LLEVA OCHO CAÍDAS EN ESTE 2017

La patata caliente de Márquez a Honda: o se mejora la moto o seguirá 'cayéndose'

Marc Márquez se ha caído esta temporada en ocho ocasiones intentando llevar al límite a su Honda. El piloto no va a cambiar su estilo de pilotaje, siendo Honda la que debe evolucionar

Foto: Marc Márquez durante el GP de España. (EFE)
Marc Márquez durante el GP de España. (EFE)

“Las ocho caídas que llevo vienen de rodar al límite, no vienen por sí solas. Cuando vas al límite, es lo que tiene. Para estar al nivel de las Yamaha hay que empujar al límite”. Marc Márquez acabó por los suelos el fin de semana en Le Mans, logrando su segundo '0' en cinco carreras. Su estilo, su instinto, no le permite dejarse llevar y asumir que su Honda es inferior a la Yamaha. Márquez quiere colocar a su moto donde no está como el maquinista que supera la velocidad establecida para una determinada vía… al final, el tren descarrila.

¿Es posible 'sujetar' a Márquez para no exigir tanto a su moto? El actual campeón del mundo no va a cambiar su forma de pilotar. Con dos roscos, quizás, se piense en no arriesgar cuando esté el pescado vendido al finalizar una prueba, pero quienes le conocen apuestan porque no se verá a un Márquez más tranquilo pese a los dos abandonos en cinco carreras. Desde esta perspectiva, parece que la patata caliente está más en el tejado de Honda -para que se pongan las pilas en la evolución de su moto- que en el del propio piloto, incapaz de no ir al límite.

En una charla al inicio de temporada con una persona habitual en el paddock de MotoGP describió para El Confidencial a Márquez como un piloto que “en cada curva está muy cerca de la catástrofe”. Su control sobre la moto es tal que se permite hacer movimientos que para el de fuera están más relacionados con el preludio de una caída que con una reacción a tiempo para evitar el desastre. Si a esta circunstancia se le añade que su mentalidad ganadora debe discutir actualmente con una moto que no está ni para oler el podio en determinados circuitos: lo dicho, dos '0' de cinco pruebas.

Lo peor de Honda, lo mejor de Márquez

“Lo que se vivió en Jerez fue una carrera de otro mundo, no sé por qué”, señalaba Márquez el pasado fin de semana en el GP de Francia para tratar de hacer ver que lo ocurrido en España fue una excepción (dos Honda en el podio). Allí la Yamaha no funcionaba bien, al contrario que en Le Mans. El punto débil de la actual Honda resulta ser uno de los puntos fuertes de Márquez, la frenada y esos movimientos a bajas velocidades. El pasado domingo, Marc se fue al suelo en una frenada… se pasó del límite.

Tiene que arriesgar más en trazados con curvas lentas y, afortunadamente para él y su equipo, las próximas pistas le dan un respiro: Mugello y Barcelona proporcionarán curvas de velocidad media y alta reduciendo la necesidad de exprimir tanto a su Honda RC213V. Esta semana, con una sesión de entrenamiento que ha preparado el equipo en el Circuit de Catalunya, esperan encontrar soluciones de cara a no perder comba en este campeonato que aparentemente tiene controlado Yamaha.

[Lea más noticias de motociclismo]

Lo mejor de todo esto es que pese a haber fallado en dos carreras, Márquez está situado a 27 puntos del liderato de Maverick Viñales. 2017 está siendo un año de fallos y los tres primeros clasificados (Maverick, Pedrosa y Rossi) también suman un '0' en alguna de las pruebas disputadas. Dentro de lo malo, el riesgo asumido por Márquez -vencedor del GP de EEUU- no le ha alejado demasiado de la lucha por el título. Mugello, Cataluña y los ingenieros de Honda posibilitarán que continúe en la pelea en las próximas semanas… porque por lo que a él respecta, no va a modificar su pilotaje para evitar otra caída.

opta
Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios