Es noticia
Menú
El sudafricano que ensombreció a Bolt batiendo el récord de Michael Johnson
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
pulverizó la marca de los 400M de hace 17 años

El sudafricano que ensombreció a Bolt batiendo el récord de Michael Johnson

Se hicieron con la plata y el bronce los otros dos favoritos: el granadino Kirani James con 43.76, superando por nueve centésimas al estadounidense LaShawn Merrit

Foto: Wayde van Niekerk bate el récord de los 400m de Michael Johnson. (Reuters)
Wayde van Niekerk bate el récord de los 400m de Michael Johnson. (Reuters)

Bolt es la gran estrella, el atleta al que todos quieren fotografiar, pero en la jornada de Río de Janeiro, por una vez, no fue el mejor. Nadie se le acercó en el 100, pero cuando empezó a correr ya se había dado la pista carioca un momento para la historia. Llegó en el 400, con un récord que nadie esperaba, de un atleta bueno pero con pasado limitado. Un sudafricano llamado Wayde van Niekerk voló hasta dejar en el pasado una marca de Michael Johnson. Ni más ni menos. Ya no tiene más plusmarcas el estadounidense, pues su otra joya, el 200, se lo batió Bolt ya hace unos cuantos años.

Por detrás del sudafricano, se hicieron con la plata y el bronce los otros dos favoritos: el granadino Kirani James fue segundo con 43.76, superando por nueve centésimas al campeón en Pekín 2008, el estadounidense LaShawn Merrit. Se esperaba una carrera rápida porque había galgos, pero nadie tenía en los cálculos que Van Niekerk fuese a reventar el cronómetro. De hecho, esta temporada el sudafricano no había conseguido bajar de los 44.11.

Wayde van Niekerk, que fue campeón del mundo en Pekín hace un año, no es el típico atleta musculoso, todo lo contrario. Ni especialmente alto. Su zancada, eso sí, es poderosa. Corría en la calle ocho y nadie pudo acercársele. Desde el primer metro fue acelerando, con el motor en marcha hasta detener el tiempo en un 43.03 que no parecía posible. 15 centésimas menos que el récord vigente de Johnson.

La marca anterior databa de 1999. Fue lograda en Sevilla, en una tarde de calor, como suelen serlo en el estío en la capital de hispalense y en el contexto de un campeonato del mundo, pues Johnson, como Bolt, como Van Niekerk, como los grandes, no dejaba su mejor versión para los mítines que dan más dinero, sino para los días en los que todo el mundo estaba atento a lo que pasaba en el atletismo.

Johnson corría de una manera heterodoxa, con el cuerpo echado para atrás, casi como un pato. Un pato, eso sí, de zancada poderosa y, sobre todo, de frecuencia excepcional. Era muy efectivo y siempre se pensó que podía bajar de 43 segundos, que su cuerpo daba para más de lo que se veía. Nunca lo llegó a hacer, dejó una marca sensacional que ahora se ha esfumado. Van Niekerk parece más normal, tiene un correr más académico, pero engaña. No parece ir tan rápido como realmente va y con tan solo 24 años ya es el único deportista que ha conseguido romper tres barreras en su carrera: los 10 segundos en 100 metros (9,98), los 20 en 200 (19,94) y los 44 en 400.

La prueba de los 400 metros es una de las más duras del atletismo, si no la más. Los deportistas que en ella corren llegan a la meta con los músculos retorcidos de dolor y el ácido láctico disparado. