MÁRQUEZ CONTRA DUCATI EN EL TRAMO FINAL

Ducati da miedo pese a la mano de pintura de Marc Márquez

Andrea Dovizioso, ahora segundo en la clasificación provisional, recupera el protagonismo que tuvo en el tramo final del pasado Mundial. Ahora solo le queda alcanzar a Márquez

Foto: Marc Márquez es líder, pero teme a Ducati. (EFE)
Marc Márquez es líder, pero teme a Ducati. (EFE)

No cabe duda de que el conjunto Ducati-Andrea Dovizioso-Jorge Lorenzo es el más completo de la parrilla de MotoGP en estos momentos. Al menos, esta temporada, porque es probable que esta situación de dominio cambie de manos en 2019, y que sea Honda-Marc Márquez-Jorge Lorenzo el enemigo a batir la próxima temporada. En Misano, ni Honda ni Marc Márquez tenían muy claro qué podría suceder, porque Ducati y sus pilotos estaban fortísimos, con un ritmo excelente y con una aparente superioridad en frenada y aceleración.

Pero Márquez ha vuelto a manejar con inteligencia la situación y se va para casa con veinte puntos más en su casillero y ampliando su ventaja al frente del campeonato. Ahora el segundo es Dovizioso, pero está a 67 puntos de distancia cuando quedan en juego 150 puntos. La cuenta atrás ha comenzado.

Antes de la carrera, anticipando estrategias, cada cual jugaba al despiste. Lorenzo, con su habitual sinceridad, decía que era importante gestionar adecuadamente la caída de rendimiento de los neumáticos, aunque Dovizioso quitaba importancia al asunto. Lo cierto es que Lorenzo ha tenido que correr con el inconveniente de no poder usar el compuesto que mejor se adapta a su estilo fluido, la goma más blanda, porque debido al calor no aguantaba la distancia de carrera, 27 vueltas: después de diez giros el neumático se destrozaba.

Márquez sabía que la Ducati era superior en frenada y aceleración, y ha hecho una carrera a la contra, a verlas venir, esperando que con la bajada de rendimiento de los neumáticos las Ducati no pudieran aprovechar su poderoso par motor, pero Dovizioso le ha sorprendido, tanto a él como a Lorenzo, atacando con una inesperada anticipación. Sobre el papel, el momento clave debía ser la vuelta 16, antes de alcanzar los dos tercios de carrera, pero Dovizioso, como él mismo ha reconocido, se ha visto obligado a cambiar de estrategia, atacando muy pronto, en la novena vuelta, marcando el récord del circuito, entrando por primera y única vez en el 1’32”.

El resto de la carrera de Dovizioso, en contra de lo que había dicho antes, ha sido puro control, evitando castigar las gomas. Lo del sábado era un farol. Y en esta jugada de póquer le ha ganado la mano a Lorenzo. El mallorquín no se ha salido de su plan, pero en su camino se ha encontrado con un siempre correoso Márquez. La pelea que han mantenido ambos entre las vueltas 14ª y 19ª ha permitido que Dovizioso amasara más de dos segundos de ventaja, y cuando Lorenzo ha atacado en el tramo final de la carrera, entrando en el ritmo del 1’32” de forma continuada, se ha puesto en duda la victoria de Dovizioso. Pero no pudo ser. De todos modos, Lorenzo ha mostrado una soltura y una confianza sobre la moto que impresionan.

Cuando Dovizioso mira hacia arriba en la clasificación, verá el nombre de Márquez. (Reuters)
Cuando Dovizioso mira hacia arriba en la clasificación, verá el nombre de Márquez. (Reuters)

Modo calculadora

“No es clave ganar en Aragón; la clave será puntuar en todas las carreras que quedan”. Quien habla así no es otro que Márquez. Parece desconocido. Ahora se muestra en lo que conocemos como “modo calculadora”, y resulta tan poco propio de él que no sólo es extraño sino preocupante. Nadie mejor que los pilotos saben qué es verdad y qué mentira en el mundo de las carreras, y cuando oímos hablar así al siempre ambicioso Márquez esto quiere decir que Ducati da miedo.

El equipo italiano dispone de una buena base de trabajo. Rodaron en Misano con anterioridad y consiguieron una moto perfecta, y hace un par de semanas también estuvieron trabajando en Motorland Aragón, dicen que con excelentes resultados. Honda se va a quedar a entrenar en Misano para seguir trabajando en la moto, y Márquez confía en que esto ayude a mejorar la moto en el tramo final del campeonato.

Que Márquez se marque objetivos tan prudentes como acabar todas las carreras no quiere decir que renuncie a ganar, y menos en Aragón, dentro de dos semanas, una de esas pistas que Márquez tiene marcadas en su calendario como favorables. Lo que tiene claro Marc es que está solo en su lucha contra Ducati. Tanto Dovizioso como Lorenzo pueden ganar en cada pista ­–ya lo anticipó el español-, formando un dúo complicado para cualquier rival. Márquez no tiene en quién apoyarse. Dani Pedrosa mejoró su resultado, pero acabó a 17 segundos de Dovizioso, y aunque Cal Crutchlow, con la tercera Honda de HRC, fue tercero, tampoco está cerca.

La pugna entra ambas marcas se mantiene. Tienen seis victorias cada una, y Ducati ya ha igualado el número de triunfos de 2017. Nadie se podrá interponer entre ambas. Yamaha sigue desaparecida. Maverick Viñales sigue perdiendo tiempo en las primeras vueltas a pesar de no ceder muchas posiciones en la salida (sólo dos), y Valentino Rossi tuvo uno de sus peores domingos. En definitiva, 22 carreras sin ganar, igualando la peor racha de su historia. Y si no gana en Aragón, Yamaha pasará el peor momento desde que se estrenó en la categoría en 1973.

Suzuki tampoco es una alternativa en estos momentos, mejora pero necesita dar un giro más de tuerca. Alex Rins hizo una carrera positiva, pero le faltó fuelle al final. De haber resistido a Crutchlow, habría peleado por el podio, y si lo hubiera conseguido habría logrado su sexto punto de concesión, o lo que es lo mismo, habría perdido las ventajas que le concede la reglamentación de cara a 2019. Aunque no lo reconozca, puede que lo que más le convenga en estos momentos a Suzuki es continuar disfrutando de esas concesiones y que su moto pueda seguir creciendo la próxima temporada.

Para terminar, la maniobra de Romano Fenati, pulsando deliberadamente el freno delantero de la moto de Stefano Manzi a 210 km/h, con el riesgo que ello supuso, ha sido castigada con dos carreras de exclusión para el piloto romano. Poco me parece comparado con las últimas ocasiones en las que se mandó a un piloto a casa: Niklas Ajo (2013) fue sancionado con una carrera por zarandear y empujar a un comisario (por reincidente), y lo mismo se aplicó a Jorge Lorenzo (2005) por repetidos incidentes de pilotaje excesivamente agresivo. Fenati, otrora promesa del motociclismo italiano en un periodo de crisis, es reincidente en su conducta antideportiva, y fue apartado del equipo Sky en 2014 por un acto de indisciplina. Es conocido por su carácter difícil. Si tiene problemas para controlarse, no está cualificado para participar en una actividad de riesgo como es el motociclismo deportivo.

opta

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios