El de Granollers, al Repsol-Honda con Marc

Álex Márquez también gana con el fichaje de Pol Espargaró por el Repsol-Honda

Los nipones protegen al pequeño de los Márquez dándole cabida en su segundo equipo, el LCR, mientras apuestan por alguien curtido para hacerle sombra a Marc desde ya. Pol, preparado

Foto: Álex Márquez, con los colores del Repsol-Honda, durante una sesión de entrenamientos en Sepang. (EFE)
Álex Márquez, con los colores del Repsol-Honda, durante una sesión de entrenamientos en Sepang. (EFE)

El Mundial de MotoGP calienta motores. Este fin de semana arranca de nuevo el campeonato en Jerez tras el parón por el virus y desde el lunes la maquinaria de comunicación de los equipos ya ha empezado a moverse. El más madrugador fue el Petronas, que anunciaba la renovación de Franco Morbidelli. Minutos después era HRC el que oficializaba la noticia más esperada: Pol Espargaró será piloto del Repsol-Honda hasta 2022. Álex Márquez, hermano de Marc, pasará de esta manera al LCR los dos próximos cursos en detrimento del británico Cal Crutchlow, que en Aprilia tiene las puertas abiertas siempre y cuando el TAS ratifique el castigo por dopaje a Andrea Iannone.

Quien pueda pensar que en este intercambio de cromos el menor de los Márquez sale perdiendo se equivoca. De hecho, aquí todas las partes ganan. Sobre todo Honda, que se hace con los servicios de un tipo curtido en mil batallas, con un pilotaje al estilo de su moto y una ilusión desbordante, para hacer frente al '93' desde el primer minuto. Al mismo tiempo, alarga su relación contractual con Álex, que solo tenía firmado este año, pero primando su desarrollo y aprendizaje en el segundo equipo, que acapara menos presión y atención mediática. Es lo que necesitaba. El campeón del mundo de Moto3 y Moto2 disfrutará de la misma montura y condiciones que sus superiores en el conjunto oficial y si las cosas le van bien siempre podrá volver a formar dupla con su hermano. La jugada es perfecta desde todos los prismas posibles.

Marc y Álex, en la presentación del Repsol-Honda esta temporada. (EFE)
Marc y Álex, en la presentación del Repsol-Honda esta temporada. (EFE)

Una carga muy pesada

Pol, que ha hecho un trabajo excepcional con KTM, ansiaba tener una oportunidad para demostrar que puede aspirar al campeonato y al fin le ha llegado. El Repsol-Honda, sin Dani Pedrosa y tras el fiasco de Lorenzo, necesitaba a alguien experimentado para toserle a Marc y Álex, que fichó el curso pasado por méritos propios, pero un poco por las circunstancias, aún no está en esas y tendrá libertad para crecer sin la angustia de los resultados y sin la alargada sombra de su hermano persiguiéndole por el 'paddock'. Porque compartir taller con Marc puede ser una carga muy pesada para cualquiera, ni que decir para un 'rookie'. Si alguien puede digerir bien los golpes de aficionados y prensa, ese es Espargaró, al que la presión no le va a pesar más que otras veces. Pase lo que pase, su categoría como piloto está fuera de toda duda.

Pol a los leones y Álex a resguardo, bajo protección y lupa. Cocción a fuego lento hasta que esté perfectamente preparado para ser rival de Marc. "Estoy muy contento de anunciar mi renovación con HRC. Me han dado la oportunidad de correr en MotoGP y estoy ilusionado por incorporarme al LCR al final del 2020 y competir en un gran equipo con mucha experiencia en la categoría. Quiero dar las gracias a HRC y al LCR Honda Team por su confianza en mi para seguir en la familia de Honda", explicó Álex en el comunicado oficial. Para él cambian los colores, pero no el destino. Ahora, tras asegurar su futuro inmediato, correrá sin estrés, ligeramente relajado, este Mundial extrañísimo. El objetivo no es otro que aprender, sin prisa pero sin pausa, e intentar reemplazar al francés Fabio Quartararo como mejor novato del año.

Esa será su auténtica prueba de fuego, por lo que habrá que valorarle al final de la temporada. No por los podios que pueda alcanzar o por la distancia a la que se encuentre de su hermano en carrera, sino por su puesto en la clasifición de jóvenes. Todo lo demás serán regalos. A su favor también juega que Lorenzo no le dejó el listón demasiado alto. La fábrica, eso sí, espera conquistar de nuevo la triple corona (mundial de pilotos, de equipos y constructores) y espera que esta vez no se sufra tanto. El pequeño de los Márquez compartirá garaje en 2021 con el japonés Takaaki Nakagami, al que lógicamente debería imponerse, una vez que Crutchlow, de 34 años, cumplió su ciclo y ya baraja opciones.

Por su parte, Espargaró apurará este 2020 su recorrido en KTM, marca que no ha dejado de crecer desde 2017, antes de dar el paso definitivo en su carrera. Los austriacos entienden a la perfección su marcha, cuyos motivos no son económicos. Con 29 primaveras, Pol está en la edad perfecta para materializar su sueño. Ya en el pasado, en 125cc y Moto2, fue un digno rival del '93', con el que mantuvo piques más allá de la pista, y ahora ambos revivirán duelos en MotoGP, por primera vez bajo el mismo mono de trabajo en el campeonato. Pol siempre fue la primera opción de Honda cuando Lorenzo decidió dejarlo, pero en aquel momento las circunstancias contractuales del de Granollers impidieron la operación, que se concreta ahora. Alberto Puig, al frente de los del ala dorada, no ha dejado de seducirle durante este tiempo.

Pol celebra el buen resultado cosechado en la 'qualy' de Misano el curso pasado. (Cordon Press)
Pol celebra el buen resultado cosechado en la 'qualy' de Misano el curso pasado. (Cordon Press)

"En 2021 voy a competir para HRC y voy a intentar demostrar lo que soy capaz de conseguir con el mismo esfuerzo y sacrificio, en una nueva etapa de mi vida que promete ser aún mas intensa. Dicho esto, a KTM y a mí nos queda toda una temporada juntos en la que, como siempre, intentaré estar a la altura de esta gran fábrica. Gracias, Red KTM Factory Racing, y a por todas". Durante sus siete temporadas en la categoría reina, Espargaró solo ha subido al podio una vez, en Valencia 2018, sobre mojado, pero ahora se le abre de par en par las puertas del cielo. De pilotaje agresivo, tirando mucho de frenos y rueda delantera, Pol aterrizará en Honda dispuesto a acabar con la impresionante tiranía de Marc. Le conoce bien, pues llevan compitiendo el uno contra el otro desde inferiores. Herramientas para lograr su cometido no le van a faltar, ahora es cuestión de adaptación. En KTM, cuya RC16 tiene un carácter similar a la moto nipona, creen que la aventura se le dará bien.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios