De Jackie Chan a la plata de Tokio: el deporte español ve una estrella en Adriana Cerezo
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
Un nuevo éxito para el taekwondo de España

De Jackie Chan a la plata de Tokio: el deporte español ve una estrella en Adriana Cerezo

La primera medalla española de los Juegos Olímpicos comenzó su andadura en el deporte gracias a su abuelo y a las películas de acción. Abandona Japón como una figura

placeholder Foto: Adriana Cerezo celebra su plata en el podio. (EFE)
Adriana Cerezo celebra su plata en el podio. (EFE)

"Ah, sí, sí… Lo de Jackie Chan y Bruce Lee". La historia de nunca acabar. Lo que comenzó como una anécdota hogareña típica de cualquier retrato costumbrista —una niña aficionada a las películas de acción de artes marciales— ha acabado en una plata olímpica. Y su carrera deportiva no ha hecho más que comenzar. Adriana Cerezo ha logrado antes un metal en unos Juegos Olímpicos que sacarse el carnet de conducir. Es lo que tiene conseguir un sueño que muchos atletas persiguen durante toda su vida a los 17 años. Lo que se confirmó en el tatami de Tokio comenzó años atrás, cuando su abuelo decidió hacer caso omiso a su madre, Mar, y apuntarla a ese deporte de contacto que tanto le llamaba la atención: el taekwondo.

Foto: Adriana Cerezo, durante el combate. (Reuters)

Mientras sus padres se reunieron junto a familiares y amigos en una casa rural a más de 10.000 kilómetros de distancia de Tokio para ver el torneo, Adriana Cerezo se desquitaba los nervios previos a los combates dedicando sonrisas a la cámara. Si no había público y sus seres queridos no podían acompañarla en tierras japonesas, al menos les mandaría fuerzas con los "¡vamos!" que resonaban en el Makuhari Messe, sede de la disciplina. Pese a llegar absolutamente lanzada a la final frente a la tailandesa Panipak Wongpattanakit, esta tiró de experiencia para ganar su primer duelo particular con una patada a falta de cinco segundos que dio la vuelta al marcador. A sus 23 años, Panipak partía como la gran favorita de la disciplina en -49 kg, llegó a Japón como número 1 del 'ranking' internacional y como vigente campeona del mundo. "Me ha ganado bien", admitió para los micrófonos de RTVE la propia Adriana tras el combate.

placeholder La decepción de Adriana tras perder el oro. (EFE)
La decepción de Adriana tras perder el oro. (EFE)

Las imágenes de las lágrimas de la joven madrileña mostraron cómo de capacitada se veía para ganar el oro: "La sensación es un poco agridulce, porque he perdido la medalla de oro, pero estoy muy contenta por lo que he conseguido". "Quiero dar las gracias a todo el mundo, cada vez que abría el móvil veía que España estaba a tope conmigo. Sé que mi familia está muy contenta y orgullosa de mí y espero que no se les haya hecho muy sufrido el día de hoy", añadió la joven, que llegó a Tokio como una promesa del deporte español y se marcha convertida en una realidad. "Ha nacido una estrella del taekwondo mundial", aseguró Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Internacional.

Selectividad y los Juegos Olímpicos como viaje de fin de curso

Mientras sus compañeros de promoción del instituto habrán aprovechado para disfrutar de unas merecidas vacaciones antes de comenzar los estudios universitarios, Adriana se marchó a Tokio para disputar unos Juegos Olímpicos. "Es mi viaje de fin de curso", reconocería en una entrevista con El Confidencial, cuando todavía se encontraba preparando los exámenes de Selectividad. Esta la superó y con nota, concretamente con un 13 sobre 14. Muchas horas de estudio en pabellones, en trenes, en aviones o en coche dieron sus frutos. Los estudios eran una línea roja para su familia si quería seguir dedicándose al taekwondo, disciplina que cataloga como "su vida" sin dudar apenas un segundo. Quizás uno de los secretos de su éxito es su pasión por acudir a entrenar cada día. No es una obligación para ella, es un disfrute.

Foto: Adriana Cerezo (izq.) en los campeonatos europeos de Taekwondo de 2020, en los que fue medalla de plata. (EFE)

Aunque en un principio sus intenciones pasaban por estudiar Biología Sanitaria, finalmente se ha decantado por Criminología. Aunque su futuro inmediato no se entiende si no es sobre un tatami. "¿Qué cuál es mi techo? No lo sé, pero alguno habrá, ahora toca averiguarlo", respondió —algo más tranquila y habiendo asumido el enorme logro que supone una plata olímpica— con el carisma que ha conquistado a los aficionados españoles al olimpismo.

Desde aquella vez que su abuelo la agarrase de la mano para llevársela a un gimnasio a practicar taekwondo han pasado trece años. "Ah, sí, sí… Lo de Jackie Chan y Bruce Lee", respondió a este periódico cuando se le preguntó por esa divertida anécdota de cómo surge su pasión por las artes marciales. No pudo disimular cierto hartazgo porque siempre se repitiera la misma cantinela, aunque contestó con el mismo saber estar con el que felicitó a Panipak tras perder la final. Adriana todavía no sabía que toda leyenda tiene su origen. Y su historia solo se acaba de empezar a escribir en estos Juegos Olímpicos que jamás olvidará.

Juegos Olímpicos RTVE Japón Internacional Tokio Comité Olímpico Internacional (COI)
El redactor recomienda