Jordi Xammar y Nico Rodríguez logran la medalla de bronce en la clase 470 de vela
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
La categoría con mejores resultados

Jordi Xammar y Nico Rodríguez logran la medalla de bronce en la clase 470 de vela

Es el undécimo metal de España en los Juegos y la segunda lograda en esta categoría. Esta pareja, un odontólogo y un futuro economista, ya fue subcampeona del mundo en 2019

placeholder Foto: Xammar y Rodríguez posan con las medallas. (Reuters)
Xammar y Rodríguez posan con las medallas. (Reuters)

Jordi Xammar y Nico Rodríguez, representantes españoles de vela, han logrado la medalla de bronce en la clase 470 de esta categoría. Este tándem, que fue subcampeón del mundo en 2019, ha sumado el undécimo metal para España y el segundo en vela tras el bronce de Joan Cardona. Se convirtieron en pareja tras los Juegos de Río, en los que Xammar fue acompañado por Joan Herp.

Los españoles salieron desde la tercera posición, a cuatro puntos de los segundos, los suecos Anton Dahlberg y Fredrik Bergstrom, que lograron la plata. Aunque las medallas estaban prácticamente aseguradas, Xammar y Rodríguez no estaban confiados tras ver lo que les ocurrió a sus compañeros Diego Botín y Iago López: llegaron en el mismo puesto a la ‘medal race’ y se quedaron sin premio.

Nico Rodríguez habló antes de echarse al agua: “Ahora está en nuestras manos”. En Río, Xammar finalizó duodécimo, una posición que buscaba evitar. “No quería volver a unos Juegos para terminar duodécimo”, comentó. Antes del comienzo de la prueba también habló. “En vela es imposible no cometer errores, se trata de cometer menos que los demás”.

Segunda medalla en vela

Gracias a esta medalla, 470 vela es la que más metales ha sumado al medallero español, 21. Desde la plata de Natalia Vía Dufresne y Sandra Azón en Atenas 2004, España no lograba una medalla en esta categoría.

placeholder Xammar y Rodríguez tras la prueba. (EFE)
Xammar y Rodríguez tras la prueba. (EFE)

Rodríguez es licenciado en Odontología, mientras que Xammar está cursando Económicas. Ambos empezaron en el Optimist (vela ligera). Nico ha seguido practicando este deporte por sus buenas vivencias. “En el club hice un grupo de amigos brutal que todavía conservo y de ahí empiezas a meterte en una dinámica en la que empiezas a marcarte unos objetivos y a competir más serio”.

Xammar, en cambio, tenía claro que quería competir en Río y Tokio. “Con 14 años, ya contaba si me cuadraban los Juegos de Río y de Tokio. Yo más que clasificar para 2016 le decía a mis padres: me gustaría enfocar los de 2020. Parecía imposible. Pero es lo que más me atrae: perseguir objetivos imposibles”.

Juegos Olímpicos Vela
El redactor recomienda