Ruth Beitia, una inspiración para que Yelena Isinbayeva vuelva a las pistas
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
la española fue oro con 37. Ella llegaría con 38

Ruth Beitia, una inspiración para que Yelena Isinbayeva vuelva a las pistas

El oro conseguido con 37 años por la española parece que ha hecho reflexionar a la rusa. Llegaría a la cita de Tokio con 38 años, uno más que la cántabra,

placeholder Foto: Isinbayeva celebrando el triunfo en el Atakoy Athletics Arena de Estambul en 2012. (Dylan Martínez/Reuters)
Isinbayeva celebrando el triunfo en el Atakoy Athletics Arena de Estambul en 2012. (Dylan Martínez/Reuters)

Ruth Beitia hizo que miles de personas se emocionaran con sus lágrimas en lo más alto del podio en los Juegos de Río 2016. Por fin, por primera vez en su carrera, había conseguido una medalla olímpica. Y de oro, nada menos. Una proeza de la que parece haber tomado buena nota Yelena Isinbayeva.

La rusa está dubitativa. Durante la rueda de prensa en la que anunció su retirada, aseguró que no llegaría a Tokio 2020 en forma. La edad, que no perdona a nadie. Pero después de ver a Ruth Beitia besando su medalla dorada, parece que algo ha despertado dentro del corazón de la rusa. Del no rotundo, ha pasado al "no hay nada imposible". Una clara apertura a la posibilidad de estar en la cita olímpica de Japón.

"Ahora parece que con 37 años se puede ganar en unos Juegos Olímpicos", dijo la rusa en una entrevista con Sport-Express. Hablaba de Beitia, que no ha parado de engordar su palmarés desde un poco antes decumplirla edad que Isinbayeva tiene hoy: 34 años. La rusa llegaría a Tokio 2020 con 38 años, uno más que la española, pero con un talento especial que le ha hecho ser apodada "la zarina de la pértiga" desde que tirara la puerta abajo en Atenas 2004.

La atleta con una segunda juventud

Lo de Beitia es increíble. Cumplió 30 años en 2009 y desde entonces, su palmarés no ha parado de crecer. De ahí que con el oro y su visibilidad, pueda ser una fuente de inspiración para Isinbayeva. Desde que debutara en 1998, la cántabra logró 5 podios hasta que cumpliera 30 años. desde entonces, ha firmado 13, de los cuales 7 han sido oro.

Isinbayeva deberá conocer que Ruth Beitia ha "rejuvenecido" gracias a su tremendo control en todos los aspectos de su entrenamiento. Desde la comida hasta los entrenamientod, la cántabra lleva muchos años exprimiéndose al máximo. Y sin presión, "sin una mochila llena de piedras", como ella misma ha dicho en varias ocasiones. Y eso es lo que deberá hacer la rusa para parecer sobre el listónque ha bebido de la fuente de la eterna juventud.

Otro símil con Isinbayeva es queBeitia también se planteó la retirada. De hecho, al igual que la rusa, anunció su adiós a las pistas en rueda de prensa.El deporte es muy exigente y hace que haya muchas facetas de la vida a las que no se les puede dedicar el tiempo necesario. En el caso de Beitia, la maternidad y practicar otros deportes. Por parte de la rusa, dedicar tiempo a su familia y a su hija, nacida después de Londres 2012.

De ahí que en algunos momentos surjan momentos de debilidad. Después de la cita británica, con la frustración del cuarto puesto bajo el brazo, Beitia anunció su retirada. Pero Torralbo, su entrenador de siempre,le convenció para volver a entrenar. Desde ese instante,han llegado los mejores resultados de su carrera deportiva.

Aunque la historia de Isinbayeva es más complicada, ya que con la sanción por el dopaje a los rusos y su "no perdonaré jamás a la IAAF", no es tan sencillo como volver a calzarse las zapatillas y volver a competir. Tendrá que abrir de nuevo relaciones con la Federación. Además, tendrá que renunciar a su reciente puesto en el COI como representante de los deportistas.Pero en Tokio 2020, sin Bolt o Phelps participando, su presencia puede ser importante para llenar el vacío de estrellas.

Yelena Isinbáyeva Ruth Beitia
El redactor recomienda