EL LÍDER RECONOCIÓ SU ERROR

La astucia de Lorenzo gana la batalla a la imprudencia de Márquez

Lorenzo tiró de paciencia, esperó al momento correcto y todas las piezas encajaron. Márquez arriesgó al seguir con neumáticos lisos sobre mojado y acabó en el suelo

Foto: Jorge Lorenzo liderando la carrera de MotoGP en Motorland (Reuters).
Jorge Lorenzo liderando la carrera de MotoGP en Motorland (Reuters).

Entre todas las hipótesis que se barajaban sobre la carrera de MotoGP en Motorland, pocas se acercaban a lo visto este domingo en el trazado aragonés. La niebla retrasó la cita y la lluvia complicó las cosas más de lo esperado. La máxima categoría arrancó con el cielo poblado de nubes aunque sin el agua que hizo acto de presencia al final de la prueba. Con el cambio de escenario, se pusieron a prueba las estrategias de los pilotos y, en esta ocasión, Marc Márquez no acertó. El líder del Mundial apostó por aguantar con neumáticos de seco sobre una pista mojada. Jorge Lorenzo tiró de paciencia, esperó al momento correcto y todas las piezas encajaron. Por primera vez en lo que va de temporada, el mallorquín se subió a lo más alto del podio y el catalán se conformó con ser decimotercero y arañar tres puntos. La astucia ganó al riesgo.

Brno, Rimini y Motorland son los tres circuitos en los que Marc Márquez ha permitido que sus rivales más directos se suban a lo más alto del podio. El primero en hacerlo fue Dani Pedrosa; Valentino Rossi recogió el testigo en casa, donde mejor saben los triunfos. Mientras, Jorge Lorenzo confiaba en que llegaría su momento. Igual que en la carrera de este domingo, se armó de paciencia mientras desvelaba las razones que le habían relegado a un segundo plano. Cita a cita, el piloto de Yamaha iba acumulando las ganas por saborear el triunfo. Y éste llegó en el circuito donde menos se esperaba: en un trazado ideal para Honda y donde Márquez se mueve como pez en el agua. Un medio en el que ayer no se movió con comodidad.

Jorge y Marc levantaron a los aficionados de sus asientos con sus continuos adelantamientos y su pelea por la victoria… hasta que la lluvia cambió el guion escrito para Motorland. Era el momento de esperar el movimiento de su rival, de aguantar hasta descubrir la estrategia del otro, el as en la maga o la vuelta en la que entraría a cambiar la moto por una con neumáticos para el asfalto mojado. Lorenzo esperó y decidió hacer una apuesta de riesgo: “En el último momento, en los últimos metros de la última curva, he decidido entrar a cambiar de moto. He visto en la recta larga era un segundo más lento que con el neumático de agua. He pensado: o nos quedamos en pista y hacemos cuarto o quinto o entramos y ganamos o acabamos el quince”.

Su astucia en “una de las mejores carreras” de su trayectoria se vio reforzada por el error de Marc Márquez. La ventaja que ha ido atesorando gracias a sus once victorias le ha proporcionado un colchón suficiente para hacer frente a ciertos imprevistos, pero lo cierto es que el líder ha cometido dos fallos consecutivos. El Misano se fue al suelo por ir demasiado al límite y en Aragón por intentar guardar un margen que se volvió en su contra: “Sólo pensaba en la distancia que tenía y en el tiempo y las vueltas que quedaban. Estaba calculando, veía que lo podía hacer, pero no he considerado el riesgo que había en agua y seguramente en otra ocasión emplearé una táctica diferente”.

El líder decidió seguir rodando con neumáticos lisos e incluso dejó pasar a Lorenzo porque pensó que “se caería él primero. Es así, el que llega primero a la curva te marca el ritmo, pero luego he sido yo primero y al final me he caído”. Márquez arriesgó y no le salió bien. Mientras el resto de la parrilla decidía cambiar su moto, él, Pedrosa y Lorenzo aguantaron. El de Yamaha entró a tiempo, pero los pilotos de Repsol acabaron por los suelos. Marc pagó su imprudencia con tres puntos más y reconoció que no acertó con la decisión tomada: “Ha sido una cuestión de falta de experiencia y un error mío. Lo bueno es que al final no hemos perdido puntos, pero sí que he aprendido la lección. Mejor ahora que no en otras situaciones”.

A pesar de sus dos caídas consecutivas, las opciones de ser campeón en Japón (12 de octubre) siguen intactas. El trazado de Motegi se antoja como la tercera oportunidad de revalidar el título. Tras Italia y Aragón, trazado en el que reconoció que tenía la idea de ser campeón, a la tercera puede ir la vencida: “Habría firmado al principio del campeonato llegar a Japón con opciones al título. Lo importante es que puedo ser campeón en Japón ya que llegué aquí con 74 puntos y ahora tengo 75”. Probablemente, Márquez no se permita un fallo más y dentro de dos semanas dé forma al título con menos emoción de los últimos años.

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios