'Pecó' de valiente

La imprudencia de Marc Márquez en Brno: cuando arriesgar te puede costar un mundial

El de Cervera, sin ninguna necesidad, decidió darlo todo bajo la lluvia con neumáticos de seco para marcar una pole estratosférica. Fue ovacionado, pero su decisión le pudo costar caro

Foto: Marc Márquez consiguió una pole estatrosférica en Brno. (EFE)
Marc Márquez consiguió una pole estatrosférica en Brno. (EFE)

Comentábamos este pasado viernes en El Confidencial que Marc Márquez era este año menos visceral y más oficioso, que no necesitaba asumir tantos riesgos gracias a la nueva versión de la RC213V, más completa que en cursos pasados. Sin embargo, en la sesión de clasificación del GP de Brno el ilerdense volvió a las andadas. El '93' se desató cuando no necesitaba hacerlo, pues la pole ya era prácticamente suya, e hizo una última vuelta espectacular con neumáticos lisos y bajo la lluvia -un suicidio- para marcar un tiempo estratosférico (2.02.753) y meterle dos segundos y medio a su más inmediato perseguidor, Jack Miller (Ducati).

"Sabía que Miller venía también con 'slicks' y no sabía hasta qué punto me mejoraría, pero bueno, honestamente pensando ahora en frío, he tomado demasiados riesgos", comentó el pentacampeón. El australiano venía con la lengua fuera intentado batir la marca del catalán en el último momento y acabó pagándolo. Miller se fue al suelo, aunque mantuvo su segundo puesto en la parrilla. Puede dar gracias de no haberse hecho daño porque con las difíciles condiciones de la pista las consecuencias podían haber sido otras. Marc, bien por desconocimiento o porque previamente se había calentado con Rins, decidió volver al trazado para mostrar su superioridad.

Lo consiguió con un registro espectacular, pero la tragedia se mascó en cada giro. De hecho, salvó los muebles contra pronóstico en algunos puntos. En su box, su jefe, Alberto Puig, sostenía el aliento frente a la pantalla. Ya no podían decirle nada, solo rezar para que no se cayera. "Quedan diez grandes premios y todo puede pasar, con carreras de agua y demás", contestó el piloto en Sachsenring cuando le preguntaron si el mundial estaba, con 58 puntos de ventaja, sentenciado. "Soy el único que puedo perder este título", añadió. Pero este sábado Márquez, lejos de mantener la mente fría, pecó de imprudente para demostrar que nadie puede toserle.

Marc realiza un 'caballito' a final de la sesión de clasificación. (EFE)
Marc realiza un 'caballito' a final de la sesión de clasificación. (EFE)

La presión de los rivales

Para gusto de los aficionados, un placer ver al 'canibal' de vuelta (fue ovacionado); para sus intereses y los de su equipo, un padecimiento innecesario porque se jugó el físico para nada. Bueno sí, para igualar a otro monstruo de la firma japonesa, Doohan, en número de poles en la categoría reina (58), algo que era cuestión de tiempo. Al llegar al garaje todo eran abrazos y sonrisas, pero la procesión va por dentro. En el Repsol-Honda no gustó semejante demostración de poderío. Márquez se expuso de más, tanto como para echar por tierra parte del trabajo llevado a cabo durante la primera mitad del curso. "He cometido demasiados riesgos, sobre todo por la situación que tenemos en el campeonato, pero bueno ha salido así", justificó el de Cervera.

Los rivales, impresionados ante tal exhibición, son conscientes de que el único resquicio para volver a meterse en la lucha por el cetro pasa porque Márquez se caliente y arriesgue. Presionarle para que falle y no sume. Viñales ya le inquietó en los entrenos, lo mismo que Rins, que le atizó fuerte tras la 'qualy': "Tendría que tener más respeto por los demás". Marc se dejó llevar por las emociones y las ganas de arrasar a todos, inherentes en su yo más salvaje. Debe volver a su gestión inteligente si quiere que esto quede en una simple anécdota. "El domingo parece que será un día soleado, así que deberíamos tener una carrera normal [..] Nuestro objetivo es el podio", aclaró en declaraciones recogidas por su equipo. Rossi, alérgico al '93', también le dejó un recado: "Mi diferencia con él es el comportamiento en pista".

Lo que está claro es Marc partirá con todo despejado por delante. El mejor de sus oponentes al mundial, Andrea Dovizioso fue cuarto. Márquez tiene muchas papeletas para adjudicarse la cita checa y sumar la segunda victoria consecutiva. Su hermano Álex le emuló en Moto2 adjudicándose la pole con neumáticos de seco bajo una pista humeda. El atrevimiento y la determinación es algo que comparten en su ADN, que "se lleva en los genes". La familia Márquez Alentà (ambos son líderes de sus campeonatos) no dejá de sorprender al mundo del motociclismo.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios