los dos fueron operados esta semana

Las únicas dudas de Honda sobre Márquez y Jorge Lorenzo antes de empezar su 'lucha'

Marc Márquez y Jorge Lorenzo pasaron esta semana por el quirófano para ser operados de sendas dolencias provocadas por antiguas lesiones

Foto: Jorge Lorenzo probó por primera vez la Honda hace dos semanas en Valencia. (EFE)
Jorge Lorenzo probó por primera vez la Honda hace dos semanas en Valencia. (EFE)

No se trata de nada grave, no es nada que no se supiera ya ni que no estuviera programado, pero esta semana los pilotos del equipo oficial de Honda, Marc Márquez y Jorge Lorenzo, se pusieron en manos de los médicos para corregir las molestias que padecían por antiguas lesiones. A Márquez le han operado de su hombro izquierdo, que llevaba meses dándole quebraderos de cabeza, mientras que a Lorenzo le han realizado una intervención menor en el pie debido a las secuelas que le quedaron tras las fracturas padecidas en la parte final de la temporada.

Esta es la cuarta intervención a la que se somete Márquez desde que llegara a MotoGP. Fue operado por los doctores Xavier Mir, Víctor Marlet y Teresa Marlet, un equipo de especialistas que, en el caso del doctor Marlet, exjugador de rugby, conoce personalmente muy bien las dolencias de hombro como la que padecía el campeón de MotoGP.

Lo que sí sabemos hoy y no conocíamos hasta ahora es que el estado del hombro de Márquez era mucho más delicado de lo que nos creíamos. Márquez ha tenido que correr teniendo siempre presente que en caso de caída el hombro era su punto débil. Pero aun así ha seguido corriendo arriesgando al máximo, hasta el punto de sufrir esta temporada 23 caídas, liderando el ranking de MotoGP.

La operación de Lorenzo en su tobillo derecho estaba destinada a corregir las secuelas de las fracturas sufridas en el Gran Premio de Aragón, ya que optó por no operarse y así poder acudir a la carrera de Tailandia, donde sufrió una caída por un problema técnico en la Ducati que le provocó una lesión en el antebrazo izquierdo.

La enfermería de Honda, a tope

En este parte médico hay que añadir a Cal Crutchlow, convaleciente de la grave fractura sufrida en los entrenamientos del Gran Premio de Australia (rotura de la tibia y el maléolo de la pierna derecha) de la que aún tardará en estar completamente recuperado.

Por tanto, se da la circunstancia de que Honda tiene a sus tres pilotos oficiales titulares –Márquez y Lorenzo en el equipo de fábrica, Crutchlow en la escudería LCR– en el dique seco. Curiosamente, Márquez y Crutchlow son los pilotos que más caídas han sufrido en 2018. Y en los últimos seis años, el periodo en el que Márquez está en MotoGP, el campeón acumula 106 caídas en el campeonato por 103 del británico. Son cifras impactantes. Habida cuenta que el coste medio de una caída se cifra entre 2.000 y 3.000 euros, las consecuencias de sus accidentes suponen una importante partida de gastos para sus equipos.

El periodo de descanso vacacional es empleado, con cierta frecuencia, para esto, para pasar por el quirófano y reparar los daños de la temporada, que de un tiempo a esta parte son cada vez más habituales por una creciente siniestralidad del campeonato, lo cual siempre supone un riesgo. Una lesión siempre resulta comprometedora, pero precisamente ahora, cuando más fino hay que hilar en el desarrollo de los prototipos de 2019, no es bueno que un piloto no se encuentre en plena forma física.

El que más pronto se recuperará es Lorenzo, al que han prescrito una semana de reposo sin apoyar el pie. Aprovechará para recuperar también su maltrecha muñeca izquierda, igualmente maltratada en las últimas semanas. A Márquez le esperan seis semanas de rehabilitación, mientras que Crutchlow todavía está en proceso, aunque se confía en que pueda estar operativo para las pruebas de Sepang (Malasia), los primeros entrenamientos de pretemporada, que arrancan el próximo 6 de febrero.

Con Honda pendiente de la enfermería y Yamaha debatiendo qué camino seguir en el apartado técnico, Ducati se presenta como el equipo más asentado y estable de cara a 2019. Gigi Dall’Igna ha confirmado que la Desmosedici GP19 no tendrá nada nuevo y será una evolución del modelo 2018, y sus pilotos, Andrea Dovizioso y Danilo Petrucci, se encuentran en óptimas condiciones físicas.

Se señala a Ducati como uno de los favoritos en 2019, si no el que más. Pero a estas alturas nada está escrito, todo es posible. La pasada temporada abrió y cerró la temporada con victorias de Dovizioso, pero entre medias pudo más el arrojo y el pundonor de Márquez. El campeón no renunciará a su carácter luchador, pero sabe que un piloto que se cae tanto como él asume demasiados riesgos que, quizás, no se puede permitir con un piloto seguro e incisivo como Lorenzo en el garaje de al lado.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios