La Selección de fútbol juega con fuego, pero Oyarzabal encarrila el pase a cuartos (0-1)
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
Próximo partido, el miércoles a las 13:00

La Selección de fútbol juega con fuego, pero Oyarzabal encarrila el pase a cuartos (0-1)

El equipo de Luis de la Fuente vuelve a dominar frente a Australia, pero su falta de gol es evidente en estos Juegos Olímpicos. Un empate con Argentina valdría para pasar de ronda

placeholder Foto: Oyarzabal celebra el tanto del partido. (Reuters)
Oyarzabal celebra el tanto del partido. (Reuters)

La Selección española de fútbol tiene un problema importante en estos Juegos Olímpicos. El mismo que tuvo su hermano mayor en la Eurocopa de este verano: la falta de gol. España domina, España combina, España encierra al rival, España lo intenta… España no mete la pelota en la portería rival. Hubo que esperar hasta el minuto 81 de partido para que el equipo dirigido por Luis de la Fuente rompiera la igualdad en el marcador, con una Australia anclada en defensa y dirigiendo todos sus esfuerzos ofensivos a cazar algún contraataque. Fue Mikel Oyarzabal el encargado de romper la sequía de la Selección con un brillante remate de cabeza propio de un especialista, a pase de Marco Asensio, que supuso el 0-1. El tanto del hoy capitán fue suficiente para conseguir los tres puntos y sumar cuatro en la clasificación del grupo, lo que les permite llegar a la última jornada de grupo dependiendo de sí mismos y como líderes.

placeholder Oyarzabal, desesperado por la falta de puntería. (Reuters)
Oyarzabal, desesperado por la falta de puntería. (Reuters)

La ausencia de Dani Ceballos, quien se erigió al inicio del torneo como el gran timón del equipo, se notó en el centro del campo. El tobillo del sevillano se dobló violentamente después de un pisotón en el partido contra Egipto. El enorme moratón que se dibuja en su píe no permite ser muy optimista sobre su vuelta a los terrenos de juego, aunque desde la Federación se espera que las pruebas médicas de los próximos días traigan esperanza para el futbolista del Real Madrid. Pedri, que da síntomas de cansancio propio de un jugador que ha disputado más de 50 partidos durante la temporada y que ha enlazado dos competiciones internacionales sin apenas descanso, no logró encontrar la claridad con el balón que le caracteriza. Zubimendi, recuperado de sus molestias, entró en el once para ayudar en la salida de balón.

Mikel Oyarzabal es el delantero de Luis de la Fuente. A ratos referencia como nueve, a ratos falso punto, el vasco llevó el brazalete de capitán y el protagonismo ofensivo de la Selección olímpica. De sus botas llegó la mejor ocasión del partido, un disparo que acabó en el larguero. Un gran desmarque del jugador de la Real Sociedad lo finalizó batiendo al portero australiano, pero encontrándose de lleno con el palo. Oyarzabal se encontró con la dureza de la defensa de Australia (no comparable a Egipto en el partido inaugural) y con un arbitraje extraño por parte del colegiado etíope Bamlak Tessema Weyesa, que pitó faltas inexistentes para ambos lados.

placeholder Tensión en el final del partido. (Reuters)
Tensión en el final del partido. (Reuters)

Bryan Gil, un desatascador que pide a gritos la titularidad

El guion fue el que cualquier aficionado del fútbol podría imaginarse. Australia metida atrás, España tocando, pero con falta de profundidad. Movió el banquillo Luis de la Fuente y volvió a tirar de Bryan Gil. Al igual que contra Egipto, el prometedor extremo español demostró que tiene calidad y verticalidad de sobra para ser algo más que un revulsivo en la sub 23. De sus botas llegaron las jugadas de mayor peligro en la segunda mitad, a base de explosividad con el balón en los pies y velocidad punta en los desmarques.

Foto: Bryan Gil, durante el Europeo sub-21. (Reuters)

Sería otro cambio, Marco Asensio, quien daría la asistencia definitiva a Oyarzabal. El madridista perdió su sitio en el once titular, pero se reivindica con un gran centro a pierna cambiada desde la derecha que remató a la perfección el delantero vasco a 10 minutos del final. Se estiró entonces Australia, en busca del tanto del empate. Unai Simón, cómodo durante lo que llevamos de torneo, se enfadó especialmente después de un codazo de Rowles, dando lugar a un amago de tangana. La sangre no llegó al río y los tres puntos se fueron para España, que afrontará un partido trampa contra Argentina en tres días, pero con la confianza de depender de sí mismos.

Argentina nos pone en un aprieto

La selección olímpica de fútbol argentino, el otro coco del grupo de España, no hizo los deberes frente a Australia en la jornada inaugural. Lo que se preveía como una victoria clara para el conjunto sudamericano se convirtió en la primera gran sorpresa. Con cero puntos en su casillero, el equipo albiceleste se enfrentaba a Egipto bajo máxima presión. Cumplieron los de Bocha Batista con más esfuerzo que talento. Tuvieron que esperar al inicio de la segunda mitad para marcar el único tanto del partido, firmado por Medina en el minuto 52 de encuentro. Con este resultado, el partido entre España y Argentina se enfrentarán con todo por decidir. El miércoles 28 de julio a las 13:00, una nueva final… Y está sí será definitiva. El empate valdrá a la Rojita para pasar a cuartos de final. E incluso una derrota podría valer dependiendo del Australia-Egipto. La victoria significaría el pase automático como primera de grupo.

Juegos Olímpicos Fútbol
El redactor recomienda