análisis de la situación del piloto balear

Las tres razones que explican por qué a Jorge Lorenzo le cuesta tanto exprimir la Honda

Jorge Lorenzo está siendo protagonista esta temporada de MotoGP por su inadaptación, de momento, a la Honda y son diferentes análisis los que todos juntos ayudan a explicar por qué

Foto: Jorge Lorenzo atacando una curva en Montmeló. (EFE)
Jorge Lorenzo atacando una curva en Montmeló. (EFE)

Es la pregunta del millón este año en MotoGP: ¿por qué Jorge Lorenzo todavía no ha logrado domar la Honda? Las respuestas, dadas por los propios protagonistas y expertos, han sido diferentes y son perfectamente compatibles unas con otras. De hecho, no sólo un factor influye en que un piloto con cinco Mundiales no haya sido capaz de hacer un 'top 10' en las siete pruebas que llevamos disputadas hasta el momento. El último razonamiento lo ha hecho una de las voces con más prestigio dentro del paddock, Juan Martínez (técnico en Repsol Honda desde 1994 -y durante un par de décadas- y que actualmente es comentarista para DAZN), que desde su prisma añade a todo el argumentario ya leído y escuchado un toque natural propio a la edad de Jorge Lorenzo.

“A Jorge le está sucediendo lo que nos pasa a todas las personas a medida que nos vamos haciendo más mayores: los cambios nos cuestan más de digerir”, explica quien trabajara con Doohan, Rossi, Crivillé, Gibernau o Hayden. “Tenemos que emplear más la experiencia para intentar que ese cambio, ese nuevo reto, no sea traumático”, añade, señalando al propio equipo el que acerque también a Mahoma a la montaña (que la Honda sea más cómoda al estilo del balear).

La explicación de Juan Martínez va en la línea de un piloto que aseguró en una charla informal a El Confidencial que “la Honda es más difícil que la Ducati”, y también con lo que comentó el propio Jorge hace poco más de un mes, cuando en una descripción de cómo debía pilotar dibujó que la moto estaba concebida para y por Marc Márquez: “Para estar al nivel de Marc tienes que pilotar la moto como él. Él saca mucha ventaja en la confianza que tiene entrando en curva, aprovecha mucho la pista, empieza a inclinar muy pronto, tipo Supermotard, y se mete en el ápice de la curva, y yo tengo que acercarme a ese estilo. La moto me da un poco más de confianza y ergonómicamente estoy más cómodo, pero en ese apartado estoy lejos”.

Jorge Lorenzo fuera de la pista

En Barcelona, en la última carrera, se vio que ya no estaba tan lejos gracias a su progresión en pista y al trabajo fuera de ella con Honda, como cuando viajó a Japón para acercar posturas.

Entonces, sobre la mesa están tres razones principales que explican la situación de Jorge: que la Honda es complicada de entender y pilotar para alguien con otro estilo (hecha al gusto de Márquez), que cuanto más mayor es más difícil adaptarse a nuevos cambios (como dijo Mark Webber antes de retirarse y viendo en lo que se había convertido la nueva Fórmula 1 de conservar neumáticos: “A perro viejo no le enseñas trucos nuevos”) y que ha tenido menos pretemporada que ningún otro piloto por su accidente en invierno, con lo que cada hora de entrenamiento es vital. A esto le añadimos un contexto complejo, en el que tu compañero de equipo es el campeón del mundo y líder del Mundial (con el que te van a comparar) y que las diferencias entre los de arriba son mínimas, con lo que cuatro décimas pueden parecer un mundo.

Porque en lo que está la gran mayoría del paddock de acuerdo es, como comenta Juan Martínez, “que nadie puede poner en tela de juicio la grandeza de Jorge. Creo que es uno de los mejores pilotos que han pasado por el campeonato, por lo menos desde los años que yo lo sigo”. Al final, como dijo también Marc Márquez a finales de junio, "Jorge de repente llegará". Quizás sea este fin de semana en Holanda.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios