15 metros en seis segundos: Alberto Ginés, rozando el podio en la final de escalada
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
único español en esta disciplina

15 metros en seis segundos: Alberto Ginés, rozando el podio en la final de escalada

El joven de 18 años nacido en Cáceres se juega este jueves la final en escalada deportiva en Tokio 2020, los primeros Juegos en los que esta disciplina llega como olímpica

placeholder Foto: Alberto Ginés durante la final de escalada (Reuters)
Alberto Ginés durante la final de escalada (Reuters)

Solo ocho atletas iban a llegar a la primera final olímpica de la historia en escalada deportiva, y el único español representado en esta disciplina en los Juegos Olímpicos de Tokio ha conseguido una de esas plazas. Este jueves Alberto Ginés (Cáceres, 2002, medalla de plata en el Europeo de 2019) ha arrancado con victoria absoluta en la modalidad de velocidad, la primera de las tres pruebas de la final que deben afrontar los escaladores para determinar quién es el más completo de la especialidad. Su objetivo: subir lo más rápido posible (sin dejar de lado la técnica) una pared vertical de unos 15 metros, distancia que suelen tardar en recorrer unos seis segundos.

La mañana del jueves, en la que daba comienzo la final, Alberto Ginés ha quedado primero en la clasificación tras ganar en velocidad al checo Adam Ondra, con 17 medallas entre Mundiales y Europeos en la última década. Ginés ha subido en 6,42 segundos, frente a los 7,82 que ha necesitado Ondra, si bien el escalador checo es especialista en dificultad y bloques, las otras dos pruebas de la final

Antes de la competición, el joven escalador extremeño ya había logrado muy buenos datos: un mejor tiempo de 6.32 segundos en sus dos tentativas; 87 centésimas más que el francés Bassa Mawen, el más rápido de los 20 participantes, que tuvo el honor de convertirse en el primer plusmarquista olímpico con un crono de 5.45 segundos. "En la velocidad he hecho mi tercer mejor marca de siempre en una competición, me he quedado a tan solo tres centésimas de mi récord, así que no puedo estar más contento", explicó Ginés tras su actuación en declaraciones a la Agencia EFE.

Si la primera de las tres pruebas que compone la escalada premia la agilidad de los más veloces, la segunda, la competición de bloque, supone ante todo un reto mental. Los escaladores disponen de un máximo de cinco minutos para resolver cada uno de los tres "problemas" a los que deben enfrentarse: tres ascensos en los que los escaladores deben hallar el mejor camino para llegar de la base a la cima pasando por una serie de zonas intermedias designadas por los jueces. En esta prueba el joven español, de solo 18 años, fue un poco peor que en velocidad, ya que no logró hacer cima en ninguno de los tres 'problemas' planteados. No obstante, ya lo dejó claro antes de la final: el bloque no es su fuerte.

placeholder Alberto Ginés en Tokio. (EFE)
Alberto Ginés en Tokio. (EFE)

La última de las tres disciplinas de la escalada es quizá la más conocida, la prueba de dificultad, una modalidad en la que los escaladores tienen una única oportunidad para coronar una vía, que va otorgando más puntos a los competidores según se van acercando a la cima. Ginés llega a esta prueba de la final rozando el podio, en la cuarta posición de la clasificación general, después de haber quedado séptimo en bloques.

Juegos Olímpicos Escalada
El redactor recomienda