El top 10, factible para el balear

Las razones de Jorge Lorenzo para tener un plus con su Honda

Para Jorge Lorenzo Mugello es la prueba más especial del campeonato. Habituado a ganar aquí en MotoGP, el motor más potente de la Honda le puede ayudar a seguir avanzando en la buena dirección

Foto: Jorge Lorenzo, con la Honda en Le Mans. (EFE)
Jorge Lorenzo, con la Honda en Le Mans. (EFE)

A Honda le ha llegado la hora de ganar en Muguello. Desde que Marc Márquez se impusiera en 2014 en una última curva de infarto frente a Jorge Lorenzo, aún en Yamaha, la sequía ha imperado en el circuito italiano para la fábrica del ala dorada. Volvió a tener cerca la mieles del éxito en 2016, pero esta vez fue el balear el que le devolvió la jugada a Marc y le arrebató la gloria por tan solo 16 milésimas en una de las carreras más apretadas de la historia. Aquello fue una derrota más o menos dulce para los japoneses, sobre todo teniendo en cuenta que en aquellos años el dúo Yamaha-Lorenzo era difícil de batir en este trazado, el 'Montecarlo italiano", según Rossi.

No obstante, la Honda RCV213 ha evolucionado notablemente en cuanto a motor los últimos tres cursos y ahora les ha llegado el momento de demostrarlo. "Muguello no es el circuito que mejor se nos da, pero ya veremos. El objetivo es tratar de ganar el campeonato. Ya hemos visto en cinco circuitos distintos que la base está ahí y lo mejor es que somos capaces de controlar la nueva potencia con lo que ya teníamos", ha explicado el catalán en rueda de prensa.

Yamaha no parece ahora el gran rival, pues se ha desviado ligeramente del camino, sí lo es Ducati, que en este circuito explota mucho más sus cualidades. El porqué es claro: trazado ancho, curvas largas y una recta de meta infinita, la segunda con más kilometraje del mundial (1 kilómetro y 100 metros). Dovizioso y Jorge Lorenzo son los dos últimos ganadores en la Toscana. Para el tetracampeón del mundo esta pista es especial: dominó con Yamaha (cinco victorias) y se estrenó con Ducati tras enterarse del desinterés de los de Borgo Panigale en seguir contando con sus servicios tras su bajo rendimiento con la Desmosedici. Con una Honda mucho más rápida que años pasados, las expectativas no pueden ser más que favorables. De hecho, el top 10, que sería su mejor resultado de la temporada, parece bastante factible a pesar de sus advertencias en AS: "Ahora mismo, a nivel de velocidad pura estoy peor que el año pasado y todavía tengo algún problema de no estar totalmente a gusto encima de la moto [...] Mi objetivo no es estar al nivel de Márquez, eso sería un suicidio. Mi objetivo como hasta ahora es ir acercándome a posiciones mejores".

Lorenzo, en su box tras la carrera en Le Mans. (EFE)
Lorenzo, en su box tras la carrera en Le Mans. (EFE)

Jorge, con un plus en Mugello

En Repsol-Honda no quieren más contratiempos aquí. Perder con Ducati es posible, pero sería más indigesto que nunca teniendo en cuenta el esfuerzo titánico antes del arranque de la temporada para que esta nueva versión de la moto fuera la más completa desde el 2012, año en el que se pasó a 1.000cc. En Qatar, un circuito donde el motor marca mucho la diferencia, Márquez cayó ante Dovi, pero desde entonces el de Cervera no ha vuelto a perder. Además, en aquella carrera Marc llegaba tocado tras su operación en el hombro, por lo que su condición física tampoco era la más apropiada. Si Honda consigue arrebatarle el cetro a Ducati en su propia casa, el golpe será tremendo a todos los niveles.

De todas las maneras, Márquez es el que menos se juega porque solo su desgraciada caida en Austin le impide un mayor margen en el liderato, que ostenta por ocho puntos de diferencia respecto a Dovizioso. Lorenzo, en cambio, debe seguir dando pasos como dice. Está obligado a ello. En Le Mans obtuvo su mejor resultado del año, undécimo, más cerca de su principal competidor dentro de la fábrica, Crutchlow, y a pocas décimas de otros pilotos altamente competitivos. Si mantiene ese plus de Francia puede soñar con una gran carrera, pues en Mugello siempre ha sabido como apurar cada décima. Es la hora de la verdad. Desde Honda le van dando mimos tras dos semanas de dimes y diretes sobre su futuro. "Jorge es un gran talento y un piloto fabuloso; me gusta su forma de pilotar desde hace mucho tiempo y estoy seguro de que llegará arriba pronto", le ha defendido Giacomo Guidotti, uno de los ingenieros de la fábrica. Jorge está ante la mejor oportunidad de la temporada, sin duda.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios