Aún tiene fe en sí mismo

"Es completamente falso". Jorge Lorenzo y los rumores sobre su no continuidad en MotoGP

El balear salió al paso de unos rumores que apuntaban que anunciaría su retirada inminente. En Honda insisten que tiene contrato para el curso que viene. El español intenta mantener la calma

Foto: Jorge Lorenzo, tras una sesión de entrenamientos en el pasado Gran Premio de Japón. (EFE)
Jorge Lorenzo, tras una sesión de entrenamientos en el pasado Gran Premio de Japón. (EFE)

Mientras Jorge Lorenzo se prepara para un fin de semana difícil en Australia, los rumores acerca de su continuidad en el 'paddock' la temporada que viene no cesan. A pesar de que el balear tiene un año más firmado con Honda y que la propia fábrica ha expresado en más de una ocasión su intención de respetar los contratos vigentes , nadie en el campeonato de MotoGP descarta que tanto Jorge como la marca nipona rompan el vínculo que les une.

Pese a que la temporada está siendo, a todas luces, la peor de su carrera deportiva, Jorge sigue hablando en clave 2020 como piloto del Repsol-Honda junto a Marc Márquez. El mallorquín asegura tener el foco puesto ya en la temporada venidera y espera poder cerrar cuanto antes la actual. Ya no se marca ningún objetivo para las tres carreras que restan, simplemente sumar kilómetros encima de la RC213V que le permitan acertar en su configuración futura. Mientras su nombre circula por los circuitos y no precisamente por sus mértios deportivos, el '99' sigue recordando a los escépticos su cambio de chip con Ducati: "En 2017 aquí terminé el 15º a más de 40 segundos del primero. Nadie daba un duro, pero en seis meses gané en Mugello con varios segundos de ventaja. La gente no entiende por qué, pero es así”.

En su llegada a Phillip Island, un circuito que en el pasado con Yamaha se le dio bien, Jorge escuchó como numerosas voces hablaban cada vez más alto de su retirada, que la anunciaria inminentemente (al parecer por culpa de un inocente Whatsapp). Harto de oír la misma cantinela cada fin de semana, el piloto quiso dar la cara para zanjar cualquier tipo de duda al respecto: "Estaba sorprendido cuando entré en el hospitality de Honda y algunos periodistas hacían fotos. Era muy extraño. Fue una sorpresa", empezó diciendo. "Hoy en día se pueden coger rumores de todas partes: de chats, de whatsapps, de fórums, de internet, de palabras por aquí... es una cuestión de cómo te los tomes tú, como verdad o no. Como se puede ver, es completamente falso. Esta es sólo una carrera normal en la que tengo que intentar mejorar mi actuación y ser mejor en los entrenamientos", concluyó.

Jorge Lorenzo, durante el GP de Japón. (EFE)
Jorge Lorenzo, durante el GP de Japón. (EFE)

En algunos círculos del Mundial se especula con la posiblidad de que Lorenzo no solo haya decidido abandonar Honda en noviembre, sino que tampoco haya visto con malos ojos la jubilación cansado de irse al suelo y hacerse daño. Es cierto que durante esta primera temporada con la firma del ala dorada se ha visto a un Jorge apático sobre la moto, lento y, hasta cierto punto, torpe tras provocar un 'strike' en Catalunya. Sin embargo, todas esta sensaciones, consecuencia de su incapacidad para hacerse con la montura, no parecen haberle generado la suficiente frustración como para dar por concluida una etapa de su vida. De hecho, Lorenzo aún tiene fe en él y cree que es capaz de reconducir la situación y volver a ser competitivo siempre que el físico le respete y pueda tener una pretemporada en condiciones.

La fábrica le apoya (eso parece)

Alberto Puig parece arroparle, como también el presidente de Honda Racing Corporation (HRC), Yoshishige Nomura. El mandamás japonés estuvo presente en Motegi y, en declaraciones a 'Marca', indicó que el máximo reto de la fábrica pasa por darle una buena moto en 2020. La llegada de Zarco al satélite de LCR tras la baja momentánea de Nakagami se vio entre los expertos como una seria amenaza para la continuidad del español en el primer equipo. Zarco rescindió de mutuo acuerdo su contrato con KTM tras un mal arranque de año, pero ahora se sube a lomos de una gran moto con la que podría conseguir buenos resultados. No deja de ser un doble campeón del mundo de Moto2 que demostró un gran nivel en sus dos años con Yamaha en la máxima categoría. Su talento está fuera de toda duda, también su velocidad, pero en Honda insisten que la contratación del francés para lo que resta de campeonato no debería inquietar a Lorenzo.

El propio Zarco rechazó, puede que con la boca pequeña, la posibilidad de que esté optando a un asiento junto a Marc, aunque este último le anima para que intente meter la moto entre los diez primeros. "El top ten para Zarco sería un buen objetivo. Está en una situación en su carrera deportiva en la que se tiene que hacer ver para dejar claro que merece una segunda oportunidad”, dijo el de Cervera. A pesar de la constante incertidumbre, Lorenzo intenta no perder la calma: "Siempre he mantenido bastante bien los nervios en cualquier situación. Y he vivido situaciones difíciles en estos últimos años. Mi primer año en Ducati fue muy difícil. En algún momento de mi carrera, por las lesiones, he vivido momentos muy difíciles [...] Las circunstancias y los momentos, y cómo te encuentras con la moto te hace no poder hacer más, te hace no poder hacer lo que te gustaría". Nadie más que él espera que este año, en el que ha tenido que soportar comentarios de todo tipo, termine cuanto antes. El futuro sobre su continuidad, para bien o para mal, no tardará en resolverse. Ex pilotos y compatriotas suyos como Aspar opinan: "Veo difícil que vuelva a ganar". Lorenzo calla, pero discrepa y espera su reválida.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios