Es noticia
Menú
"La Generalitat está usando los JJOO como moneda de cambio de la independencia"
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
Se sienten abandonados y vendidos

"La Generalitat está usando los JJOO como moneda de cambio de la independencia"

Los Juegos Olímpicos de Invierno se han convertido en una bomba de relojería para el Govern, Aragón y el COE. Se acusan de chantaje y no hay unidad en la candidatura

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Andreu Dalmau)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Andreu Dalmau)

Los Juegos Olímpicos de Invierno 2030 se les están atragantando a la Generalitat de Cataluña y al Comité Olímpico Español (COE). La tensión entre el Govern, que ha compartido a regañadientes los informes técnicos del anterior proyecto a demanda de la oposición, y la Comunidad de Aragón, con Javier Lambán catalogándola de "candidatura condenada al fracaso", negándose a aceptar las condiciones actuales y presentando su propia propuesta, impacta de forma directa contra el mensaje de "unidad y consenso" que trataba de transmitir el PSOE a través de Salvador Illa en la víspera del acuerdo. Lambán no cede con el reparto de las pruebas y no duda en afirmarlo en su propio Twitter: "Casi todo se ubica en el Pirineo catalán, nuestros competidores en el turismo de nieve. No lo aceptamos", mientras la secretaria general de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Marta Vilalta, lamenta las "amenazas", "chantajes" e "ideas estrafalarias" de Lambán, "faltando al respeto a las instituciones catalanas", y subraya que Cataluña puede organizar los JJOO en solitario.

Pero aquí no acaban los problemas. Una plataforma arraigada en las comarcas del Pirineo catalán y fuertemente conectada con la CUP, Stop JJOO, planea hundir la propuesta y aprovechar la presión mediática vertida sobre el territorio catalán para revolucionar "el modelo de desarrollo económico, social y medioambiental del Pirineo con el fin de que la gente pueda tener proyectos de vida", según cuenta una de sus portavoces, Helena Guillén. Por ello, la asociación ha organizado una gran manifestación el próximo 15 de mayo en Puigcerdà con el objetivo de que se vea "la clara oposición del Pirineo a la candidatura y al modelo de desarrollo".

Foto: El 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena, el pasado enero, en una sesión de control del Parlament de Cataluña. (EFE)

El manifiesto firmado por los miembros de la plataforma resalta "la opacidad y el secretismo de un proyecto que no responde a las necesidades del Pirineo". ¿Por qué? Según Guillén, "es una maniobra enmarañada del Govern. Hace mucho tiempo que estamos pidiendo que se comparta un proyecto público con sus correspondientes análisis ambientales, sociales y económicos. El proyecto que han sacado no es el definitivo. ¿Quieren que votemos sobre algo que no tenemos? La realidad es que no están cumpliendo con el mínimo de transparencia necesaria, pero estamos hartos del modelo de desarrollo actual basado en turismo, especulación y pelotazos urbanísticos".

Una consulta... de unos pocos

A pesar de que uno de los grandes argumentos para la celebración es la supuesta promoción y atención que recibirá el Pirineo catalán, Cataluña no podría celebrar todas las pruebas en su territorio sin tener que construir algunas nuevas infraestructuras. Esta es la lectura que se extrae de los informes compartidos por la Generalitat y que han servido de base para negociar con el COE.

