SE JUEGA EL TÍTULO DE MOTO3 CON JACK MILLER

Àlex Márquez, entre la agresividad de Marc y sus ganas de "competir deportivamente"

La madre de todas las batallas en Moto3 tendrá lugar en Valencia. Àlex Márquez llega con 11 puntos de ventaja sobre Miller con quien saltaron las chispas en Malasia

Foto: Àlex Márquez en el GP de la República Checa (Efe).
Àlex Márquez en el GP de la República Checa (Efe).

“Hicimos lo necesario para llevar la batalla a Valencia”. Tras sus declaraciones en Twitter, Jack Miller tiene claro que en Cheste se vivirá la madre de todas las contiendas. Separados por once puntos, Àlex Márquez y él pelearán por la corona de Moto3 antes de despedirse de la menor de las categorías. Es el único título que todavía no tiene dueño y las chispas prometen saltar en el trazado Ricardo Tormo después de lo vivido en Malasia: hasta siete toques entre el australiano y el catalán. El primero tiene claro que el objetivo es convertir la carrera en una guerra de guerrillas mientras que el segundo se debate entre los consejos de su hermano Marc, que apela a la agresividad, o las ganas de conquistar el título de la manera más limpia posible.

Antes de viajar hasta Valencia, es obligatorio volver la vista atrás y parar en Motorland. El circuito aragonés marcó un antes y un después para Márquez y Miller pues el australiano perdió el liderato en detrimento del español. Un instante definió toda la carrera y cambio el curso de la misma: Miller se fue al suelo tras un contacto con Àlex. Después del accidente, el australiano tuvo que regresar a boxes para reparar su moto. Volvió a salir, pero se estrelló por segunda vez y terminó fuera de los puntos. Márquez terminó la carrera en segunda posición detrás del ganador Romano Fenati. El resultado fue significativo para la clasificación. El piloto del Estrella Galicia 0,0 la encabezaba por 11 puntos sobre Miller, que había liderado la tabla desde el inicio de la campaña 2014.

El australiano tiene aquella carrera muy presente y así lo demostró en Malasia. El objetivo en Valencia es el mismo que en Sepang: convertir el gran premio en una guerra de guerrillas para buscar las cosquillas a Álex Márquez. La presión está sobre el manillar de la Honda del piloto de Cervera por lo que Miller sólo tiene que aumentarla y apretar para provocar el fallo de su rival. En Malasia buscó el contacto y se contaron hasta siete toques entre ambos, en Valencia las armas del australiano no se desvelarán hasta el domingo, pero ya se sabe que en el amor y en la guerra todo vale. Miller es el primero de los problemas de un Àlex Márquez que también tendrá que lidiar con su compañero de box, Rins, sobre el que no habrá órdenes de equipo, Efrén o Kent, fiel escudero de Miller. Y a estos factores hay que añadir la enorme igualdad que reina en Moto3, una ventaja que se convierte en un inconveniente cuando el título se juega en la última carrera.

Àlex sabe que depende de sí mismo, pero además es consciente de que no tiene que ceder más de diez puntos respecto al australiano. Las cuentas están claras. Como siempre el camino más fácil y directo es la victoria para el piloto del Estrella Galicia 0,0 aunque si fuera Miller el que ganase, Márquez sólo tendría que terminar en el podio para convertirse en campeón. A su favor, como bien dijo su hermano Marc, está ser “el tío más tranquilo del mundo” y el haber “estudiado vídeos” para hacerse una idea de cómo puede ser el GP de Valencia. Al mismo tiempo, Àlex reconoció que este domingo “se pueden dar todas las situaciones que seas capaces de imaginar” e insistió en una palabra: deportividad.

El pequeño de los Márquez no piensa variar sus planes para Valencia: “Saldremos a ganar, como hemos hecho siempre, pero lo que importa es que hagamos nuestra carrera e intentemos cerrar el título”. Y en esos planes entra protagonizar una carrera limpia en la que se compita deportivamente. Sabe cuáles son las cartas que puede jugar y lo hará, pero con limpieza. Y ahí es donde entra el debate. Esta semana Àlex Crivillé comentaba que “seguro que su hermano Marc le habrá enseñado y explicado muy bien la lección de cómo afrontar esta carrera con tanta presión” y así es. El campeón de MotoGP aconseja a su hermano, le muestra cómo aguanta la posición, se cierran los huecos o logra imponerse en una pelea cuerpo a cuerpo… y le recomienda dar un paso al frente para ser más agresivo.

El piloto del Estrella Galicia 0,0 escucha y absorbe la experiencia de Marc para desterrar la ternura que evidenció en Malasia y no volver a ceder ante Miller en la que será la madre de las batallas… y su despedida de Moto3. Valencia puede ser el fin de fiesta perfecto o la peor de las resacas.

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios