Aleix Espargaró confiesa que "hay que tener un punto de locura para subir a una moto"
  1. Deportes
  2. Motociclismo
EL CAMPEÓN DE CRT CHARLA CON 'EL CONFIDENCIAL'

Aleix Espargaró confiesa que "hay que tener un punto de locura para subir a una moto"

Los focos se centran en MotoGP, pero las CRT son las que salvaron una parrilla en la que cada vez había menos motos. Aleix Espargaró es el doble campeón

placeholder Foto: Aleix Espargaró (Aspar Team).
Aleix Espargaró (Aspar Team).

Los focos se los han llevado Viñales, Pol Espargaró y Márquez, pero no han sido los únicos que han ganado un Mundial. El campeón de Moto2 bien lo sabe porque ha visto cómo su hermano Aleix conquistaba el Campeonato de CRT por segundo año consecutivo. Con menos repercusión mediática que MotoGP, hace dos temporadas se convirtieron en la tabla de salvación de una competición en la que cada vez había menos motos en la parrilla. Y desde que comparten parrilla y calendario con la categoría reina, Aleix Espargaró (24) se ha hecho con el monopolio. El doble campeón charla con El Confidencial de su hermano, de Márquez, de sus aficiones cuando se baja de la moto y del punto de locura que hay que tener para subirse a una moto y vivir de ella.

Pasan desapercibidas al lado de máquinas de fábrica como las Honda o las Yamaha, pero están ahí. Aleix es consciente de que los focos se los llevan las grandes marcas: “Es así, es la vida. No sólo aquí, pasa en todos los deportes. Yo soy un gran amante del fútbol y hay equipos que hacen un trabajo fenomenal que no se ve recompensado porque los grandes equipos eclipsan todo”. El campeón explica las principales diferencias que hay: “LaCRT es una moto que, en líneas generales, cuesta cuatro veces menos que una MotoGP. Lo más importante es que tiene mucha menos potencia y en todos los sentidos, es mucho menos sofisticada”.

Los Espargaró sienten pasión por las dos ruedas aunque Aleix confiesa que “hay que tener un punto de locura para subirse a una moto y hacerse piloto profesional. Muchas veces dicen que los pilotos estamos hechos de otra pasta, quizás exageran un poco, pero yo soy un amante del deporte, practico varios y la adrenalina que te dan las motos no te lo da otra disciplina porque estás mucho más cerca del riesgo y de la percepción de éste”. ¿Y siente miedo cuando maneja una máquina tan potente? “No. Nunca. Tengo mucho respeto, pero creo que el día que lo sienta tendré que parar”.

Objetivo: MotoGP

Cuando tienes un título en el bolsillo y el paso de las carreras te hace ver que puede llegar el segundo, es complicado encontrar una motivación para seguir en lo más alto: “El segundo año, ha habido momentos en los que he navegado un poco perdido, pero el hecho de estar cerca de las MotoGP y de luchar por estar entre los diez primeros del campeonato ha hecho que siga teniendo bastante motivación”. Algunos pueden pensar que tras haber sido campeón dos años consecutivos, a Aleix Espargaró se le puede haber quedado pequeña la CRT: “Esa no es la palabra porque sería ir de sobrado. Es querer probar algo nuevo, es saber si sólo soy el mejor de CRT o puedo conseguir ir más rápido con otra moto y tengo mucha ilusión”.

No esconde que su sueño y su objetivo es “pilotar una MotoGP. Creo para el año que viene he dado un paso al frente y soy joven, tengo 24 años aunque Márquez esté rompiendo todos los esquemas con el tema de la juventud yo creo que sigo siendo de los más jóvenes de la categoría y mi objetivo y mi sueño es tener una moto de fábrica”.

Es inevitable que el actual campeón de MotoGP no salga en la conversación. Aleix le conoce desde que puso el primer pie en los circuitos del mundial y por eso asegura que “a nosotros la irrupción de Márquez nos sorprende menos que a la gente de a pie o los que nos siguen por la televisión porque sé de dónde viene, sé dónde está y el equipo en el que está. Es un gran piloto, pero nos sorprende tanto”. A lo largo de la temporada, las maneras de Márquez sobre la moto han despertado tantas críticas como halagos aunque Aleix asegura que “es un piloto muy rápido, muy agresivo y técnicamente es brutal. Si a esto añades que no percibe el riesgo como los demás hace que, ahora mismo, sea uno de los pilotos más rápidos”.

El título de Moto2 de su hermano Pol

La temporada ha bajado el telón y en casa de Aleix no sólo han festejado su título, también el de su hermano Pol en Moto2: “Fue brutal. Para mí fue casi más importante y me hizo casi más feliz que ganar el mío porque a Pol ya se le había escapado el campeonato dos veces y este tercer año, ha luchado por él y lo ha conseguido. Estoy muy feliz por él”. Siete meses viajando por el mundo se llevan mejor cuando tienes a tu hermano cerca: “Anímicamente nos necesitamos, nos hemos ayudado mucho, sobre todo en los malos momentos cuando tener a un hermano cerca hace más fácil todo. Técnicamente, hablando de motos no le puedo enseñar nada porque él ha hecho su camino”.

A sus 24 años, Aleix tiene todo un futuro por delante y muchas etapas por quemar. Lo que es seguro es que el día que aparque la moto definitivamente seguirá ligado al mundo de las dos ruedas: “Me gustan mucho los niños. De hecho estoy involucrado en un proyecto que espero vea la luz el año que viene: seguramente estaré con un equipo de chavales en el Campeonato de España. Seguro que mi futuro está ligado al deporte y probablemente a las motos porque me gustaría trabajar en la base”.

Un culé amigo de sus amigos

Fuera de los circuitos, Aleix es un joven “normal, amante del deporte, muy, muy fan, incluso hooligan, del fútbol y todo lo que mueve” y le encanta rodearse de los suyos: “Siempre me gusta estar con mis amigos, cuanto atravieso un mal momento, estoy nervioso o triste lo único que hago es rodearme de ellos y todo mejora”. Su pasión por el fútbol y por el Barcelona es de sobra conocida; el mayor de los Espargaró se ve celebrando más títulos al final de temporada: “Ganará algún título, sin duda. Ya tenemos la Supercopa de España. Aunque los culés nos quejábamos de que los equipos se encerraban y no nos dejaban llegar basándonos en el toque, el Tata ha traído otro sistema de juego, un fútbol más directo y nos seguimos quejando, pero lo está haciendo bien, no hemos perdido ningún partido y soy muy optimista”. Por algo su sonrisa es una de las señas de identidad de este doble campeón.

Aleix Espargaró MotoGP
El redactor recomienda