VIÑALES, A LA CATEGORÍA REINA CON SUZUKI

El producto 'made in Spain', una apuesta segura para los equipos de MotoGP

Suzuki volverá a MotoGP en 2015 de la mano de Aleix Espargaró y Maverick Viñales, apostando por dos pilotos españoles que son sinónimo de calidad y éxitos

Foto: Maverick Viñales celebra su victoria en Moto2 en el GP de Aragón (Reuters).
Maverick Viñales celebra su victoria en Moto2 en el GP de Aragón (Reuters).

Probablemente se trataba del secreto peor guardado de Moto2 por mucho que el protagonista de la historia intentase echar balones fuera. Hace un par de semanas, en un evento de Stihl en Zaragoza, Maverick Viñales insistía en que no había nada y que el camino por recorrer todavía era largo. Ha debido dar gas a fondo porque quince días después, se ha hecho oficial su salto a MotoGP de la mano de Suzuki, noticia que no ha sorprendido a nadie. Tras dos años de ausencia, la marca japonés regresa a la máxima categoría con fuerzas renovadas, el ímpetu de un talento precoz como el de Maverick Viñales y la experiencia de Aleix Espargaró, un piloto en plena ebullición. El producto ‘made in Spain’ está de moda. Y, además, da garantías.

Bien es cierto que en la máxima categoría no existen equipos españoles como en Moto2 o Moto3, pero los pilotos con DNI nacional forman el grupo más numeroso de MotoGP. Barberá, Bautista, Márquez, Pedrosa, Aleix y Por Espargaró y Jorge Lorenzo, un total de siete corredores que al año que viene recibirán a Maverick Viñales. El buen trabajo que se está llevando a cabo con la cantera ha dado como resultado una excelsa y amplia remesa de pilotos españoles que en los últimos años se han firmado un par de tripletes. Hazañas que han colocado a España como referente del motociclismo en las tres categorías que dan forma al Mundial despertando ciertos recelos y críticas. Además, actualmente los hermanos Márquez y Tito Rabat son los que mandan en las tablas de clasificación.

En 2010, Lorenzo, Elías y Márquez se llevaron el título de MotoGP, Moto2 y 125cc, respectivamente, mientras que tres años después los nombres de los campeones fueron Márquez, Pol Espargaró y Maverick Viñales. En 2011 el único campeón fue Nico Terol en la menor de las categorías y una temporada después tomaron el testigo Lorenzo en MotoGP y Marc en Moto2. Antes, en 2005 fue Dani Pedrosa el mejor piloto de 250cc, algo que también experimentó Lorenzo en 2006 cuando Álvaro Bautista hizo lo propio en 125cc. Un año después el mallorquín repetiría en la misma categoría y en 2009 fue Simón el que conquistó la categoría del octavo de litro. La constante lluvia de título es una credencial de suficiente peso para que los equipos confíen en los pilotos nacionales. No sólo dominan la parrilla, también dan garantías de éxito. Tanto que, por ejemplo, Repsol Honda tiene el equipo más español de la parrilla con Márquez y Pedrosa como estandartes.

Tres temporadas sin Suzuki

Teniendo en cuenta la valía el talento español cuando se trata de enfrentarse al manillar de una moto, no es de extrañar la elección que ha hecho Suzuki para su regreso a MotoGP. Hace dos años anunciaron que dejaban la máxima categoría para desarrollar una moto que les permitiera ser competitivos y estar al nivel de las otras grandes marcas como Yamaha u Honda, teniendo en cuenta que Ducati se ha pasado a la categoría Open. El paddock dio por hecho que la presente temporada sería en la que las Suzuki volverían a dibujar las curvas del Mundial, pero han optado por esperar un año más. En 2015, la GSX-RR volverá a dar gas después de un desarrollo de tres años en los que han tratado de poner a punto y construir una máquina veloz.

Tal y como ha informado MotoGP, la moto que verá la reaparición de la fábrica japonesa equipa un motor de nuevo desarrollo de cuatro cilindros en línea que brinda un carácter fuerte, un propulsor flexible, eficiencia en el consumo de combustible, y durabilidad a un alto nivel. El chasis tiene un diseño estrecho que potencia la maniobrabilidad y la aerodinámica y optimiza la fuerza del cuerpo y un buen equilibrio de pesos. El objetivo de la marca ha sido desarrollar un prototipo de MotoGP altamente competitivo que aproveche la excelente maniobrabilidad desarrollada a lo largo de los años sobre la GSX-R.

Experiencia y atrevimiento

Para ello, Suzuki ha elegido a Aleix Espargaró y Maverick Viñales. Debido a su escasa experiencia en el desarrollo de motos, el piloto de Moto2 ha dejado en manos del primero esta labor. El actual piloto de Pons Racing ha advertido que han seguido todas las pruebas que ha hecho Suzuki, las mejoras son sustanciales aunque hasta que no se suba a la moto no sabrán en qué punto se encuentran. La marca japonesa ha confiado en un piloto que conoce la máxima categoría y que se encuentra en plena explosión como es Aleix Espargaró y en el descaro de Maverick Viñales, proclamado Rookie del año en Motorland.

El fichaje del catalán ha sido la noticia que menos sorpresa ha causado pues se trataba de un secreto a veces. El actual piloto de Moto2 no ha escondido su ilusión por compartir parrilla junto a los grandes nombres del Mundial y ha asegurado que está preparado y seguro de su decisión. Adaptarse no será un problema ya que ha demostrado una calidad innata para hacerlo con extrema rapidez. Maverick Viñales vive un sueño que, en un principio, pensó que era una broma ya que no se esperaba la apuesta de Suzuki en su vuelta a escena. Tener un campeón precoz (es el más joven en ganar un gran premio con 16 años y 123 años), un prodigio sobre la moto que ama la velocidad, se muestra agresivo y frío cuando empuña el manillar sin asustarse ha sido determinante. Y es que el producto ‘made in Spain’ no sólo está de moda, es el que marca el ritmo en el Mundial de Motociclismo.

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios