ha fallecido en el circuito de montmeló

Luis Salom, el chico de los tatuajes que empezó a montar con ocho años

El piloto fallecido en Montmelo tenía el cuerpo lleno de tatuajes y se le podía ver rezando antes de las carreras. Empezó con ocho años y llegó a ser subcampeón del mundo

Foto: Ktm moto3 rider salom shows the thumb up to photographers after taking pole position during the qualifying of the catalunya grand prix in montmelo circuit near barcelona
Ktm moto3 rider salom shows the thumb up to photographers after taking pole position during the qualifying of the catalunya grand prix in montmelo circuit near barcelona

Luis Salom es la última muerte del campeonato del mundo de motociclismo. Un fortísimo accidente en el Circuito de Montmeló ha cercenado la vida del SAG Racing Team. El mallorquín nació en Palma de Mallorca en 1991 y, como con tantos otros pilotos su pasión por la velocidad venía de lejos y ya con ocho años competía en Supermotard con máquinas de baja cilindrada.  Su progresión en estas categorías le hizo saltar al Campeonato de España de Velocidad, la mayor cantera del mundo de las motos, en el año 2007. "Vengo de una familia muy motera, siempre me ha tirado mucho, no tuve ninguna obligación, a mi padre le daba igual y yo le pedí correr", contó el piloto en su día en una entrevista a 'Marca'. El piloto era religioso y siempre rezaba antes de cada carrera, como le contó a El Confidencial en una entrevista en el pasado año 

[Luis Salom fallece en un accidente en Montmeló]

Luis Salom, el chico de los tatuajes que empezó a montar con ocho años

Poco a poco fue progresando por las categorías inferiores del motociclismo. En su primer año en el CEV quedó séptimo y fue capaz de conseguir incluso un podio en Cataluña. Su debut en el campeonato del mundo llegó en 2009, en el Gran Premio de España. Lo hacía como piloto invitado, una plaza que también consiguió en el circuito de Cataluña ese mismo año. En la temporada 2009, con solo 18 años, ya montaba en una Aprillia en sustitución de Simone Corsi. Aquel año consiguió 21 puntos en el campeonato y llegó a ser sexto en Donington. 

No fue hasta su tercera temporada cuando consiguíó su primer podio en la tercera categoría del motociclismo mundial. Fue en el Assen, la catedral del motociclismo. Una segunda posición que le dio alas y le llevó a quedar octavo en el campeonato de 2011 con 116 puntos. Un poco más adelante logró otro segundo puesto, esta vez en Australia. Salom empezaba a tener resultados notables en el campeonato. 

[Álbum: la vida de Luis Salom]

En el año 2012 cambió drásticamente el motociclismo y a Luis Salom le cogió también con un cambio importante en su vida. Seguía en la tercera categoría, llamada a partir de entonces Moto3, pero lo hacía en una de las motos más competitivas del mundial, la KTM. Con esa moto aprendió lo que es ganar, fue en el Gran Premio de Indianápolis, en una última vuelta vertiginosa en la que pudo quedar por delante de Sandro Cortese y Maverik Viñales. También ganó en Aragón y fue acumulando buenos resultados hasta el punto de terminar segundo en el campeonato detrás de Cortese. 

A punto de ganar el Mundial

Un año más tarde fichó por Red Bull y sus resultados fueron aún mejores. Salom ganó siete carreras en la categoría y llegó a la última carrera con opciones de título. Se jugaba todo con Alex Rins y Maverick Viñales. Estaba todo en un puño y no fue capaz de imponerse. Viñales ganó la carrera y, de pasó, también el campeonato del mundo dejando a Salom sin premio final a pesar de haber sido el piloto con más carreras ganadas en toda la temporada. Solo sus dos últimas carreras, muy por debajo de sus resultados previos, le apartaron del título. Terminó quedando tercero en la competición. 

[Conmoción en el deporte por la muerte de Luis Salom]

Sin haber ganado en Moto3 decidió Salom que era el momento de marcharse, probar otros retos. Encontró acomodo en Moto2, en el equipo de Sito Pons. También subió con él Maverick Viñales, en el mismo equipo. Su temporada demostró que era un corredor a tener en cuenta. Quedó octavo en el mundial y subió en dos ocasiones al podio: en Argentina y en Montmeló, donde logró terminar segundo. 

La temporada 2015 resultó decepcionante para Salom, que no fue capaz de subir al podio en todo el año. 

Esta temporada cambió de equipo, siguió en KTM pero bajo la estructura del SAG Team británico. El año no pudo empezar mejor, con unas segunda plaza en la carrera de Qatar que abría el campeonato. Después volvió a tener problemas con la moto, a no entrar en los puestos de privilegio. En los entrenamientos de Cataluña un fortísimo golpe le ha quitado la vida. Su muerte es la 103 en el Campeonato Mundial, una tragedia que no ocurría desde el fallecimiento de marco Simoncelli en 2011.

Salom destacaba en el 'paddock' por su piel tatuada, tenía 14 en todo su cuerpo y no descartaba seguir haciéndose más. Todos ellos tenían significado para alguien que era religioso aunque no le gustaba hablar del tema, aunque antes de cada carrera se le podía ver sentado en la moto rezando.

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios