La jornada en Tokio: cuatro medallas más para España en los Juegos Paralímpicos
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
Un total de 18 medallas

La jornada en Tokio: cuatro medallas más para España en los Juegos Paralímpicos

Sara Martínez y Eva Moral dan una plata y un bronce más a la expedición española. Además, Michelle Alonso y Gerard Descarrega consiguieron el oro, ambos revalidando los que consiguieron hace cinco años

Foto: La triatleta española Eva Moral. (EFE)
La triatleta española Eva Moral. (EFE)

Después de una jornada de sábado llena de metales, la delegación española en los Juegos Paralímpicos siguió sumando en su medallero este domingo. Si ayer se consiguieron un total de siete (entre ellas tres oros), hoy se han de apuntar tres nuevas gracias a la plata de Sara Martínez en salto de longitud y el bronce de Eva Moral en triatlón durante esta madrugada, además de los oros de Michelle Alonso en la prueba de los 100 metros braza SB4 y Gerard Descarrega los 400 metros de la clase T11 de esta mañana. Así, España ya suma 18 medallas en su casillero: seis oros, nueve platas y tres bronces.

La madrileña Sara Martínez conquistó la medalla de plata en salto de longitud, clase T12 de discapacitados visuales, en la prueba disputada en el Estadio Olímpico de los Juegos Paralímpicos de Tokio. Martínez, vigente subcampeona de Europa, llegó a la capital nipona con la tercera mejor marca mundial del año (5.49 metros) y completó un concurso de saltos muy completo, siendo el mejor el segundo, en el que llegó hasta los 5.38 metros.

Esa le marca permitió colgarse la plata solo por detrás de la gran favorita, la ucraniana Oksana Zubkovska, campeona paralímpica en Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016 y que acreditó 5.54 metros, muy lejos de su propio récord mundial con 6.60, registrado en la ciudad británica hace nueve años. El bronce fue para la argelina Lynda Hamri. Con esta medalla, la atleta madrileña, con opacidad corneal bilateral, una enfermedad genética y hereditaria, cumple el sueño que acarició hace cinco años en Río de Janeiro, cuando se le escapó el bronce paralímpico por solo un centímetro. En la misma prueba, el salto de longitud T12, otra española, Sara Fernández, finalizó séptima con un mejor salto de 4.85 y obtuvo diploma.

Eva Moral mantuvo la buena racha de la 'Paratriarmada', ganadora el sábado de tres medallas

Por su parte, Eva Moral alargó la 'fiesta' del triatlón español en Tokio, al conquistar la medalla de bronce en la categoría PTWC para personas en silla de ruedas y dando a la delegación española su decimoquinta medalla en la cita, mientras que el almeriense Jairo Ruiz, bronce en 2016, fue octavo en la categoría PTS5 para personas con discapacidad física. La española, debutante en unos Juegos, mantuvo la buena racha de la 'Paratriarmada', ganadora el sábado de tres medallas, y que se marcha del Parque Marino de Odaiba con cuatro medallas de seis pruebas posibles, confirmando el potencial del equipo, compuesto por siete deportistas, y las expectativas que había sobre él.

La madrileña, de 39 años, partía con opciones de poder pelear por los metales y supo superar todos los obstáculos que se encontró en todos los segmentos, a excepción del último, la carrera en silla, donde labró su valioso tercer lugar. No fue capaz de encontrar inicialmente la boya en la prueba de natación, pero pese a ello afrontó el tramo de bicicleta de mano en la tercera plaza, con la primera y la segunda clasificadas ya destacadas. Luego, en este segmento, a la española se le salió la cadena y perdió un tiempo precioso, aunque también mostró fortaleza mental para no ponerse nerviosa y mantener sus opciones de acceder al podio para la carrera. Ahí, encontró su ritmo para, primero, recuperar la tercera plaza y, posteriormente, ir abriendo una brecha lo suficientemente importante para entrar emocionada y 'relajada' en la meta tras la estadounidense Kendall Gretsch y la australiana Lauren Parker, que dirimieron el oro en un apasionante sprint final.

placeholder Continúa la buena racha en el triatlón paralímpico español. (Reuters)
Continúa la buena racha en el triatlón paralímpico español. (Reuters)

En cambio, no hubo tanta suerte en la prueba de PTS5 para triatletas con discapacidad física donde el español Jairo Ruiz, medalla de bronce hace cinco años en la brasileña playa de Copacabana en el estreno de este deporte en el programa, no pudo estar en la pelea por las medallas. El almeriense reconoció que se vio sorprendido por lo rápido que se salió en el segmento de 750 metros de natación, de donde salió séptimo, y a partir de ahí no pudo reengancharse en ningún momento a las posiciones delanteras. El oro fue para el favorito, el alemán Martin Schulz, que defendió su condición de campeón paralímpico.

Alonso y Descarrega revalidan sus oros

La española Michelle Alonso revalidó por tercera vez la medalla de oro en la prueba de los 100 metros braza, clase SB14 de discapacidad intelectual, en los Juegos Paralímpicos de Tokio, en los que además batió el récord del mundo que ella misma poseía. Alonso es la gran dominadora de la distancia en su clase desde que en 2012, en los Juegos de Londres, se subiera a lo más alto del podio. Desde entonces, con el de Tokio, acumula tres oros en Juegos, dos campeonatos del mundo y un subcampeonato de Europa en esta prueba.

En la piscina del Centro Acuático de Tokio, Michelle Alonso accedió a la final con el mejor tiempo de las series clasificatorias (1:13.35), cuatro segundos por debajo del segundo mejor crono que marcó la australiana Paige Leonhardt. En la final el resultado fue aún mejor para Michelle. El dominio de la tinerfeña se impuso y certificó su victoria con un tiempo de 1:12.02, rebajando la plusmarca mundial que ella misma poseía desde el 23 de abril de 2016 en Glasgow con 1:12.61. La plata se la llevó la británica Louise Fiddes, a más de tres segundos de la canaria (1:15.93), y el bronce fue para la brasileña Beatriz Borges Carneiro (1:17.61).

También Gerard Descarrega, junto a su guía Guillermo Rojo, han ganado este domingo la medalla de oro en la prueba de los 400 metros de la clase T11 (discapacidad visual) de los Juegos Paralímpicos de Tokio, dando a España su decimoctava presea en la cita, sexta dorada. De este modo, el velocista catalán ha defendido con éxito su título de campeón paralímpico conquistado hace cinco años en Río de Janeiro (Brasil) y ha marcado un tiempo de 50.42 junto a Rojo. Este es el segundo metal del atletismo español en esta jornada en el Estadio Paralímpico tras la plata de la atleta madrileña Sara Martínez en la prueba de salto de longitud de la clase T12 (discapacidad visual).

Juegos Paralímpicos