lejos de las yamaha

Cuando ni Marc Márquez es capaz de enmascarar la 'cojera' de Honda

Yamaha completa otras pruebas exitosas, con Maverick Viñales como el piloto más fuerte de la categoría en estos momentos. Honda, de momento, no puede seguirle el ritmo

Foto: Marc Márquez, durante el test de pretemporada en el Cicuito de Losail (Qatar). (Foto: Repsol Honda)
Marc Márquez, durante el test de pretemporada en el Cicuito de Losail (Qatar). (Foto: Repsol Honda)

Somos afortunados los que seguimos y disfrutamos con las carreras de motos, porque en un deporte individual como es el motociclismo, el hombre que se sube a la máquina sigue siendo el elemento más determinante en la ecuación de la competición. Pero tratándose de Honda, Marc Márquez lo es en un porcentaje muy superior que en los demás fabricantes, para bien o para mal. El año pasado, el 98,5% de los puntos que dieron el título de fabricantes a Honda los aportó Márquez: 420 de 426. En Yamaha, segundo clasificado (321 puntos), Maverick Viñales aportó el 38,9% de los puntos, Fabio Quartararo el 36,1% y Valentino Rossi, el 24,9% restante.

Esta situación vivida en 2019 se refleja en el primer balance de la pretemporada 2020, en la que Yamaha ha tenido a sus pilotos al frente de la tabla, tanto en Sepang como ahora en Losail, con aparente facilidad, mientras que Honda sufre y manifiesta dificultades, aunque Márquez termine enmascarando el problema con unos registros finales aceptables: se fue de Malasia a cuatro décimas de Quartararo y en Qatar se ha quedado a menos de tres.

Pero Márquez no ha eludido la realidad porque reconoce las dificultades, un problema que afecta a todos sus pilotos. Lo que sucede es que mientras que en Yamaha su formación disfruta de una plenitud indudable con Viñales como el hombre más fuerte de MotoGP en estos momentos, Quartararo confirmando su progresión y Franco Morbidelli, con la otra satélite de Yamaha, también destacando, en Honda la referencia absoluta es Márquez porque el veterano Cal Crutchlow quizás ya está al límite de su carrera, Takaaki Nakagami aún no ha dado el paso que se espera de él y Álex Márquez es un debutante con pocas jornadas de experiencia a sus espaldas.

Álex Márquez sigue haciéndose a la Honda de MotoGP. (Foto: Repsol Honda)
Álex Márquez sigue haciéndose a la Honda de MotoGP. (Foto: Repsol Honda)

Que Marc Márquez y Honda no tienen aún todo en su sitio es más que evidente a la vista de cómo se han venido desarrollado las pruebas de pretemporada, y en los últimos entrenamientos realizados en Losail, gracias al pundonor del campeón, Márquez ha conseguido mantenerse dentro de una distancia aceptable respecto al más rápido. Ha probado de todo, incluso tomando prestada una tercera unidad, una Honda RC213V 2019 del japonés Nakagami, con lo que Márquez ha dispuesto de tres unidades diferentes en el garaje. Y si es necesario recuperar material 'vintage', se hará.

Historia repetida

No es la primera vez que Márquez y Honda padecen una situación similar durante el invierno. En 2016 y 2017 pasaron las de Caín en la pretemporada y las primeras carreras, pero gracias a la determinación de Márquez el equipo fue capaz de remontar la situación. El piloto no perdió la calma y pidió a HRC que confiara en él, que no se precipitara y que le diera tiempo. Desde entonces, y hasta hoy, Márquez ha ganado tres títulos más y se ha convertido en el absoluto protagonista de los mejores resultados de Honda. Y el fabricante se ha entregado por entero a él, como lo demuestra su insólita renovación por cuatro temporadas, un acuerdo que nunca antes se había visto en toda la historia en el 'paddock' de MotoGP.

Hay muchos detalles por conocer para obtener una imagen realmente clara de lo que está pasando en Honda. Evidentemente el estado físico de Márquez, aún pendiente de una recuperación completa de su hombro, es una interferencia, aunque en estos momentos no es lo que más preocupa al campeón, que no tiene claro si las dificultades provienen del motor o es una cuestión de reparto de pesos. El caso es que en unos días tendrán que realizar el ensayo conjunto con las categorías de Moto2 y Moto3, justo una semana antes del Gran Premio de Qatar. Será el momento preciso para terminar de decidir el camino a seguir, porque una vez que empiece la temporada no se podrá modificar el motor y el equipo solo podrá trabajar en la evolución del bastidor.

Ahora el equipo Repsol Honda ha de trabajar en la definición de sus pasos inmediatos, en los que de nuevo las decisiones de Márquez serán concluyentes, porque incluso Crutchlow reconoce que la situación le supera y la moto se ha vuelto muy difícil de pilotar. Yamaha y Suzuki son la referencia, han mejorado notablemente en el paso por curva, que se define como el punto clave de todo.

No se puede dudar de la capacidad de Honda, ni sacar a Márquez de la quiniela de favoritos por muchos problemas que tenga. No podemos olvidar tampoco que Losail no ha sido un territorio especialmente propicio para ellos. Nadie en la parrilla de MotoGP se imagina que Márquez y Honda queden descolgados por unos resultados discretos en las primeras carreras. Márquez ha conseguido sus seis títulos con una ventaja media de 64 puntos, lo que significa que ha ganado con un holgado margen, una diferencia que le permite contemplar una situación preocupante sin perder los nervios.

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios