chapuza de ducati con jorge lorenzo

Una elección errónea, clave de la estrategia ganadora de Márquez en el día de Nieto

En una jornada cargada de emociones por el adiós a Ángel Nieto, Marc Márquez y su gente han vuelto a darle un baño al resto de los equipos con una hábil reacción tras una elección equivocada

Foto: Marc Márquez, este domingo en Brno. (EFE)
Marc Márquez, este domingo en Brno. (EFE)

Hace un mes, en el GP de Alemania disputado en Sachsenring, la última carrera antes de que el Mundial de MotoGP se tomara unas vacaciones, Marc Márquez sumó una valiosísima victoria, un triunfo de estrategia labrado en el seno del equipo más despierto del campeonato. Aquel triunfo devolvió a Márquez a la primera posición del campeonato, y este domingo en Brno ha consolidado su posición con otra demostración de agilidad mental y control de la situación. Porque Márquez ha sumado otra victoria nacida de una elección equivocada, demostrando una capacidad de reacción y una lucidez que nadie más tiene en el 'paddock' de MotoGP.

El campeonato está de duelo y en Brno todos saltaron a pista con la intención de honrar la memoria de Ángel Nieto, y la victoria inteligente de Márquez ha sido una excelente forma de rendir tributo al que fue, sin lugar a dudas, el piloto más listo que ha pisado un circuito.

Porque hay que ser muy inteligente para tener la capacidad de reacción que tuvo Márquez. No comenzó el día con las mejores sensaciones. En el entrenamiento libre matinal, cuatro horas antes de la carrera, probó el neumático trasero más duro y no se sentía bien. Por eso a la hora de correr, con la pista mojada tras el aguacero que descargó durante la carrera de Moto2, eligió el compuesto de agua blando, que le daría un extra de agarre en las primeras vueltas. No parecía la elección más adecuada, porque toda la parrilla se había decantado por el medio, pero Márquez buscaba sentir más confianza de la que tuvo por la mañana.

También definía una estrategia clara: intentar abrir un hueco desde la 'pole' para ganar tiempo a la hora de cambiar de moto, porque era evidente que a pesar de que la carrera fuera declarada en mojado, la pista se iba a secar. Pero enseguida Márquez se dio cuenta que se había equivocado: “Cuando vi que la carrera iba a ser en seco, decidí entrar rápido. En la segunda vuelta casi me caigo en alguna ocasión, pero luego mantuve mi ritmo y la carrera se convirtió en otra cosa”, dijo. Y vaya que si cambió.

Márquez, un líder sin ataduras

Márquez, que corre sin ataduras a pesar de ser líder del Mundial, reaccionó al caer de su error y no se dejó arrastrar por el convencionalismo. En la segunda vuelta cambió de moto y puso neumáticos de seco, una estrategia valiente e inteligente, y audaz una vez más, un ágil movimiento de un equipo que ha vuelto a dar una lección a toda la parrilla de MotoGP. Márquez y los suyos son un todo que entiende las carreras como uno solo, y esa excepcional relación se refleja en las carreras. En Brno han dado un baño a todos y han dejado en evidencia a muchos equipos.

De hecho, el perfecto funcionamiento del equipo de Márquez ha aireado gravísimas carencias en otras formaciones, que parecen salir a pista sin estrategia alguna: Jonas Folger, piloto de Tech 3, que entró al mismo tiempo que Márquez, al igual que Bradley Smith, Pol Espargaró y Jack Miller, tuvo que hacer una segunda parada porque su equipo no estaba listo para el cambio de moto. Los hombres del equipo oficial Yamaha retrasaron el cambio de moto hasta la quinta vuelta, cuando Márquez ya llevaba dos giros endosando 10 segundos por vuelta a la cabeza de carrera (Rossi), y a pesar de que desde el segundo parcial de la tercera vuelta se veía que el ritmo de Márquez era claramente superior.

No es nuevo. Yamaha sigue fallando claramente en la estrategia en las carreras 'flag-to-flag' (bandera a bandera): falló en Misano 2015, falló hace un mes en Alemania, y ha vuelto a fallar ahora en Brno.

La gran chapuza de Ducati Corse

Pero más grave aún fue lo sucedido en el 'box' de Jorge Lorenzo: aguantó liderando hasta casi el final de la cuarta vuelta, entró a cambiar de moto, pero su equipo no estaba listo, y fue superado en el 'pit lane' por los ocho pilotos que entraron siguiendo su estela. Aquí es doblemente dolorosa la situación, porque resulta que Ducati ha desarrollado un sistema de comunicación con el piloto que ya ha sido homologado por la dirección técnica de MotoGP, y que envía indicaciones al cuadro de mandos de la moto. El problema es que en una situación de carrera bandera a bandera como la que se ha dado en Brno, no debe ser el equipo el que dé indicaciones, sino ha de ser el piloto quien lleve la iniciativa, porque es el piloto el que dispone de la información más valiosa: el estado de la pista y sus sensaciones, y el equipo debe estar atento y con todo listo. Pero, para colmo de males, fue precisamente el equipo el que le indicó que entrara...

Lorenzo había planteado la carrera con corrección: estuvo delante el tiempo necesario y entró pronto a cambiar de moto. Si no hubiera fallado el equipo, es probable que hubiera luchado por el podio porque Pedrosa, que entró en la misma vuelta por detrás de él, fue segundo, y Viñales, que lo hizo una vuelta más tarde, tercero. Yamaha, con Rossi finalmente cuarto, pudo minimizar daños y enmendar la situación, que mediada la carrera parecía crítica.

opta

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios