quedó segundo, tras maverick viñales

Por qué Marc Márquez ha sido el verdadero ganador en Assen

El segundo puesto de Marc Márquez en el GP de Holanda de MotoGP tiene sabor a victoria, en una jornada en la que había mucho que perder y poco que ganar ante Maverick Viñales

Foto: Marc Márquez pilotando en Assen. (Reuters)
Marc Márquez pilotando en Assen. (Reuters)

Para muchos, la noticia del día tras el GP de Holanda de MotoGP es el regreso de Maverick Viñales y Yamaha a la victoria. Ya le tocaba disfrutar del éxito después de muchos sinsabores, y este domingo el piloto de Yamaha ha estado espléndido: hizo una gran salida, se mantuvo siempre atento desde el primer momento, tuvo ritmo y determinación, y no dudó ni un solo instante a la hora de pasar al ataque. Sólo cometió un pequeño error, en la vuelta 10, del que se repuso inmediatamente: pasó de estar al alcance de Dovizioso, a engullirse a Quartararo y Márquez.

Viñales sale de Assen con una carga de energía extraordinaria, porque a la mala racha que le acompañaba este año, con carreras en las que ha fallado estrepitosamente, se le unían tres carreras en las que ha sido derribado por otros pilotos. Ahora ha roto esa mala tendencia y es capaz de ver luz al final del túnel, aunque no nos engañemos, aún queda mucho por hacer, y la próxima cita, Sachsenring (Alemania), el próximo fin de semana, será la antítesis de Assen.

También hay que tener en cuenta la situación creciente de Fabio Quartararo, que ha enlazado su segundo podio consecutivo tras marcar su tercera pole de la temporada, condicionado por evidentes problemas físicos en su brazo derecho. Las carreras han querido que en estos momentos Rossi, Quartararo y Viñales, los tres pilotos de Yamaha, se disputen la quinta posición de la tabla. Están separados por tan solo 7 puntos, y aunque Viñales ha ganado y Rossi, que se ha caído arrastrando a Nakagami, ha reconocido haber encontrado una mejora de cara a la carrera, el joven Quartararo les sigue sacando los colores, con una moto más vieja y con peor equipamiento.

Adiós al "puerta grande o enfermería"

Para mí el gran ganador del día ha sido Márquez. Ser segundo en Assen es todo un éxito, es casi como una victoria, porque este domingo Márquez tenía mucho que perder y poco que ganar en la pista holandesa. Hace tiempo que el viejo Márquez, aquel que corría bajo el lema “puerta grande o enfermería”, ha quedado atrás, y ahora sabe medir cada carrera, cada momento, cada esfuerzo. Y no tocaba jugársela: “He salido sabiendo que no estaba preparado para pelear por la victoria. Por eso he puesto el neumático blando, para tirar las 15 primeras vueltas detrás de las Yamaha, y sobrevivir las últimas diez”, ha dicho en Assen.

La Honda es una moto crítica de tren delantero, que lleva al piloto al límite de manera constante. Qué le pregunten a Jorge Lorenzo. Su caída en Cataluña provocando un 'strike' en la carrera anterior, y su accidente en Assen, en la primera sesión de entrenamientos, de donde ha salido con una vértebra fracturada, son consecuencia de una falta de confianza en la rueda delantera. Los pilotos son especialmente sensibles ante la sensación que les transmite la rueda delantera, y cualquier carencia en este sentido puede tener consecuencias terribles.

Márquez, que cumple su séptima temporada con Honda, sabe interpretar las reacciones y aun así a veces tiene que sacar a relucir su talento y sensibilidad para recuperar una moto que parece destinada a estrellarse. Los demás no tienen esa habilidad que le permite levantar una moto que ha alcanzado 67º de inclinación…

La experiencia ha llevado a Márquez a pilotar sin exponerse, como hacía antes, a evitar correr en el filo de la navaja, básicamente porque no lo necesita. Si él puede estar en apuros, ¿cómo estarán los demás? Y ha aprendido a saber medir los esfuerzos. En cierto modo, parece haber aprendido de Andrea Dovizioso, un piloto que destaca por la eficacia de su pilotaje, por su economía de esfuerzos.

El de Ducati sólo ha ganado una carrera, la primera, en Qatar, pero se las apaña para seguir siendo la principal alternativa al binomio Márquez-Honda. Assen no era una pista adecuada para Ducati pero ha sido cuarto. Un gran resultado. Parece que su compañero Danilo Petrucci sigue su ejemplo, aunque con mayor vehemencia que él y desgastándose mucho más.

Los de Ducati y Alex Rins, a la espera de la posible recuperación de las Yamaha, son la alternativa a Márquez, pero ninguno parece un sólido rival, con el de Honda situado a 44, 52 y 59 puntos de ellos, respectivamente. Especialmente Rins. Este domingo ha tirado por tierra una carrera de la que podría haber sacado mucho beneficio. Reconoce que se desconcentró: hizo un caballito, frenó más tarde y se fue al suelo en la tercera vuelta. Un error imperdonable.

opta

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios