orlando ortega se clasifica con facilidad

Shaunae Miller se tira en plancha para conseguir un oro olímpico

La bahameña fue campeona olímpica gracias a su pundonor final. Rudisha vuelve a mandar en el 800 y Lavillenie recordó al mundo que es el mejor pertiguista que se ha visto

Foto: Shaunae Miller llega en plancha (Reuters)
Shaunae Miller llega en plancha (Reuters)

El estadio olímpico de Enganhao se dio otro atracón de atletismo. En los Juegos Olímpicos no puede ser de otra manera. Orlando Ortega, español, se metió en la final de 100 metros en la noche en la que Rudisha retomó su trono y en la que Shaunae Miller ganó los 400 con un movimiento histórico.

400 metros

La bahamesa Shaunae Miller se arrojó sobre la línea de meta para conquistar el título olímpico de 400 metros y privar a la estadounidense Allyson Felix de sus aspiraciones de ser la primera atleta de la historia con cinco medallas de oro olímpicas. Miller, en un final agónico, cerró la vuelta a la pista en 49.44, el mejor registro de su vida. Felix, que la llegó a rebasar en la recta, terminó segunda en 49.51, y la jamaicana Shericka Jackson se colgó la medalla de bronce con 49.85. 

Shaunae Miller tras ganar el oro. (Reuters)
Shaunae Miller tras ganar el oro. (Reuters)

La bahamesa dio rienda suelta a su alegría cuando aparecieron los tiempos oficiales en el videomarcador del estadio Olímpico, después de permanecer las dos unos segundos a la expectativa, sin saber quien había ganado. Miller parecía haber sentenciado la carrera cuando se presentó a mitad de recta con tres metros de ventaja, pero Allyson no había dicho su última palabra y fue recortando la diferencia a cada paso. Y cuando parecía que había rebasado a la bahamesa, ésta se lanzó en plancha sobre la raya y le birló el triunfo. 

Felix se había recuperado de una lesión de tobillo que sufrió en abril y, aunque no pudo obtener plaza en el equipo norteamericano para defender su título olímpico en 200, llegó a Río con el objetivo de convertirse en la primera atleta con cinco medallas de oro olímpicas y en una de las pocas que han sido campeonas en 200 y 400. Con 13 títulos globales a lo largo de su carrera, la californiana, de 30 años, afrontaba sus últimos Juegos con el deseo de emular a Betty CuthbertIrena SzewinskaValerie Brisco-Hooks y Marie Jose-Perec, que fueron campeonas olímpicas de 200 y 400. 

En semifinales, Allyson Felix había ganado la batalla psicológica a la que estaba llamada a ser su rival más dura, la bahamesa Shaunae Miller, subcampeona del mundo y líder del ránking mundial del año, con la que coincidió en la tercera serie. Miller, abanderada de Bahamas en la ceremonia inaugural de los Juegos, no ha perdido una sola de las cinco carreras que ha hecho este año. 

110 metros vallas

Orlando Ortega, una de las esperanzas españolas de conseguir medalla en el atletismo olímpico, se ha clasificado para las semifinales de 110 metros vallas al ganar su serie, bajo una lluvia intensa, con un tiempo de 13.32, y tras la interrupción lo ha hecho también Yidiel Contreras. Inmediatamente después de la carrera de Ortega la competición fue interrumpida durante 25 minutos para que los atletas se pusieran a cubierto.

Nacido en La Habana y con nacionalidad española desde el pasado año, Ortega defendía por vez primera la camiseta roja. La lluvia arreció sobre el estadio cuando los contendientes de la segunda serie, la del plusmarquista español, iban a tomar la salida. Ortega lo hizo por la calle 8. El jamaicano Omar McLeod, gran favorito, había ganado la primera con 13.27 y Orlando necesitaba, ante todo, asegurarse el pase.

Sobre la pista anegada, Ortega se impuso con una marca de 13.32, mientras el jamaicano Deuce Carter, que partía con la segunda marca, se quedó fuera al tropezar con un obstáculo. Luego sería repescado. El plusmarquista español había dicho, la víspera de su entrada en acción, que no sentía "presión por nada" y que le quedaba "mucho por correr antes de ganar una medalla". En la final olímpica de Londres 2012, como miembro del equipo cubano, se clasificó sexto.

Una vez reanudada la competición, en la cuarta serie, por la calle siete salió Yidiel Contreras con la séptima marca entre los ocho, con pocas posibilidades de sobrevivir a la primera criba, pero sus dotes competitivas obraron el milagro. El atleta del Playas de Castellón fue quinto con 13.62 y sólo pasaban directamente los cuatro primeros, pero su registro le dio una de las cuatro plazas de repesca por tiempos.

800 metros

El keniano David Rudisha se convirtió en el primer atleta que revalida el título olímpico de 800 metros desde 1964 tras rematar en la última vuelta una carrera que había lanzado su joven compatriota Alfred Kipketer. Rudisha, plusmarquista mundial de la prueba, tomó la cabeza a 300 metros del final y cruzó victorioso la meta con un tiempo de 1:42.15, seguido del actual campeón de 1.500, Taoufik Makhloufi, que batió el récord de Argelia con 1:42.61, y del estadounidense Clayton Murphy, que hizo récord personal con 1:42.93. Desde que lo hizo el neozelandés Peter Snell en 1964, nadie había revalidado un título olímpico de 800.

Rudisha no ha vuelto a ser el que ganó la final de Londres 2012 con un récord mundial (1:40.91) corriendo en cabeza desde el disparo, pero se presentaba en Río con un registro de 1:43.35 que le reportó mucha confianza para acometer la defensa de su título. Se enfrentaba a un puñado de rivales poderosos, algunos de casa: Alfred Kipketer, campeón mundial sub-18 en 2013 y sub-20 en 2014, y Ferguson Rotich, los dos primeros en los campeonatos de Kenia, en los que él fue sólo tercero, pero el año pasado ocurrió algo parecido y luego se coronó campeón mundial en Pekín. 

Kipketer, de sólo 19 años, venía de ganar en Mónaco y Rotich en Shanghái y Estocolmo, de modo que el sueño keniano de un triplete no era descabellado. Estados Unidos lo consiguió dos veces, en 1904 y 1912, en pistas de ceniza. Pero Kipketer se sacrificó en favor de su más ilustre compatriota. Salió disparado en los primeros metros y pasó el 400 en 49.23. A la salida de la penúltima curva, Kipketer tomó la cabeza y mantuvo un ritmo de crucero inalcanzable para sus rivales.

El francés Pierre-Ambroise Bosse cometió el error de seguirlo y terminó perdiendo el podio. Makhloufi llegó por detrás para hacerse con la medalla de plata y Clayton Murphi relegó al cuarto lugar al atrevido galo. La demostración de Rudisha en semifinales (1:43.88) había ratificado su condición de gran favorito, aun cuando Bosse y Makhloufi fueron ligeramente más rápidos.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios