Ni corazón ni feminismo: el significado del gesto de Alberto Ginés al subir al podio en Tokio
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
medalla de oro olímpica

Ni corazón ni feminismo: el significado del gesto de Alberto Ginés al subir al podio en Tokio

El cacereño se ha convertido en el primer campeón olímpico de escalada olímpica de la historia, con una medalla de oro que nadie se esperaba en estos Juegos Olímpicos

placeholder Foto: Alberto Ginés, al subirse al podio tras convertirse en el primer campeón olímpico de escalada de la historia.
Alberto Ginés, al subirse al podio tras convertirse en el primer campeón olímpico de escalada de la historia.

Su nombre no entraba en la lista de favoritos a hacerse con medalla olímpica en los Juegos Olímpicos de Tokio, pero otros que sí estaban no sumaron preseas al medallero español. Alberto Ginés ha hecho historia: a pocos meses de cumplir los 19 años se ha convertido en el primer campeón olímpico de escalada de la historia, en el primer año en el que esta disciplina entraba como deporte olímpico y en una competición en la que mantuvo en vilo a los españoles hasta el final. Una primera prueba espléndida le dio la primera posición en la clasificación general, una segunda prueba en la que quedó último y la definitiva, la que le ayudó a llegar no solo al podio, sino a lo más alto, con una medalla de oro inesperada para España.

Incrédulo, mientras aún finalizaba la tercera prueba, el español esperaba la confirmación oficial de su oro, y no tardó en darse cuenta de que era cierto. Y llegó el momento de subir al podio. Lo hizo después de que lo hicieran el estadounidense Nathaniel Coleman (plata) y el austriaco Jakob Schubert, el único que fue capaz de completar la tercera prueba, la de dificultad, la favorita del joven escalador. Y al hacerlo, antes de recibir la presea y las flores de celebración, hizo, como otros muchos atletas hacen, un gesto con las manos.

En algún momento de la competición, Ginés ya había colocado sus manos de modo que parecieran un corazón; sin embargo, en esta ocasión, parecía tener similitudes con el triángulo feminista que suele representarse en las manifestaciones con las manos, cuyo origen es algo incierto. Hay quienes lo consideran —y, por ello, es criticado— una forma que se identifica con la vagina: muchas asociaciones trans han criticado su uso, que parece haber surgido de manera espontánea en los años 70 en París, y piden no hacerlo para no 'genitalizar' la identidad de género. Sin embargo, hay quienes creen que este triángulo es una derivación del triángulo invertido negro (▼), el que usaba el régimen nazi para marcar, entre otros, a las mujeres que se alejaban del ideal nacionalsocialista de mujer, amenaza para los valores de entonces, tales como lesbianas o prostitutas.

El verdadero significado del gesto

Ahora bien, ni uno ni otro, ni corazón ni gesto feminista. La colocación de las manos de Alberto Ginés en el podio iba dirigida a Lluc, hijo de su entrenador, David Macià, tal y como ha explicado a este periódico. "Ese gesto iba dirigido a mi hijo. Hacía tiempo que le había prometido que si salía por la televisión en Japón se lo dedicaría delante de las cámaras", ha señalado. Lluc Macià es, al igual que su hermano Lau, integrante del equipo español de escalada, y con solo 10 años se convirtió en el tercer deportista de la historia en hacer 8a a vista con esa edad, después de Adam Obdra y Ashima Shiraishi, y el más precoz de España.

Ya en Tokio, Ginés había intentado dirigir el gesto a su compañero e hijo de su entrenador durante un calentamiento, "pero dejaron de enfocar". "El gesto es de unos dibujos que los dos comparten, no sé si de ahora o de cuando eran niños", ha explicado Macià. La familia Macià no ha dejado de celebrar el triunfo de Ginés, primer campeón olímpico de escalada de la historia, y el propio Lluc también le ha querido recordar en sus redes "lo orgulloso" que está de él; precisamente en una red social, el propio Lluc ha publicado un vídeo en el que se emociona al ver a su amigo y colega de equipo dedicándole el gesto en el podio en Tokio.

Juegos Olímpicos
El redactor recomienda