En los documentos del estudio, cuyo coste asciende a los 475.000 euros (financiado al 50% por el Departamento de Presidencia y Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña), se analizaba un hipotético reparto de pruebas en diferentes emplazamientos no solo de Cataluña, sino también del extranjero como Sarajero o los Alpes franceses. Y es que habría que realizar una inversión económica importante para poder disputar las pruebas de biatlón (el único recinto válido en los Pirineos está en Aragón), esquí de fondo, patinaje artístico, patinaje de velocidad en pista larga y en pista corta y de 'curling'.

placeholder Dos personas esquían en La Masella (Girona). (EFE/David Borrat)
Dos personas esquían en La Masella (Girona). (EFE/David Borrat)

La doble consulta, pactada para el 24 de julio, únicamente irá destinada para la veguería de l'Alt Pirineu y la Vall d'Aran, donde se celebrarán las pruebas, y en Ripollès, Solsonès i Berguedà, cuyas comunicaciones, infraestructuras y vías también se verán afectadas. El resto de Cataluña no tendrá ni voz ni voto... aunque hay algunas pruebas que se podrían realizarse en Barcelona o Sabadell. Incluso hay personalidades, como el asesor de la presidencia del Comité Olímpico Internacional, Pere Miró, que, en este clima de confusión, abogó en Rac 1 por utilizar el visto bueno de los alcaldes (en lugar de un referéndum) como mecanismo de validación.

"La 'consellera' de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, y otros repiten como loros que quieren colocar los Pirineos en el mapa, pero es una frase sinsentido. Lo que deben hacer es hablar de las necesidades de la gente del Pirineo y si queremos que los Pirineos sean exclusivamente un destino internacional o que los jóvenes tengan un futuro aquí con buenas condiciones", contesta Helena Guillén. La portavoz apunta que "el Pirineo catalán tiene un sector de la construcción con un peso desproporcionado a causa de las segundas residencias. Falta transporte público, especialidades médicas y oferta formativa. Además, el mercado de la vivienda es inaccesible y somos la segunda comarca más cara de Cataluña. Para colmo, los trabajos del turismo son de temporada y precarios —la renta media por persona en Cataluña es de 14.000 euros y en los Pirineos, de 8.000—, por lo que el turismo no es la solución para mejorar la calidad de vida".

"Dejen de hacer el ridículo"

"La realidad es que a algunos les da miedo hacer una consulta porque aunque transmitan que la gente está a favor, nosotros tenemos la opinión contraria. Vas al bar, al supermercado o cualquier espacio de socialización y compruebas que no es lo que quiere mucha gente. Luego, además, catalogan de "radicales, los del no a todo" a quienes no desean celebrar los Juegos Olímpicos en los Pirineos. Pero nosotros sí que tenemos propuestas. Queremos un proyecto real para el Pirineo. Que se diversifique la economía, se fortalezcan los sectores primarios de pequeña industria, se conserve la biodiversidad y el valor natural y no se base todo en el turismo", remarca Guillén.

placeholder Los portavoces de la Plataforma Stop JJOO, Bernat Lavaquiol y Alidé Sans, en El Parlament. (EFE/Enric Fontcuberta)
Los portavoces de la Plataforma Stop JJOO, Bernat Lavaquiol y Alidé Sans, en El Parlament. (EFE/Enric Fontcuberta)

Desde Stop JJOO, mediante otro de sus portavoces, Bernat Lavaquiol, se mostraron tajantes esta semana contra la 'consellera' de la Presidencia, Laura Vilagrà, desde el atril del Parlament. "¿Tiene proyecto? No. ¿Tiene el presupuesto de la candidatura? No. ¿Los informes de impacto ambiental? No. ¿Un proyecto y una hoja de ruta para el Pirineo? No. Ha constatado que el Pirineo va a la deriva una vez más". Por eso piden que retiren la candidatura olímpica y "dejen de hacer el ridículo", porque el proyecto "hace agua".

