Un 'dejà vu' en Tokio: el podio en lanzamiento de peso es exactamente el mismo que en Río
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
mismo orden, mismos medallistas

Un 'dejà vu' en Tokio: el podio en lanzamiento de peso es exactamente el mismo que en Río

Al igual que ocurrió en Río de Janeiro (Brasil) hace cinco años, los estadounidenses Ryan Crouser y Joe Kovacs se hicieron con las medallas de oro y plata, seguidos del neozelandés Tomas Walsh

placeholder Foto: Athletics - men's shot put - final
Athletics - men's shot put - final

Es la primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos que esto ocurre: el trío que se subió al podio este jueves en lanzamiento de peso en Tokio es exactamente igual al que lo hizo los Juegos de Río 2016. Dos medallas para Estados Unidos y una para Nueva Zelanda, oro y plata para los primeros, bronce para el último. No solo en el mismo orden, sino que también los tres atletas que se subieron a este podio lo hicieron también en Brasil hace cinco años, dando lugar a una escena que es la primera vez que tiene lugar en unas Olimpiadas: que se repite el podio en una competición individual en dos Juegos Olímpicos consecutivos.

El estadounidense Ryan Crouser, quien además posee el récord mundial de peso, se hizo con la medalla de oro tras abrir en la clasificación del martes con 22,83 metros, superando así su propio récord olímpico, establecido en Río 2016. En su segundo intento amplió unos diez centímetros, hasta los 22,93, para acabar con la distancia que le ha dado el oro, 23,30 metros: muy pocas veces en la historia se han superado los 23 metros, y solo dos atletas lo han conseguido además del propio Crouser. De hecho, el pasado mes de junio Crouser (Boring, Oregon, 1992) batió el récord histórico en esta disciplina al alcanzar los 23,37 metros, superando al también estadounidense Randy Barnes, plusmarquista mundial desde 1990 hasta ahora.

Su compañero de equipo Joe Kovacs (Bethelem, Pensilvania, 1989), medalla de oro en Pekín y plata en Río, le ha seguido también en Tokio con la medalla de plata, al alcanzar una distancia de 22,65 metros, mientras que el campeón del mundo en 2017, el neozelandés Tomas Walsh, registró 22,47 metros, haciéndose con el bronce. Además de haber repetido podio, los tres fueron los tres primeros en el Mundial de 2019, aunque en esta ocasión fue Kovacs quien acabó en primera posición.

Juegos Olímpicos
El redactor recomienda