Del tiro al pichón al kárate: ¿cuándo y cómo se convierte en olímpico un deporte?
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
DE ATENAS 86 A TOKIO 2020

Del tiro al pichón al kárate: ¿cuándo y cómo se convierte en olímpico un deporte?

¿Qué hace falta para que un deporte sea olímpico? Hacemos un repaso por la historia de las disciplinas olímpicas, que se adaptan a las modas y gustos de cada época

placeholder Foto: El 'skateboarding' se estrena en Tokio 2020. (Reuters)
El 'skateboarding' se estrena en Tokio 2020. (Reuters)

En 2004, España ganó una medalla de oro que se había disputado 100 años antes. Fue la de Amézola y Villota, los únicos oponentes en pelota vasca a la pareja francesa que se retiró de la competición por discrepancias en el reglamento.

La de los vascos es la primera medalla en la historia de España, aunque su disciplina desapareció del palmarés olímpico tan rápido como vino, ese mismo año. No ha vuelto a disputarse desde esos juegos de París 1900. Lo mismo pasó con el críquet y el croquet, competiciones efímeras que pertenecen a otra época.

Los Juegos Olímpicos se inauguraron en Atenas en 1896 con solo 10 deportes. Siete más se añadieron en la capital francesa cuatro años después, y así ha ido sumando disciplinas, al compás de los nuevos tiempos y preferencias, hasta llegar a las 49 de Tokio 2020, la edición que incluye más deportes tras la incorporación de seis nuevos. Solo cuatro han estado presentes siempre: natación, gimnasia artística, esgrima y atletismo.

12 deportes que un día fueron olímpicos ya no forman parte de la competición mundial

Sin embargo, no todos los que un día merecieron la gloria de ser disputados en la cita internacional se pudieron mantener en el tiempo. Las modas, también las deportivas, cambian y si ahora nos deslumbran las piruetas encima de un 'skateboard' (o monopatín), hubo un tiempo, concretamente entre 1900 y 1920 en el que ver a dos equipos tirando de los extremos de una soga era un atractivo popular más allá del norte de España, donde sigue practicándose en algunas zonas rurales.

Algunos deportes ya descartados fueron predecesores de los que a día de hoy seguimos viendo por televisión. Es el caso de malabares (o lanzamiento de mazas), competición que tuvo lugar en San Luis 1904 y Los Ángeles 1932, y que luego daría origen a la gimnasia rítmica.

En total, 12 deportes que un día fueron olímpicos, no forman parte ya de la competición mundial que se celebra cada cuatro años. De todos, la soga y el polo fueron los que más tiempo se mantuvieron en el tiempo; en el segundo caso con idas y venidas hasta 1936, que desapareció completamente. Fue el último deporte que salió de la carta olímpica actual. Otros como el hockey o el patinaje sobre hielo dejaron de celebrarse en los juegos olímpicos de verano para formar parte del programa de invierno. En los datos no se incluyen los deportes de exhibición por no dar opción a medallas oficiales.

Ni mentales, ni con motor

La medalla española de pelota vasca fue reconocida tras una revisión de las pruebas que se hicieron en 1900. Esos juegos fueron especialmente polémicos porque, aunque le tocaba a París llevar a cabo la segunda edición de los Juegos Olímpicos, el comité deportivo francés decidió sustituirlos por competiciones en el marco de su exposición universal. A día de hoy, el COI solo reconoce a cerca de un millar de deportistas de 19 disciplinas de los 58.000 que se calcula que llegaron a participar. Fuera del reconocimiento oficial quedaron deportes ahora tan surrealistas como volar cometas, rescate o el globo aerostático.

placeholder Competición de soga, disputado en 5 juegos olímpicos
Competición de soga, disputado en 5 juegos olímpicos

Desde entonces, los requisitos sobre qué se considera olímpico o no han variado con el tiempo. Actualmente, para que una disciplina sea oficial, debe ser ampliamente reconocida en al menos 75 países de cuatro continentes para modalidades masculinas y 40 países de tres continentes para las femeninas. Además, tienen que contar con una federación internacional y acogerse al código mundial de antidopaje.

Están excluidos de la selección todos los que sean meramente mentales (como el ajedrez) o tengan propulsión motora, aunque no siempre fue así. En los juegos de Londres de 1908 la motonáutica fue un deporte olímpico. Tradicionalmente también se ha excluido el baile, pero esta regla parece haberse roto con la inclusión del 'breakdance' en los próximos juegos de París 2024.

Sin embargo, aunque cumplan todos los requisitos, luego el COI elige qué deportes se mantendrán o incluirán de una olimpiada a otra de entre todos los que se presentan. El motivo es fundamentalmente económico: los juegos buscan ser rentables y por ello priman en cada momento los que tienen más interés popular o se amoldan mejor al país donde tendrán lugar. Por esa razón el futbol sala no es todavía olímpico: la FIFA no está dispuesta a renunciar a los derechos televisivos y, por tanto, a sus beneficios.

En busca de esa rentabilidad, y en un intento por, además, atraer a espectadores más jóvenes (un propósito con el que el COI lleva tiempo lidiando), en Tokio se han aprobado nuevas modalidades deportivas: el surf, baloncesto 3x3, BMX, escalada deportiva y 'skateboarding'.

placeholder Trepar la cuerda fue una modalidad de gimnasia hasta 1932.
Trepar la cuerda fue una modalidad de gimnasia hasta 1932.

Otros deportes van y vienen según el criterio del COI. El tenis o el tiro con arco, por ejemplo, han tenido épocas fuera de la competición olímpica. También el béisbol y el sóftbol, que fueron aprobados para los juegos de 1992, desaparecieron en 2008 y han vuelto en Tokio, pero volverán a quedarse fuera de los Juegos en la cita de París 2024.

En la capital francesa tampoco estará el kárate, quizá el caso más extremo de cómo entran y salen los deportes del programa olímpico según los intereses del COI. Esta arte marcial de origen japonés, una de las más practicadas del mundo, está debutando en el programa olímpico tras más de 50 años de pelea por entrar. No lo consiguió hasta 2015, cuando el comité organizador propuso su inclusión y el COI lo aprobó.

En Tokio, dos españoles, Sandra Sánchez y Damián Quintero, son grandes favoritos para ganar el oro en la modalidad de kata. Tendrán solo una oportunidad de conseguir una medalla, pues dentro de cuatro años su deporte no será olímpico.

Cada disciplina cuenta después con sus propias pruebas y eventos que dan opción a medalla, que también son susceptibles de aparecer y desaparecer con el tiempo. La modalidad de tiro incluyó en 1900 con una prueba de "tiro al pichón" que era, literalmente, intentar atinar a alguno de los 300 pichones que se lanzaron al vuelo en Atenas (el que ganó el oro derribo a 21). También en Estocolmo en 1912 hubo una peculiar prueba en esta disciplina: duelo con pistolas, aunque con maniquís en lugar de personas. Hasta 1932, gimnasia incluía una prueba que ahora ya solo se ve en clases de educación física o pruebas de bomberos: trepar la cuerda.

Para esta edición, las pruebas han pasado de 339 a 229, un centenar menos, y otras como marcha son duda para la próxima sesión en la que el COI configurará su Carta Olímpica.

Juegos Olímpicos
El redactor recomienda