CERVERA SE RINDE A LOS DOS PILOTOS

Los Márquez y la felicidad de celebrar dos títulos mundiales, "algo casi imposible"

Los hermanos Marc y Álex Márquez realizaron su primera rueda de prensa conjunta antes del homenaje por haber logrado los títulos de campeones de MotoGP y de Moto3

Foto: Los hermanos Márquez, los reyes del campeonato del mundo de motociclismo.
Los hermanos Márquez, los reyes del campeonato del mundo de motociclismo.
Los hermanos Marc y Álex Márquez realizaron su primera rueda de prensa conjunta antes del homenaje por el título de campeón del Mundo de MotoGP y Moto3, respectivamente, señalando ambos su admiración mutua, reflejada en Marc, que comentó la gran fortuna que tiene por celebrar por cuarto año seguido un campeonato mundial. "Tengo la gran suerte de que es el cuarto año que lo podemos celebrar y disfrutar. Me alegré más cuando Álex ganó el título en Valencia que cuando yo lo conseguí en Japón. Lograr dos títulos mundiales es algo que parece casi imposible de conseguir", señaló el mayor los Márquez. Álex recordó que hace dos años, cuando logró el Campeonato de España de Moto3 "dije que algún día volvería aquí como campeón del mundo, pero la verdad no esperaba que fuera tan pronto".

El menor de los Márquez, de 18 años, explicó que esta semana no pudo descansar mucho "porque estaba en Jérez probando la Moto2. Poco a poco lo voy asimilando todo y lo estoy pasando muy bien. Ahora espero aprovechar lo que queda del día con mi hermano porque la fiesta es también para todos los aficionados que nos han apoyado desde siempre". También Álex, por eso de ser su primer título, estaba impresionado por todo lo que sucede a su alrededor. Reconoció su felicidad por el recibimiento de su pueblo: "Es fantástico. Es todo un orgullo el ver tu imagen y tu bandera en los balcones. Cervera siempre nos apoyó y es muy bonito porque aquí tu gente esta muy cerca".

Por su parte, Marc recordó que ya no sólo es Cervera la localidad que le apoya "sino toda la gente que viene de fuera. Además, aquí durante todo el año la gente del pueblo nos apoya en cada carrera y esto te hace sacar más fuerzas y seguir en esta línea". Ambos pilotos dijeron que los numerosos elogios que reciben no se les han subido a la cabeza. "Si recibes elogios es porque estás haciendo algo bien hecho y debes estar preparado para recibirlos al igual que recibes las criticas y quedarte con lo que te interesa. Yo los hago servir para seguir adelante", indicó Marc. Para Álex, "todo son palabras de ánimo para continuar y crecer en tu voluntad de seguir mejorando aunque no me los crea mucho, pero me sirven para mirar hacia adelante".

Sobre la próxima temporada, Alex Márquez, que debutará en Moto2, no quiso avanzar muchas cosas: "No he podido entrenarme mucho en Jérez a causa de la lluvia, ya que sólo pude dar 50 vueltas. Me he divertido mucho con la moto, pero aún más el pasado lunes cuando probé la Moto GP de mi hermano en Cheste". Cuando se le preguntó a Marc si su hermano podría ganar el título de Moto2 el primer año, algo que él no logró, contestó con alguna duda: "Al final, lo lógico será que su objetivo sea luchar por el título, pero ahora no se pueden sacar conclusiones porque aún no hizo la pretemporada. No se puede descartar nada y el objetivo será luchar por el podio desde el principio".

Para Álex, el momento más especial fue "cuando Marc logró la novena victoria consecutiva. Supo soportar la presión hasta final de la temporada donde la gente pensaba que podía ganarlo todo". Marc resaltó que lo de "aguantar la presión de Miller" que hizo su hermano en Moto3, igual él hubiese "entrado al trapo". "Creo que ya me empezáis a conocer y paciencia tengo poca en la pista, y me hubiera costado hacer lo que hizo Alex de mantenerse al margen de esa pelea. Lo que más me sorprende es que ahora me puedo mantener al margen, porque yo, con 18 años, era de 'mecha rápida' y no me hubiese controlado", dijo el mayor de los Márquez.
Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios