EL ÚNICO QUE MONTÓ NEUMÁTICO TRASERO BLANDO

La fórmula Márquez: cambiar toda la estrategia en el último instante... y ganar

Las dudas llevaron a terminar la estrategia entrada la madrugada del sábado. Cinco minutos antes de la carrera, Márquez se la jugó y su decisión fue vital

Foto: Marc Márquez en la formación de parrilla previa a la carrera (Repsol Media | Jaime Olivares y Friedemann Kirn)
Marc Márquez en la formación de parrilla previa a la carrera (Repsol Media | Jaime Olivares y Friedemann Kirn)

Como viene siendo habitual en los últimos años, el pistoletazo de salida del Mundial se dio en el trazado qatarí de Losail y después de varios meses sin escuchar el rugido de las motos, la cita ha sabido a poco. Los aficionados quieren más y gran parte de la culpa la tienen Valentino Rossi y Marc Márquez. El piloto de Yamaha y el de Honda deleitaron a propios y ajenos con un mano a mano espectacular. El actual campeón del mundo aseguró que la pelea había sido lo más bonito de la noche, incluso más que su primer triunfo de la temporada. Efectivamente, esta vez Márquez sí que le ganó la partida a Rossi en Qatar y una de las claves fue la arriesgada apuesta que hizo cinco minutos antes de la vuelta de calentamiento: ante las atónitas miradas del resto de la parrilla, cambió su neumático trasero por un compuesto duro. Y la apuesta, como ya saben, resultó ganadora.

La carrera se disputó a las diez de la noche de Qatar, una hora a la que ningún piloto había rodado y, por lo tanto, no sabían cómo iban a reaccionar los neumáticos. Ante la incertidumbre y teniendo en cuenta lo visto hasta el momento en la pretemporada y en los libres, Marc Márquez descartó experimentos e hizo la misma apuesta que el resto de sus compañeros de parrilla y eligió compuestos blandos para su Honda. Junto a su equipo, fraguó la estrategia hasta bien entrada la madrugada del sábado y aunque hubo acuerdo común, había algo que no terminada de cuadrar en la meticulosa cabeza del campeón del mundo. Márquez, inquieto por naturaleza y movido por su eterno afán de superación y aprendizaje, siguió dando vueltas al plan que habían diseñado hasta que tomó una decisión con tan poco sentido que resultó vital para ganar la carrera.

Márquez y Rossi durante la carrera (Repsol Media | Jaime Olivares y Friedemann Kirn)
Márquez y Rossi durante la carrera (Repsol Media | Jaime Olivares y Friedemann Kirn)

El movimiento se produjo con las motos situadas en la parrilla de Losail y cuando restaban cinco minutos para la vuelta de calentamiento. En ese momento, le dijo a Santi, su mecánico, que quería probar el neumático duro en el ‘warm up’ para ver “qué tal me sentía… y me sentí bien. Con el mono puesto y todo, en la moto estaba montado el blando y salíamos con este, pero en el último momento, no sé por qué, cambié de decisión”. ¿Intuición tal vez? Lo cierto es que la variación que experimentó su Honda provocó las miradas de sorpresa entre sus compañeros. Fue el único que salió con compuesto duro… un cambio que, un año antes, también quiso hacer y su equipó le desaconsejó. Esta vez, dejaron apostar al campeón y ganó.

Marc Márquez celebrando la victoria con su equipo (Repsol Media | Jaime Olivares y Friedemann Kirn)
Marc Márquez celebrando la victoria con su equipo (Repsol Media | Jaime Olivares y Friedemann Kirn)

La pista estaba sucia, la humedad se palpaba en el ambiente y hasta su compañero de equipo, Dani Pedrosa, comentaba que daba la impresión de que había sido una carrera con lluvia. Es por ello que la decisión que tomó Marc Márquez entrañaba riesgo al mismo tiempo que beneficiaba a su estilo de pilotaje. El de Repsol Honda entra a curva tumbando al máximo, apura en las frenadas y lidia con el aparente descontrol de su moto en las derrapadas; por ello, los neumáticos duros le dan más agarre y tracción pensando, sobre todo, en el final de la carrera.

Ahí cuando todo está en juego, el momento en el que peleó cuerpo a cuerpo con Rossi y su Yamaha con compuestos blandos… y menor adherencia. Así lo explicaba el propio Márquez: “Con el blando tenía problemas entrando en las curvas por mi estilo de pilotaje y cuando se desgastaba me patinaba muchísimo. No conseguía frenar bien la moto y girar bien; por eso he elegido el duro y creo que al final, cuando levantaba la moto, tenía un poco más de adherencia aunque esperaba haber tenido más ventaja”. La suficiente para ser el primero en golpear en este Mundial que acaba de arrancar.

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios