Empezó a descatar con 14 años

Fabio Quartararo, la revolución 'rookie' que amenaza el reinado de Marc Márquez

De seguir así, el joven piloto francés se postula como gran rival del español en los próximos años en MotoGP. Su irrupción no sorprende en el paddock. El de Yamaha quiere la victoria en Assen

Foto: Fabio Quartararo, durante la Q2 que le dio la pole en este GP de Assen. (Reuters)
Fabio Quartararo, durante la Q2 que le dio la pole en este GP de Assen. (Reuters)

Fabio Quartararo no pudo convertirse en Montmeló en el más joven de la historia en ganar una carrera de MotoGP, un honor que le sigue correspondiendo a Marc Márquez, el siete veces campeón del mundo con el que se le compara al joven piloto del Yamaha-Petronas. Quartararo está siendo, sin duda alguna, la revolución en el campeonato. Su adaptación a la categoría reina del motociclismo en su año rookie ha sido prácticamente inmediata. Este domingo volverá a partir desde la pole en Assen, la tercera del curso (solo el de Cervera había logrado algo así en su debut), y tiene opciones reales de alcanzar por fin la victoria. "No sé si estoy listo para pelear codo a codo, pero mañana tendré que ir con los codos abiertos y haciendo sitio, esta noche practicaré en la play”, explicó entre risas tras la 'qualy'.

En el pasado GP de Catalunya, con tan solo 20 años y 57 días, pisó el segundo escalón del podio tras una carrera fantástica en la que le ganó la partida a Álex Rins y también a Danilo Petrucci, tercero y cuarto de la general respectivamente. Si bien contó con la desgraciada caída de Jorge Lorenzo que se llevó por delante a tres rivales de primer orden como Viñales, Rossi y Dovizioso; no hay que restarle mérito. Le ha comido el terreno a Johann Zarco, pues el de KTM era gran esperanza gala en este deporte, y se ha ganado el afecto de su fábrica, que ya piensa seriamente en darle asiento oficial en 2021.

Como ha demostrado durante todo el fin de semana, va a por todas. Su ritmo en Holanda le valió para batir por seis décimas el anterior récord del circuito, que estaba en manos de Rossi desde el 2015. Su moto, la M1, es la misma que calzan el italiano y Viñales, pero con la diferencia de que tiene el motor más limitado al tratarse de un novato. Poco parece importarle a Fabio este detalle, pues cada fin de semana se sube a la chepa de sus maestros. De hecho, marcha como segunda Yamaha en el Mundial, solo por detrás del '46' y muy por delante del catalán, que puede ser el gran damnificado si sus resultados no mejoran. El futuro, por lo tanto, es suyo.

Quartararo le dedica a su equipo la segunda plaza en Montmeló. (EFE)
Quartararo le dedica a su equipo la segunda plaza en Montmeló. (EFE)

La gran proyección de Quartararo viene de lejos, aunque no siempre su carrera transitó por el camino correcto. Nació en Niza, pero creció en Alicante. En 2013, con 14 años, se plantó siendo un 'desconocido' en el CEV (Campeonato de España de Velocidad) y ganó la general merced a unas tres últimas carreras maravillosas. Al año siguiente, cuando el CEV adquirió categoría internacional, se llevó de nuevo el cetro por aplastamiento. Su gran papel en el campeonato le llevó hasta el Mundial de Moto3 con Honda, no sin que antes los organizadores cambiaran las reglas del juego para hacerle un hueco: de los 16 años como obligación para debutar se pasó a los 15. En su segunda carrera, la de Texas, ya se metió en el podio. Sin embargo, las expectativas no terminaron de cumplirse. El tramo final de esa temporada fue un auténtico desastre para el galo, que acabó cambiando de equipo y estrellándose en su segundo curso en la categoría, en el cual no visitó el cajón ni una sola vez.

El 'no' de Dani Pedrosa

En 2017 dio el salto a Moto2. Su cuerpo había cambiado y su gran envergadura apuntaban a que le iría bien en el nivel intermedio. No obstante, su impaciencia le jugó malas pasadas, pues se quedó nuevamente sin subir al podio y se vio superado por otro debutante: 'Pecco' Bagnaia, hoy también en la máxima cilindrada. Nervios, malos consejos, una atmósfera no del todo óptima....solo él sabe lo que pasó realmente, pero como las cosas seguían sin funcionar, volvió a cambiar de aires en 2018.

Fue entonces cuando se comenzó a vislumbrar al piloto que hoy todos conocemos: a lomos de una Speed Up, una marca que la temporada anterior había peleado por no quedar última en la clasificación por contructores, Quartararo volvió a sonreír. Ganó en Montmeló, subió al podio en Assen y no se bajó del top 10 salvo en Brno y Motegi.

Su resurección llamó la atención de los capos de MotoGP y Wilco Zeelenberg le ofreció sitio en Yamaha-Petronas tras la negativa de Dani Pedrosa, que optó por retirarse de la competición. "Le escogimos porque creíamos en su talento y porque sabemos que la Yamaha es una buena moto para que un debutante explore sus límites más fácilmente", comentó. Con los Márquez, Dovizioso, Rossi y compañía ha encontrado su sitio y, una vez superado su problema en las frenadas, ya les mira de frente. Su romance con la fábrica de los diapasones es única y se desconoce cual puede ser su límite. Todo marcha y Márquez ya le tiene en cuenta. El catalán, dominador absoluto el último lustro, le mira por el retrovisor porque sabe que puede ser su gran rival en el futuro más cercano.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios