FUE SEGUNDO EN MOTEGI POR DETRÁS DE LORENZO

Marc Márquez, campeón del mundo de Moto GP por segundo año consecutivo

Era su primer 'match-ball' y no lo desaprovechó. Marc Márquez se ha proclamado campeón del mundo en el GP de Japón siendo segundo por detrás de Lorenzo

Foto: Márquez celebra el título de campeón en el podio de Motegi (Reuters).
Márquez celebra el título de campeón en el podio de Motegi (Reuters).

Era su primer ‘match-ball’ y no lo ha desaprovechado. Marc Márquez se ha proclamado campeón del mundo en el GP de Japón tras un fin de semana cargado de dudas: no logró dominar en la sesiones de entrenamientos libres, con caída incluida, y tampoco en la clasificación que le llevó a la cuarta posición de la parrilla. Poco le importó. Soñaba con revalidar el título en Aragón por lo especial del circuito, pero lo ha hecho en Motegi, casa de Honda, la casa que le ha puesto en sus talentosas manos la mejor máquina del Mundial. Minutos antes de empezar la función no dudaba, tenía claro el objetivo. Y este era el título, que llegó después de remontar. Salió cuarto y cayó al sexto lugar cuando el semáforo cambió de color, para después iniciar una lenta pero firme remontada.

 

 

Actuó con su habitual inteligencia y después de dar el primer aviso a Valentino Rossi, a ocho vueltas del final logró adelantarle y cerrar a tiempo para que el italiano no le contestase como en el giro anterior. Sabía que esa posición le daba su segundo mundial consecutivo como también comprendió que la victoria era asunto de Jorge Lorenzo. No era día para arriesgar sino para celebrar un título marcado por las marcas e hitos rotos a lo largo de la temporada. Entre las opciones matemáticas que tenía estaba la que le obligaba a concluir por delante de Valentino Rossi y Dani Pedrosa y cumplió con esa posibilidad. Desempolven los libros de historia, el campeón Marc Márquez vuelve a ser campeón. El de Repsol Honda lo celebró con un ritual muy al estilo nipón: con una katana que le entregó un samurai acompañado de dos geishas. Con ella cortó el hilo de un globo blanco con el número uno para acto seguido ponerse un casco dorado con el que terminó de dar la vuelta de honor al circuito de Motegi.

El mero hecho de salir desde la primera línea de la formación de salida, con el segundo mejor tiempo, le sirvió de excusa perfecta a Rossi para ponerse al comando de la carrera cuando se apagó el semáforo. Por detrás Jorge Lorenzo y Marc Márquez se tocaron en la apurada de frenada de final de recta. Pero el mallorquín no tardó mucho en dar buena cuenta de Andrea Dovizioso desde la tercera plaza para ponerse tras el rebufo de Rossi, que intentó poner tierra de por medio rápidamente, aunque sin éxito. Márquez completó el primer giro en quinto lugar, justo por delante de Dani Pedrosa. Sin perder los nervios, Marc comenzó a remontar posiciones. Primero doblegó a Iannone para colocarse cuarto con apenas 1,4 segundos de diferencia respecto a Rossi y después con su primera vuelta rápida para llegar hasta el rebufo de la Ducati de Andrea Dovizioso.

En esa misma vuelta, la cuarta, Jorge Lorenzo pasó a la acción y superó con un espectacular interior a Rossi, que intentó devolverle sin éxito la maniobra una curva después. Asentado en la primera posición Jorge Lorenzo, éste buscó su ritmo, marcó vuelta rápida en el séptimo giro y se fue alejando poco a poco de sus rivales de turno, Rossi, Dovizioso y Márquez. Éste, una vuelta después, adelantó al italiano de Ducati mientras Pedrosa rodó en tierra de nadie, quinto, y unas décimas más lento que quienes le precedían, lo que poco a poco le alejó de ellos. Con las posiciones más o menos estabilizadas en cabeza de carrera, fue en el decimocuarto giro cuando Pedrosa vio la oportunidad de doblegar a Dovizioso y con un bonito interior le superó para situarse cuarto. Mientras Márquez no veía la oportunidad de superar a todo un Valentino Rossi que le puso las cosas muy complicadas al español camino de su segundo título mundial de MotoGP consecutivo.

A nueve vueltas del final Marc Márquez intentó por primera vez superar a Valentino Rossi y aunque inicialmente logró su objetivo y ambos se tocaron con las fibras de sus motos, el italiano no esperó demasiado para devolverle la acción con éxito. Una vuelta después, el piloto de Repsol lo volvió a intentar y esta vez sí le cerró la puerta al nueve veces campeón italiano, el único que en esos momentos le podía impedir proclamarse campeón del mundo matemáticamente. En apenas dos vueltas Marc Márquez logró la ventaja suficiente como para consolidar una segunda plaza, por delante de sus máximos y únicos rivales por el título mundial, Valentino Rossi y Dani Pedrosa, que le permitió proclamarse campeón del mundo por segunda vez consecutiva tres grandes premios antes de la conclusión del campeonato.

Márquez pudo con la presión

Marc Márquez ha reconocido, tras revalidar el título mundial, que es algo "increíble", y ha asegurado además que hay "mucha presión" aunque la gente lo vea fácil. “Sólo es mi segundo año en MotoGP y tener ya dos títulos es algo increíble. Quizá mucha gente lo ve fácil porque siempre estoy sonriendo, pero hay mucha presión", apuntó en declaraciones facilitadas por su equipo.

En cuanto a la presión con la que afrontó la carrera en el circuito de Motegi, Márquez ha manifestado que "la carrera no cuenta hoy". "Quizá no he corrido como siempre, me he sentido un poco diferente. Era difícil adelantar y no quería cometer un error. He tenido dos errores en las últimas carreras, pero ya tenemos el título. Es increíble conseguirlo aquí, en casa de Honda. Gracias a mi familia, a Honda y los fans, todos me han estado apoyando. Es realmente como un sueño", declaró.

Respecto a la estrategia estudiada antes de la carrera para certificar el título en Japón, el ilerdense ha explicado que está "muy contento de haber conseguido este segundo Campeonato del Mundo consecutivo. Es difícil mantener este nivel, pero aún así lo hemos logrado. Ahora llega el momento de disfrutar este título. En la carrera he tenido muy claro mi propósito, que era acabar delante de Valentino Rossi y Dani Pedrosa", apuntó. "Sólo tenía un objetivo y lo importante es que lo he conseguido. Quiero dedicar este Mundial a toda la gente que me ha ayudado. Especialmente a mi familia y equipo, que son la base de todo esto", finalizó el nuevo bicampeón del Mundo de MotoGP.

opta

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios