De 'La Quinta de Cobi' a 'La Quinta del Covid' (con permiso de De la Fuente)
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
RAFA MIR ENSEÑÓ EL CAMINO AL SEGUNDO ORO

De 'La Quinta de Cobi' a 'La Quinta del Covid' (con permiso de De la Fuente)

El fútbol español tiene a tiro su segundo oro olímpico tras el de Barcelona 92, aunque necesita un seleccionador que tome decisiones y no las que aparentemente le imponen...

placeholder Foto: Mikel Oyarzabal y Rafa Mir celebran el 5-2 a Costa de Marfil. (EFE)
Mikel Oyarzabal y Rafa Mir celebran el 5-2 a Costa de Marfil. (EFE)

Un gol de Costa de Marfil en el minuto 90 dejó a la Selección española de fútbol al borde de la eliminación de los Juegos Olímpicos de Tokio, lo cual hubiera supuesto un importante varapalo para un equipo plagado de jugadores con los que, tras derrotar este martes a Japón, se puede y se debe aspirar a ganar el oro ante Brasil o México, los otros semifinalistas de esta competición olímpica que, sabido es, no todos los países se toman siempre en serio.

Es cierto que la selección que dirige Luis de la Fuente había hecho más méritos que los africanos para clasificarse, pero el fútbol, como la mayoría de los deportes, no entiende de méritos sino en su caso solo de goles. Un minuto antes de que el marfileño Max Gradel batiera a Unai Simón con un lanzamiento que rozó en Vallejo, pero que se antojaba parable, Mikel Oyarzabal había tenido una buena ocasión tras recibir un gran pase de Dani Olmo.

Foto: Laurel Hubbard, en una competición de 2018. (REUTERS)

El capitán de la Real Sociedad no es delantero centro y eso le ha penalizado, tanto a él como a su equipo. Sin embargo, al mismo tiempo que el cuarto árbitro levantaba la tablilla en la que mostraba los 5 minutos de prolongación, De la Fuente ordenó el cambio de Mikel Merino por Rafa Mir, cuya presencia en los últimos minutos del partido contra Australia ya sirvió para que España encontrara el camino del gol gracias a un cabezazo del mencionado Oyarzabal, a pase, que no centro, de Asensio.

A los 58 segundos de estar Rafa Mir sobre el terreno de juego, llegó la jugada clave del partido. La defensa marfileña se hizo un lío, ninguno acertó a despejar el balón y el murciano, en el primer balón que tocaba, batió a Tape a bocajarro para lograr el 2-2 y llevar el partido a la prórroga. "Hemos sacado a Rafa en el momento oportuno para que hiciera ese gol y no diera tiempo a que el rival reaccionase", comentó De la Fuente al término del partido en unas declaraciones recogidas por Marca.

Partiendo de la base de que fuera posible que un entrenador pudiera dar entrada a un jugador para que marcara un gol al minuto de saltar al campo, la pregunta es muy sencilla: ¿Y por qué esperó tanto? Bueno, el mismo De la Fuente dio la repuesta: para que a Costa de Marfil no le diera tiempo a reaccionar. Es decir, que en lugar alinear a Rafa Mir de inicio y encarrillar el partido, ¿esperó a ir perdiéndolo para sacarlo y forzar la prórroga? No, no tiene ningún sentido, y dice muy poco de De la Fuente.

placeholder Luis de la Fuente, seleccionador olímpico español de fútbol. (REUTERS)
Luis de la Fuente, seleccionador olímpico español de fútbol. (REUTERS)

Unas decisiones difíciles de entender

"El cambio lo hemos ido demorando, pensando en la prórroga para meter un revulsivo. Al final hemos tenido que meterlo antes y nos ha salido bien", comentó el seleccionador español en los micrófonos de Onda Cero, con un discurso más sensato, aunque a continuación volviera a venirse arriba: "Cuando hemos conseguido el empate he dicho 'esto ha cambiado'. En ese momento me he tranquilizado y he visto que íbamos a ganar". Evidentemente, todo esto lo dice porque España ganó, pero la decisión de meter a Bryan Gil en el campo sin la referencia rematadora de Rafa Mir demuestra que se puede aspirar al oro, con permiso de De la Fuente.

Poco te puedes fiar de un entrenador que, como comentan colegas suyos, tarda demasiado en tomar decisiones y no aprovecha las ventanas de los cambios para oxigenar a su equipo. "La importancia de salir enchufado", comentó el gran protagonista. Rafa Mir se estrenó con la selección olímpica con un 'hat-trick'. Ya ha marcado 5 goles con la Sub 21 y viene de una temporada en la que en el Huesca hizo 16. "Sabía que iba a tener alguna. Tenía que entrar y así fue", comentó. A su gol en el minuto 91 sumó después dos más, en el 117 y el 120, para poner el 5-2. Quién se lo iba a decir cuando en el 89 De la Fuente ni siquiera había pensado en él...

Lo cierto es que, más allá de los goles, la presencia de Rafa Mir sobre el terreno implica que Oyarzabal juegue en su posición y aporte aún más lo que aportó como delantero centro. El jugador de la Real es más peligroso apareciendo que estando. Ante Costa de Marfil fue el encargado de poner el 3-2 desde el punto de penalti en el minuto 98. Era su segundo gol en Tokio y el 15º como internacional, pues en la Sub 21 marcó 8 y con la selección absoluta ya lleva 5. Para que algunos le critiquen.

Por lo menos hasta la fecha, y parece que tampoco ocurrirá ante Japón, España no ha tenido la necesidad de sacar a los centrales rivales, tal y como sucedió, por ejemplo, en el partido de la Eurocopa contra Italia. De ahí que no le ha hecho ninguna falta jugar con un falso 9. Es por ello que da la sensación de que De la Fuente sigue un guion preestablecido, quién sabe si por Luis Enrique, en lugar de interpretar las verdaderas necesidades de los partidos que se le plantean a su equipo.

placeholder Once que ganó el oro en los Juegos de Barcelona 92.
Once que ganó el oro en los Juegos de Barcelona 92.

Mejor equipo que en Barcelona 92

España es una potencia olímpica en los deportes colectivos. A Tokio ha llevado a nueve selecciones de los 16 deportes considerados de equipo por el Comité Olímpico Internacional. Ha repetido el número de Río 2016, donde no estuvieron fútbol y balonmano masculinos y sí las dos selecciones de rugby seven. Solo Japón, el país anfitrión, Australia y Estados Unidos, que no tienen la competencia de un continente como el europeo, tienen más.

A la espera de que este lunes se haga oficial la del equipo femenino de balonmano, todas se han clasificado para los cuartos de final y la de fútbol incluso para las semifinales. El objetivo es superar las dos medallas colectivas de 2016, donde solo los baloncestos, plata las chicas y bronce los chicos, lograron subir al podio. 21 años después vuelve a estar en semifinales. En Amberes, Barcelona y la última, la mencionada en Sidney, siempre se superaron y en la segunda incluso se ganó el oro.

Lo consiguió la llamada 'Quinta de Cobi', con un once formado por Toni Jiménez; Ferrer, Solozabal, López, Lasa; Guardiola, Luis Enrique, Manjarín, Alfonso y Kiko. Ahora, el formado por Unai Simón; Mingueza, Eric García, Pau Torres, Miranda; Zubimendi, Mikel Merino; Asensio, Pedri, Dani Olmo y Oyarzabal, a la espera de que Luis de la Fuente le haga un hueco a Rafa Mir. Con hasta ocho jugadores de la absoluta y todos ellos consagrados al máximo nivel. Quién sabe, igual si el seleccionador se deja de inventos y sus jugadores conquistan el oro pasan a la historia como 'La Quinta del Covid'. Y es que la verdad se encuentra cometiendo errores...

Costa de Marfil Japón