LA CRISIS PERSONAL DE ZARCO, EL MEJOR EJEMPLO

El consejo de Marc a su hermano Álex para decir no o las precipitaciones en MotoGP

Las prisas por cerrar las formaciones en MotoGP de cara a la temporada 2019 han dado lugar a decisiones sorprendentes y en algunos casos algo precipitadas

Foto: Álex y Marc Márquez. (Foto: @alexmarquez73)
Álex y Marc Márquez. (Foto: @alexmarquez73)

La parrilla de MotoGP de la próxima temporada está prácticamente definida. Todo se ha desarrollado con una exagerada celeridad, provocando que a estas alturas de 2018 se hayan cerrado compromisos hasta final de 2020. Si se pudiera echar marcha atrás, seguramente más de un piloto cambiaría de parecer. Pero los pilotos no son precisamente los responsables de tanta prisa, sino los directores deportivos de MotoGP, que se han mostrado ansiosos por cerrar sus formaciones y captar el talento emergente. En este caso, Álex Márquez ha preferido ser cabeza de ratón a cola de león... aconsejado por su hermano Marc.

Antes de que el frenesí por los fichajes se apoderara de MotoGP, esta cuestión se regía por un tempo diferente. Se dejaba hacer, que pasara el tiempo, que se desarrollara la temporada, dejando que la competición separara el grano de la paja, sin dejarse deslumbrar por la fugaz brillantez de un buen resultado, y esperando que las sucesivas carreras confirmaran los destellos. Entonces, mediada la temporada, se consolidaban las negociaciones, y a la vuelta del descanso veraniego se confirmaban los acuerdos.

Las formaciones de la próxima temporada están prácticamente decididas. Todas las plazas en motos de fábrica están repartidas, y ya sólo quedan por decidir algunos puestos en los equipos privados. Sin duda que las más golosas son las del nuevo equipo SIC Yamaha, donde se da por hecha la llegada de Franco Morbidelli, y es más que probable que se sume a él Fabio Quartararo, un nombre de moda en el preciso instante en que se buscan jóvenes talentos para MotoGP, pero aún le queda camino por recorrer para afianzarse como piloto. Quizás sea el caso que mejor ejemplifica la impulsividad que domina muchas decisiones en MotoGP. Quartararo lleva en el Mundial desde 2015, cada temporada en un equipo diferente, y pasó a Moto2 en 2017 sin grandes resultados.

Junto a la urgencia por cerrar acuerdos hay una epidemia que se extiende entre los directores deportivos de MotoGP: contratar talento joven. Y no es precisamente porque MotoGP tenga una edad media elevada y haya una urgente necesidad de renovación: sólo siete de los actuales 24 pilotos de la categoría han pasado de los 30 años. Pero la tendencia es atraer pilotos emergentes, aunque no estén consolidados. A veces funciona, pero también tiene sus riesgos. También hay una explicación técnica para entenderlo. Con la importancia que cobra la gestión de los neumáticos en MotoGP, la experiencia adquirida en Moto2 tiene mucho valor. En la categoría intermedia hay poca potencia y no existen ayudas electrónicas al pilotaje -como el control de tracción-, por lo que los pilotos aprenden a buscar agarre y extraer el máximo rendimiento al neumático trasero. Ese talento para encontrar agarre donde no lo hay se convierte en una valiosa cualidad cuando se llega a MotoGP, y por eso a cualquier piloto que destaque en Moto2 se le presume esa cualidad.

Marc a Álex: quédate

La llegada precipitada a la categoría supone un riesgo, y no es lo mismo entrar por la puerta grande de un equipo oficial, como va a hacer Joan Mir con Suzuki, por ejemplo, donde hay mucho que ganar y poco que perder, que entrar con una escudería modesta. Ésta era la opción de Alex Márquez, la tuvo sobre la mesa, sólo le faltó estampar su firma con el equipo Avintia, pero su hermano Marc le convenció para que se quedara un año más en Moto2: más vale ser cabeza de ratón que cola de león…

Uno de los casos más evidentes de esta precipitada forma de actuar es Johann Zarco. El francés, que a lomos de su moto satélite, maravilló a todos en las primeras carreras convertido en el mejor piloto de Yamaha, se ha diluido como un azucarillo en un café. Tras la pole de Le Mans y su posterior caída, Zarco no es ni sombra de lo que fue. Para entonces ya se había confirmado su fichaje como piloto oficial de KTM, y también trascendió que había optado a la plaza de Dani Pedrosa en Honda.

La precipitación de Zarco

Esto ha sido, precisamente, el origen de sus problemas. Zarco ha confiado desde siempre todas las decisiones de su carrera deportiva en Laurent Fellon, que es como su segundo padre, el hombre que lo acogió en su casa desde los 15 años para ayudarle en su carrera deportiva. Fellon es su amigo y entrenador, ejerce de asistente y manager. Pero Fellon se vio superado por el complejo mundo de MotoGP, mostrando falta de experiencia. Se aferró prematuramente a una oferta de KTM en los primeros días de la pretemporada, cuando el fabricante austriaco ofrecía una imagen de prometedora evolución que el paso de las carreras no ha confirmado. Al parecer, Zarco firmó con la marca austriaca antes de empezar el campeonato, pero no se confirmó hasta mucho más adelante.

Después, en primavera, cuando Honda tuvo claro que Dani Pedrosa no seguiría en el equipo, hubo una aproximación a Zarco, que sorprendió a todos por el aparente desinterés que mostró. Nunca antes se había manifestado tanta desgana por Honda como la mostrada por Fellon. Y no se entendía. Luego se comprendió todo: Zarco ya había firmado con KTM.

A Zarco todo esto le pilló por sorpresa: por iniciativa de Fellon había dicho no a Honda para decir sí a KTM, que a duras penas consigue meter su moto entre las diez primeras. La situación ha provocado una crisis personal en Zarco, porque se ha visto perjudicado por el hombre en el que ha confiado su carrera deportiva, y le ha sumido en un dilema personal que está afectando a su rendimiento. Su ruptura con Fellon es un hecho, pero no deja de ser doloroso, y esta agitación interna que sufre Zarco está marcando su ánimo y condicionando su capacidad de trabajo.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios