DEBERÁN HACER FRENTE A 6,6 MILLONES DE EUROS

El Tribunal Supremo multa a dos socios de Dorna Sports por fraude a Hacienda

El Tribunal Supremo impuso una multa de 6,6 millones por una infracción grave a la Ley General Tributaria a dos socios de la empresa que organiza el mundial de MotoGP

Foto: Dorna Sports es la encargada de organizar el Mundial de MotoGP (Cordon Press).
Dorna Sports es la encargada de organizar el Mundial de MotoGP (Cordon Press).

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo confirmó que Dorna Sports, organizadora del mundial de motociclismo, y dos de sus directivos simularon una compraventa de acciones para obtener ventajas fiscales y un reparto de dividendos encubierto, según fuentes del alto tribunal. La entidad y sus responsables tendrán que hacer frente a las liquidaciones del Impuesto de Sociedades e IRPF, calculadas inicialmente por Hacienda en 25,5 millones, al considerar que cometieron una infracción tributaria grave por actuar con ocultación, por lo que, además, tendrán que pagar una sanción económica.

La decisión, recogida en doce sentencias, supone que los socios de Dorna Carmelo Ezpeleta y Enrique Aldama, y sus respectivas esposas, deberán pagar 3,9 millones de euros y 2,7 millones respectivamente en concepto de IRPF del año 2004. Además, la sentencia establece que ambos cometieron una infracción grave al no haber ingresado el dinero que debían, por lo que también serán sancionados.

En julio de 2010, la Agencia Tributaria les impuso sendas sanciones de 5,1 y 1,2 millones por considerar que la infracción tributaria era muy grave (no sólo habría medido ocultación sino también medios fraudulentos), pero la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional las rebajó al entender que la infracción era leve. El Supremo estima ahora en parte los recursos del abogado del Estado y establece que la falta es grave: hubo ocultación pero no empleo de medios fraudulentos.

Las resoluciones afectan sobre todo al Impuesto sobre Sociedades de Dorna de los años 2003, 2004, 2005 y 2006, por los que inicialmente Hacienda calculó una cuota a ingresar de 16,6 millones de euros, por la simulación de la compraventa de acciones y por considerar improcedente la deducción de un fondo de comercio surgido en fusiones en los ejercicios 1999 y 2003. A ello sumó una sanción por infracción muy grave de 17,2 millones de euros. Esas cantidades fueron reducidas en su día por la Audiencia Nacional.

La simulación apreciada por Hacienda, la Audiencia Nacional y ahora el Supremo se produjo en 2003 y 2004 en una operación de venta de participaciones de Dorna a una sociedad con un capital suscrito por los mismos socios vendedores, financiada mediante un préstamo, y cuyo importe se destina en parte a los socios, persiguiendo en realidad un reparto de dividendos encubierto, informa un comunicado del Supremo. "La elevada rentabilidad que obtienen los socios con la enajenación de sus participaciones no encuentra referencia alguna posible en criterios de mercado", recuerdan los magistrados del alto tribunal.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios