azahara muñoz y carlota ciganda debutan en golf

Hortelano, Bolt, taekwondo, baloncesto... eventos para no despistarse en Río

El equipo de baloncesto es un clásico del deporte español y aspira, una vez más, a meterse en la lucha por las medallas. El rival, Francia, es un viejo conocido con muchas cuentas pendientes

Foto: Bruno Hortelano (EFE)
Bruno Hortelano (EFE)

Este es el último miércoles de Juegos, que no es mucho decir, pero es una llamada de atención más para no dejar de mirar hacia Río de Janeiro. La ciudad carioca es hoy el centro del mundo. No hay otro lado en el que el llanto y la sonrisa se combinen con tanta felicidad. Son pocos los deportistas que pierden y no se conmueven, del mismo modo que hay pocas alegrías más explosivas que la de saber que eres oro olímpico. Entramos, además, en la zona en la que no se hacen prisioneros. Terminaron ya las fases previas, ahora todo lo que pasa es a vida o muerte. En el deporte es siempre mejor así. 

Baloncesto

Si hasta el momento no se han perdido un solo partido de España, y viendo las audiencias es probable que así sea, no es razonable que lo dejen ahora. Podríamos decir que empieza lo mejor, el tiempo en el que perder es irse a casa, pero la selección decidió dormirse en los dos primeros encuentros para darle pimienta a los tres últimos. La cuenta empieza a cero, todo lo que ahora empieza no tiene nada que ver con lo anterior, como se ha visto claramente en otros deportes. Hay un clásico europeo esta tarde, un España-Francia (19.30 h.) en el que el historial de agravios mutuos no cabe en la cantidad de páginas de un libro de Proust. La última, por no remontarnos muchos, data del pasado verano. Los pívots franceses aún tienen pesadillas con el baile que les propuso Pau Gasol en uno de los mejores partidos de su carrera. Aquello sirvió a España para ser campeona continental. Y, si les ha sabido a poco, después tienen un magnífico Estados Unidos-Argentina (23.45 h.)

Taekwodo

Jesús Tortosa puede ser el taekwondista español de menos nombre, pero eso tampoco invalida nada, porque solo quiere decir que no es el máximo favorito en su prueba sino solo uno de sus aspirantes. Tortosa ha sido plata europea este mismo año, tiene solo 18 años y si no le toca ahora será en un futuro. Marcus Walz, de todos modos, ha demostrado que ser joven no es necesariamente un impedimento. Su primera experiencia olímpica será especial, le enseñará a competir y forjará lo que pueda ser en un futuro. Además, el taekwondo es un deporte imprevisible, muy divertido, lleno de alternativas y de golpes. No se debe pedir mucho más. 

Atletismo

Corre Bruno Hortelano. También se podría haber dicho "corre Bolt", pero centrémonos por un momento en Hortelano, que ha vuelto a batir su mejor marca en las series y aspira, con toda normalidad, a un puesto de finalista olímpico en una prueba donde los atletas blancos son una especie protegida. El español ha logrado llamar la atención del atletismo español en una especialidad en la que nadie esperaba nada. Sus marcas se acercan a la final ¿y si lo consigue? pues sería el primero de este país. Efectivamente, junto a él esperen a Bolt, pero a sus nietos Hortelano les podrá enseñar una lista en la que él sale antes que el jamaicano -fue segundo, por delante del mito- aunque no sirviese de nada. 

Golf

No ha empezado con buen pie, pero es más que nada en el campo masculino. La prueba femenina de golf sí que se lo ha tomado en serio, principalmente porque ellas sienten que necesitan un poco más de publicidad. Y esa palabra es mágica en el olimpismo, porque cuando pasan cosas en Río aparecen en todos los televisores del mundo. Son dos las españolas que intentarán hacer un buen papel en estos Juegos, las jóvenes Azahara Muñoz y Carlota Ciganda. Aún no están en la élite, y en Río se encontrarán con todas las mejores. Pero en el golf una buena vuelta da alas y la historia está llena de ganadores inesperados.  

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios