El 'descabello' del bádminton español (y la discreción que se merece Carolina Marín)
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
EL CSD AUTORIZA EL ADELANTO DE LAS ELECCIONES

El 'descabello' del bádminton español (y la discreción que se merece Carolina Marín)

Dadas las graves irregularidades encontradas en la gestión del 'dimitido' a su manera David Cabello, el CSD autoriza a la FESBA celebrar las elecciones antes de los Juegos de Tokio

placeholder Foto: Carolina Marín celebra un punto durante el Masters de Tailandia. (EFE)
Carolina Marín celebra un punto durante el Masters de Tailandia. (EFE)

Hay quienes confunden volante con pelota, pero no, eso no quita para que puedan gestionar el deporte sin dar volantazos y no como simples pelotas. En pleno proceso de cambio entre la salida de su ex presidenta, María José Rienda, y la llegada de la nueva, Irene Lozano, el Consejo Superior de Deportes (CSD) ha autorizado que las elecciones a la presidencia de la Federación Española de Bádmiton (FESBA) se celebren antes de los Juegos de Tokio y no dentro de los dos meses siguientes a estos, tal y como establece la Orden que regula los procesos electorales en las federaciones deportivas españolas cuando una de estas participa en la gran cita olímpica.

Aunque expertos en la materia consideran que no se daban las circunstancias, todo indica que la excepcionalidad está basada en las graves irregularidades por las que está siendo investigado el presidente de la FESBA, David Cabello, y que ha sido esta delicada situación la que llevado al CSD a dar luz verde al adelanto de unos comicios que precisamente deben ayudar a regenerar el bádminton español. Un deporte que, aun con la suerte de tener a un referente mundial como Carolina Marín, ha sido incapaz de promocionarse, mejorar sus estructuras y generar más recursos. Claro que si quien tiene que dirigirlo no está para servirlo, sino para servirse...

[Dietas duplicadas, viajes ficticios... Así es la cara oscura del bádminton español]

Toca por tanto hacer memoria. Lo publicamos en El Confidencial el pasado 9 de enero: entre las irregularidades que el CSD ha encontrado hasta el momento en la gestión de Cabello hay pruebas de que en 2017 cobró 5.865 euros en dietas por trabajo en las que no representaba a su federación, viajes internacionales a cargo de la BWF, la federación mundial; 2.398 euros en viajes a Inglaterra a título personal; 3.420 cobrados por desplazamientos ficticios entre Granada, Madrid y Granada, más otros 4.764 en dietas por trabajo y manutención, también ficticias. En total, 16.447 euros cobrados de aquella manera por el presidente de la FESBA en 2017 de los que el CSD tiene los comprobantes.

placeholder David Cabello, durante una Asamblea de la Federación Española de Bádminton (FESBA)
David Cabello, durante una Asamblea de la Federación Española de Bádminton (FESBA)

Unos días después, con la desfachatez que le caracteriza y será tristemente recordado, Cabello envió a su Junta Directiva, la Comisión Delegada y los presidentes de las territoriales un escueto comunicado en el que informó que "después de una profunda reflexión" no se presentará a la reelección. Además, en un claro intento por buscar una salida airosa que no tendrá, anunció su intención de solicitar el adelanto electoral. Eso sí, el argumento que dio no se lo creyó nadie: "Para que así el nuevo presidente y su equipo puedan abordar, con el mayor tiempo posible, todos los importantes acontecimientos y retos que el bádminton español tiene por delante".

Como era de esperar, sobre todo después de no haberlo hecho tras ser condenado a seis meses de cárcel por un delito de plagio, Cabello no ha tenido la dignidad de dimitir, pero precisamente por ello, porque le falta dignidad para hacerlo, con el hecho de anunciar que no se presenta a la reelección y pedir al CSD el adelanto de elecciones es como si lo hubiera hecho. Prueba de que Cabello es historia es que la Junta Directiva que pretendía celebrar durante el Internacional de España sub 17 de Benalmádena no se celebró. En la FESBA nadie le rinde cuentas ni atiende a sus peticiones, empezando por quienes le eran afines. En la sede de Ferraz se funciona como si Cabello hubiera dimitido, porque en realidad ya no está.

Además, como quiera que tampoco va a presidir la junta gestora, sus días como presidente están contados. De este modo, el bádminton español inicia una nueva etapa que debe empezar con la celebración de unas elecciones transparentes y limpias. No como las de 2016, con un censo inicial con más del 60% del bádminton español fuera de él, tramitación de licencias a personal de la federación, desde la Secretaria General al Jefe de Prensa, en estamentos en los que no han participado nunca, inscripción en el censo de seis clubes que no cumplen los requisitos, para lo cual, y he aquí la mejor demostración de la alevosía con la que se gestiona la FESBA, no se dudó en cambiar, es decir, falsear, el censo de la temporada anterior. Los tejemanejes de Cabello para salir reelegido fueron denunciados por sus opositores.

placeholder Carolina Marín, durante un partido en Tailandia. (REUTERS)
Carolina Marín, durante un partido en Tailandia. (REUTERS)

Respeto y discreción con Carolina

Y como hablar del bádminton español es sinónimo de hablar de Carolina Marín, precisamente la primera que siempre ha estado comprometida en regenerar su federación, esta información sobre lo que podemos calificar de 'descabello' de la FESBA, no podía concluir sin hacer una breve mención a la gran campeona, para quien desde su entorno se ha pedido máximo respeto y discreción en un momento difícil para ella y su familia, al cual por supuesto no hago referencia porque así es su deseo.

No se trata de comparar ni por supuesto afear la conducta de nadie, pero llama la atención la diferencia de trato que se tuvo, por ejemplo, con Luis Enrique y la desgraciada enfermedad de su hija y el poco respeto que algún medio ha tenido hacia Carolina, cuya fortaleza a buen seguro que le ayudará a llevar estos momentos tan duros. Esperemos que quienes deben coger ahora el 'volante' del bádminton español sigan su ejemplo y lo conduzcan por el mejor camino. ¡Ánimo, Caro!

Consejo Superior de Deportes (CSD) David Cabello Elecciones FESBA Federación Española de Bádminton Carolina Marín
El redactor recomienda