'Efrentxu', el piloto que corría con el gato Isidoro y tiene prohibido engordar
  1. Deportes
  2. Motociclismo
LOGRÓ SU PRIMERA VICTORIA EN INDIANÁPOLIS

'Efrentxu', el piloto que corría con el gato Isidoro y tiene prohibido engordar

El primer triunfo de Efrén fue una recompensa para un piloto que, por contrato, no puede engordar y que en sus inicios no se separaba de su gato Isidoro

Foto: Efrén Vázquez cruza la línea de meta por delante de Fenati (Reuters).
Efrén Vázquez cruza la línea de meta por delante de Fenati (Reuters).

Estrategia y experiencia unidas a la Honda más rápida de todo el fin de semana en Moto3. Sobre estos pilares se fraguó la primera victoria que Efrén Vázquez (27) lograba en su carrera como piloto profesional. A buen seguro, Indianápolis ya se encuentra entre los trazados favoritos del piloto vasco y lo hace después de haber firmado un triunfo en una disputada y trepidante carrera. ‘Efrentxu’ salió a hombros del podio, no era para menos. La victoria conseguida este domingo en Estados Unidos es el mejor premio a la experimentada trayectoria de un piloto que, por contrato, tiene prohibido engordar. Precisamente, su ligero peso fue otra de las claves en Indianápolis.

Esta es la primera temporada de Efrén en el Racing Team Germany aunque para firmar el contrato con el equipo alemán tuvo que aceptar alguna que otra curiosa cláusula. Tal y como informó SoloMoto, el piloto vasco tiene prohibido engordar. Así lo desveló Dirk Heidolf, manager del equipo, durante el GP de Jerez del pasado mes de mayo. En el momento en el que se sentaron a negociar, Vázquez pesaba alrededor de 60 kilos y lo consideraron excesivo asegurando que era un inconveniente para manejar la moto con comodidad. De esta manera, el Racing Team Germany prohibió a ‘Efrentxu’ engordar y le multarán económicamente cada vez que cometa un exceso.

El piloto entendió la exigencia de su nuevo equipo y confesaba a la misma publicación que desde 2005 no pesaba los 56 kilos que marcaba su báscula en Jerez. Efrén era consciente de que Heidolf era una persona competitiva a la que le gustan las cosas bien hechas. Ahora, esa ligereza se ha convertido en un factor que juega a su favor para ser más rápido sobre su Honda. Después de siete años en el Mundial y tras haberse convertido en un habitual entre los diez mejores pilotos de la parrilla, Vázquez está viviendo su mejor momento: es segundo en la tabla de Moto3 por detrás de Jack Miller y lo hace en un equipo en el que se siente mimado como corresponde. El Racing Team Germany es como una familia para el piloto de Bilbao.

Precisamente fue su padre el que le metió la gasolina en las venas. Fontanero de profesión, sentía verdadera pasión por el mundo de las dos ruedas y a los cuatro años subió a su hijo a una minimoto artesanal; a los ocho ya estaba compitiendo y a los nueve fue doble campeón en Vizcaya y País vasco, algo que se repitió los dos años siguientes. En 1998, un precoz ‘Efrentxu’ se llevó el Campeonato Vasco-Navarro de minimotos y fue cuarto a nivel nacional. Su precocidad estaba más que demostrada en sus inicios, una época en la que tenía un compañero del que no se separaba: un peluche del gato Isidoro que su abuelo le regaló cuando tenía dos años.

Su crecimiento iba en aumento por lo que el primer gran salto no iba a tardar en llegar. Antes de debutar en el CEV, fue seleccionado por Alberto Puig para disputar la Movistar Junior Cup en la que acabó sexto. Corría el año 2004 y un año después ya formaba parte de la antesala del Mundial. En su primer año en el Campeonato Español de Velocidad se subió al podio un par de veces y acabó cuarto, el título llegaría en 2008. Por aquel entonces ya sabía qué era el Mundial de Motociclismo pues un año antes había debutado en la extinta categoría de 250cc después de haber superado los problemas físicos derivados de la fractura de clavícula que sufrió en 2006.

Hace cinco años que dejó de compaginar el CEV con el Mundial para centrarse en éste último. El segundo, y definitivo, gran salto de su carrera se había producido y tocaba dar el cien por cien en la menor de las categorías. No tardó en saborear la gloria ya que en 2010 fue segundo en Qatar y tercero en Misano, pero después de aquella temporada llegaron tiempos difíciles. Los problemas físicos primero y los técnicos después le impedían lucir su habilidad sobre la moto, esa que le llevó a terminar noveno la temporada pasada y a subir a lo más alto del podio por primera vez en su carrera.