La plataforma cuenta con el respaldo de personalidades del mundo del deporte pirenaico como el campeón de carreras y esquí de montaña, Kilian Jornet, la primera mujer española en alcanzar la cima del Everest, Araceli Segarra, o la piragüista olímpica Núria Villarubla, pero también de uno de los actores principales del independentismo catalán, la ANC (Assemblea Nacional Catalana). Hace pocas semanas, la organización se posicionó en contra de la candidatura al catalogarla de "campaña de españolización totalmente incoherente con la lucha por la independencia" en un comunicado. Según apuntaba el documento, "los Juegos Olímpicos se proponen en unas circunstancias que no son normales. El Estado español ha criminalizado el movimiento independentista y, por lo tanto, la proyección exterior de los Juegos no será en clave nacional catalana, sino española, algo que contribuirá a la falsa normalización de la situación política en Cataluña".

placeholder El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, acompañado por la 'consellera' de la Presidencia, Laura Vilagrà. (EFE/Andreu Dalmau)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, acompañado por la 'consellera' de la Presidencia, Laura Vilagrà. (EFE/Andreu Dalmau)

La portavoz de Stop JJOO opina que "es totalmente contradictorio abogar por la independencia y celebrar estos Juegos Olímpicos porque serían unos JJOO españoles". Guillén va un paso más allá y encuadra la candidatura en "una operación de Estado que se utiliza como moneda de cambio para enfriar el conflicto y dar una imagen de unidad a nivel estatal que no es real", ya que "serviría para rebajar tensiones entre el Estado y el Govern y cerrar el periodo de reclamar un Estado propio a través de un proceso soberanista". De este modo, para Guillén se repetiría lo que sucedió en Barcelona 92', donde fue un evento de 'marca España y marca Barcelona', pero no 'marca Cataluña'.

La emergencia climática

Desde la Generalitat, han tratado de vender la propuesta como una candidatura de 'etiqueta verde', es decir, que mirará por la sostenibilidad del territorio y tendrá cuidado especial con el medioambiente. Sin embargo, unos 200 científicos de las principales universidades catalanas y vinculados con el Pirineo han firmado un manifiesto para denunciar que "la propuesta de los JJOO de invierno son insostenibles ambientalmente, económicamente y socialmente". Por ejemplo, el arqueólogo de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Ermengol Gassiot, advirtió de que "la mayoría de estaciones de esquí serán inviables sin nieve artificial entre 2030 y 2050. Las estaciones catalanas tendrán problemas de viabilidad en 2030 a causa del aumento estimado de temperaturas entre uno, y 2,7 grados".

Foto: El Pirineo con falta de nieve desde el refugio de Goriz. (Cedida)

De hecho, el observatorio pirenaico del cambio climático (promocionado por la propia Generalitat) comenta que ha habido un incremento de 1,3 grados en el Pirineo. "Apostar por unos JJOO de invierno en un contexto de emergencia climática sería una gran irresponsabilidad. Los informes de la Generalitat nos dicen que a medio término no habrá suficiente nieve, subirán las temporadas y la cota de nieve... y mantener las pistas en funcionamiento tendrá un coste más elevado cuando ni siquiera ahora son viables y se subvencionan con dinero público. Es un modelo agotado con fecha de caducidad", desliza Guillén.

Los Juegos Olímpicos de Invierno 2030 se les están atragantando a la Generalitat de Cataluña y al Comité Olímpico Español (COE). La tensión entre el Govern, que ha compartido a regañadientes los informes técnicos del anterior proyecto a demanda de la oposición, y la Comunidad de Aragón, con Javier Lambán catalogándola de "candidatura condenada al fracaso", negándose a aceptar las condiciones actuales y presentando su propia propuesta, impacta de forma directa contra el mensaje de "unidad y consenso" que trataba de transmitir el PSOE a través de Salvador Illa en la víspera del acuerdo. Lambán no cede con el reparto de las pruebas y no duda en afirmarlo en su propio Twitter: "Casi todo se ubica en el Pirineo catalán, nuestros competidores en el turismo de nieve. No lo aceptamos", mientras la secretaria general de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Marta Vilalta, lamenta las "amenazas", "chantajes" e "ideas estrafalarias" de Lambán, "faltando al respeto a las instituciones catalanas", y subraya que Cataluña puede organizar los JJOO en solitario.

Comité Olímpico Español (COE) Juegos Olímpicos Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda