PROTAGONIZARON UN NUEVO VIBRANTE MANO A MANO

Márquez se divierte con Rossi y le recuerda que el aprendiz ha mejorado al maestro

"La disputa con Valentino ha sido lo más bonito de la carrera, más que el triunfo". En el resumen de Márquez se palpa la esencia de la prueba de Qatar

Foto: Marc Márquez rodando por delante de Valentino Rossi durante la carrera (Repsol Media).
Marc Márquez rodando por delante de Valentino Rossi durante la carrera (Repsol Media).

“¡Ha sido muy divertido! La disputa con Valentino ha sido lo más bonito de la carrera, incluso más que el triunfo”. En el resumen que Marc Márquez hizo de la cita de Qatar, se puede palpar la esencia de ésta. El campeón ha empezado la defensa de su título de la mejor forma posible: ganando y liderando el Mundial desde el primer momento. El sábado aseguraba que para él iba a ser una carrera durilla y recordaba que físicamente iba a ser complicado porque no tenía mucha fuerza en la pierna en la que se fracturó el peroné lo que le obligaba a compensar con el brazo. Su mente ha podido más que el dolor calmado con analgésicos y por ello aseguraba que el triunfo ha sido “muy importante moralmente”. Y eso que Valentino Rossi no se lo puso nada fácil. Maestro y aprendiz pelearon cuerpo a cuerpo deleitando a los aficionados con un mano a mano vibrante.

El italiano nunca se ha ido, pero en el paréntesis que ha vivido ha aparecido un piloto que le recuerda a sus inicios y que no sólo le admira y se fija en él sino que le ha mejorado. Aunque nunca ha sido desterrado de las apuestas, a sus 35 años, Valentino Rossi ha dejado atrás aquellos días en los que en las carreras sólo se hablaba italiano. Su paso por Ducati no fue el que él había esperado y ahora, de vuelta en Yamaha, parece que recupera sensaciones del pasado. En la pretemporada alternó discretos resultados para en la segunda visita a Sepang ser el más rápido el tercer día junto a Pedrosa. Llegada la hora de la verdad, en la clasificación no pudo pasar de la décima posición aunque en carrera demostró que su esencia de campeón sigue intacta.

La veteranía es un grado y aunque ayer no le sirvió para derrotar a Marc Márquez, regresó al podio. En su primera temporada en Ducati sólo lo consiguió en Francia mientras que en la segunda, logró un par de segundos puestos también en Le Mans y en San Marino. El año pasado las cosas mejoraron y volvió a saborear las mieles del triunfo en Assen, la ‘Catedral’ del motociclismo. A esta victoria hay que añadir los cuatro terceros puestos (Alemania, Laguna Seca, Aragón y Australia) y el segundo que firmó en Qatar. Curiosamente, un año después, volvió a cruzar la línea de meta en la misma posición y en aquella ocasión sí que batió a Marc Márquez.

El piloto de Honda lo recordaba después de haber recibido el título que le acreditaba como ganador en Qatar: “Cuando iba detrás de él y quedaban diez vueltas, pensaba en el año pasado, dónde me había pasado, cómo había sido la carrera esa, dónde había fallado yo. Por eso decidí tirar para ver si podía abrir un hueco”. El aprendiz ha vuelto a ganar al maestro y es que en su momento, Rossi reconoció que Márquez le recordaba al piloto que fue en sus inicios con su estilo alegre, atrevido, valiente y sin complejos. Además, con alguno de sus gestos ya ha dejado caer que el de Cervera es su digno sucesor. La temporada pasada, en Austin, el italiano le persiguió para felicitarle mientras Marc celebraba la victoria. Imagen semejante a la vivida en Laguna Seca cuando Márquez le adelantó en el ‘Sacacorchos’ igual´que Rossi hizo en su día con Stoner: después de llamarle bastardo de forma cariñosa, amagó con ahogarle en el ‘parc fermé’.

En seis años, el piloto de Repsol Honda ha pasado de pedir autógrafos a su ídolo y coleccionar las motos del italiano a compartir parrilla y podios con él. La complicidad reina en la relación de Rossi y Márquez hasta el punto de intercambiar ‘tweets’ en la pretemporada de 2013 cuando el italiano le preguntó si lo hacía bien mostrando una foto en la que Valentino tumbada su Yamaha al máximo imitando el estilo de Marc. La admiración es mutua y hace algo más de un mes, el italiano no tuvo problemas en reconocer que se fija en el actual campeón para mejorar su pilotaje. Preguntado por semejante halago, el de Cervera aseguró que él se sigue “fijando en Rossi, mira dónde ha llegado y ha sido así porque sigue observando a todos los pilotos. Sigue haciendo cosas diferentes y por eso no le pierdo de vista. Valentino es Valentino”.

Visto lo visto parece que aprendiz y maestro van a seguir levantando a los aficionados de sus asientos mientras siguen aprendiendo el uno del otro… aunque de momento es Márquez el que ha inclinado la balanza a su favor.

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios