segundo gran premio de la temporada

Por qué Marc Márquez no ganará o perderá por unas milésimas en Argentina

El Mundial de MotoGP llega a Argentina todavía emocionado por el desenlace del primer gran premio del año, disputado en Qatar. ¿Volveremos a disfrutar de tanta intensidad?

Foto: Marc Márquez sufrió una caída en el Gran Premio de Argentina de 2017. (EFE)
Marc Márquez sufrió una caída en el Gran Premio de Argentina de 2017. (EFE)

A pesar de las tres semanas transcurridas desde el Gran Premio de Qatar, el 'paddock' de MotoGP todavía no se ha recuperado del intenso desenlace de ese gran premio. La pregunta que todo el mundo se hace es si volveremos a tener una situación tan apretada, con los seis primeros clasificados en menos de cuatro segundos. Pero no nos engañemos, no siempre va a ser así. Tanto Qatar como Argentina, o la próxima carrera de Austin, no son una referencia válida para toda la temporada. Quizás haya un desarrollo de carrera similar, conservador al inicio y propicio a la igualdad, pero no dejará der ser un mero espejismo. Actualmente no hay más de tres o cuatro pilotos capaces de pelear por ganar.

Las tres primeras citas del Mundial 2018 van a estar marcadas por la estrategia. En Qatar se rodó lento al inicio para asegurar el neumático, y después se apretó en la parte final de la carrera, que fue lo que permitió que las diferencias no fueran muy grandes y llegara hasta la última vuelta un grupo bastante compacto. Por lo general, en MotoGP la vuelta rápida de carrera se marca en el primer tercio de carrera, así ha sido a lo largo de 2016 y 2017, pero en Qatar se marcó en la 19ª de las 22 vueltas de carrera, y la diferencia entre 'pole' y vuelta rápida también fue superior a la media: en las dos últimas temporadas la diferencia media fue de 1,4, y en Losail fue de 1,6.

Por eso llegaron tan apretados. Andrea Dovizioso dijo que Johann Zarco lideró porque ellos se lo permitieron. Fue una declaración sincera y sin segunda intención: si el italiano y Marc Márquez hubieran apretado antes, el grupo se habría estirado más y las diferencias habrían sido mayores. La clasificación de Losail no es muy representativa.

El apretado final del GP de Qatar entre Andrea Dovizioso y Marc Márquez. (EFE)
El apretado final del GP de Qatar entre Andrea Dovizioso y Marc Márquez. (EFE)

Test en Jerez

La semana pasada, varios equipos de MotoGP se concentraron en Jerez para realizar nuevas pruebas, entre ellos Repsol Honda, que acudió con sus pilotos titulares. Márquez y Pedrosa estuvieron trabajando durante una jornada en sus motos, y luego el nuevo probador Stefan Bradl continuó con las pruebas junto a los pilotos de Ducati, Petrucci y el probador Pirro; Aprilia; y KTM, con Espargaró y Kallio. Honda ha querido trabajar en Jerez para preparar el Gran Premio de España a pesar de que el año pasado se les dio bastante bien, con Pedrosa y Márquez al frente de la clasificación. Es evidente el paso adelante que ha dado Honda. Desde que se implantó la centralita única tuvo dificultades. Los japoneses, gente pragmática, se aplicaron aquello de 'si no puedes ganar a tu enemigo, únete a él', y lo hicieron a su manera: contratando a un técnico de Magneti Marelli para trabajar en la electrónica.

Yamaha no fue a rodar a Jerez, un escenario donde el año pasado empezaron a experimentar problemas de tracción y fue uno de los peores para la marca de los diapasones en 2017.

Los neumáticos

El circuito de Termas ha sido reasfaltado parcialmente, con lo que los pilotos esperan que se hayan eliminado algunos baches e irregularidades que presentaba el año pasado. Quizás por aquello de evitar sorpresas, Michelin tiene en Termas un neumático más de lo habitual –un compuesto medio extra, tanto delante como detrás–, con lo que hay cuatro opciones disponibles para cada rueda.

Ya el año pasado hubo movida con los neumáticos en Argentina, porque Michelin se presentó con un cuarto compuesto delantero que finalmente no se pudo emplear porque la comisión de seguridad de los pilotos vetó su uso –la llegada de ese compuesto fue a petición de Rossi– alegando que excedía la cantidad de opciones que permitía el reglamento, que sólo son tres. Se ha añadido un ajuste al reglamento para permitir que, de mutuo acuerdo entre los pilotos, pueda utilizarse. Y parece que esta vez no va a haber motín en Termas.

Jorge Lorenzo tendrá que negociar pronto su futuro en Ducati. (EFE)
Jorge Lorenzo tendrá que negociar pronto su futuro en Ducati. (EFE)

El futuro de Jorge Lorenzo

Lo que sí puede quitar el sueño a Jorge Lorenzo y a más de uno es el tema de la renovación de los contratos. El mallorquín dice sentirse tranquilo, pero es innegable que después de haber llegado a Ducati con el mejor contrato de la historia, va a tener que aceptar unas condiciones sensiblemente menores: se habla de la mitad e incluso menos. Luego está el tema de Dani Pedrosa, sobre el que sigue habiendo comentarios. ¿Y Zarco? ¿Seguirá con Tech 3 y por tanto con KTM? ¿O buscará otra marca? Todavía hay muchos cabos por atar.

Lo que sí es cierto es que la futura ruptura entre Tech 3 y Yamaha ha alterado los planes de Yamaha. La marca japonesa quiere a un joven talento italiano de la órbita de Rossi en sus filas, ante la segura entrada del VR46 Racing Team en MotoGP en 2021. Pecco Bagnaia, actual líder de Moto2, era una prioridad. Tech 3 lo tanteó, pero al conocer que el equipo iba a dejar Yamaha precipitó el acuerdo entre Bagnaia y Ducati, a través de Pramac. Y ya veremos en 2021 si Bagnaia es el piloto de futuro de Ducati o termina siendo el hombre de Valentino en Yamaha.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios