero su primera toma de contacto con la moto no ha salido como esperaba. Después de rodar varias vueltas en los entrenamientos por la mañana, vio como su húmero derecho se resentía, el brazo se inflamaba y en la Q1 no pudo ni marcar tiempo. Unas malas sensaciones que han sido claves para decidir no participar este domingo en la carrera. "Esta tarde, el brazo se me quedaba sin fuerza y ahí tienes que ser realista. Hay que escuchar al cuerpo y he visto que podía ser peligroso. Y cuando hay peligro de por medio, es mejor apartarse", dijo el piloto español. "Ni me planteaba estar aquí. Pero una vez te operan, si tú tienes pasión por algo... lo tienes que intentar".

En la sesión definitiva para encontrar las mejores sensaciones, el octocampeón no pasó por línea de meta y regresó al box. Notablemente enfadado, el de Cervera se bajó de la moto y, sin mediar palabra con nadie, se metió en el camión del equipo. Minutos después Repsol Honda comunicaría que no saldría a disputar la clasificación. La gran duda en el ambiente era si disputaría el Gran Premio de Andalucía y, por otro lado, si le merecía la pena arriesgarse a una posible caída y dañar más su lesión después de comprobar que no tiene el ritmo esperado. Minutos después de la clasificación, Alberto Puig, jefe de equipo, confirmó lo esperado. “Marc se ha encontrado peor durante la clasificación por la fatiga de la mañana”, confesó. “Era mejor no tomar riesgos. Ya ha hecho mucho viniendo y corriendo. Nosotros hemos seguido nuestro plan en todo momento. Él quería probar, le dimos la oportunidad de hacerlo y lo apoyamos en todo momento”, dijo. “Un campeón no se puede quedar en casa si cree que tiene opciones”, remarcó.

El propio Puig confirmó que el piloto español tenía el brazo muy inflamado al término de las sesiones y consideró que era mejor no correr riesgos. Después de esta decisión Marc Márquez tendrá un segundo cero en su casillero en el mundial. Fabio Quartararo y Maverick Viñales vuelven a tener una oportunidad de oro de aumentar su ventaja en un mundial más corto de lo normal. El francés logró la pole por delante del español y se espera un nuevo duelo en la lucha por la victoria este domingo.

HTML

Mejores sensaciones en los entrenamientos

Durante los entrenamientos del sábado por la mañana todo parecía diferente para Marc. En su primera toma de contacto encima de la moto, Márquez logró dar a 18 vueltas al circuito a un ritmo aceptable para su situación y paró el crono en 1.37.882. Un tiempo que lo dejó en la vigésima plaza a algo más de un segundo del mejor tiempo, que lo ha conseguido Maverick Viñales (1.36.584). Por tanto, no pudo llegar a la Q2, pero ya se clasificó para poder participar en la 'quali' Q1.

Fue recibido con aplausos en su box. Tras esa prueba, Márquez se reunió con el doctor Ángel Charte, máximo responsable médico del Mundial, que mantuvo la idea de que todo estaba "OK" para que el joven de Cervera pudiese seguir con su adaptación a la moto y, sobre todo, clasificar de cara al domingo. En todo momento la intención de Márquez era seguir corriendo. El piloto español estuvo paseando por el 'paddock' de Jerez sin protección alguna, estuvo siempre moviéndose por el paddock sin ningún problema. Incluso se vio con su fisioterapeuta de confianza, Carlos García, que ya fue vital en su rehabilitación cuando se hizo las dos operaciones en sus hombros izquierdo y derecho. Todo ello con una sonrisa en el rostro.

Desde el equipo también dejaban claro que estaba todo bien. "Fisicamente está bien, está para poder seguir participando en los entrenamientos e, incluso, correr, pero es él, el equipo, quien debe decidir. Más que la herida, que la intervención, le duele el hematoma que tiene en el brazo", comentó su médico, Charte, ante el micrófono de DAZN, donde también Marc dijo que se encontraba bien y que la intención era seguir. Incluso Alberto Puig, jefe del equipo, quedaba impresionado por su tiempo en los libres cuando quedaba únicamente a un segundo del mejor crono. El problema llegó con el paso del tiempo y desde el equipo vieron imposible su participación en la carrera del domingo.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios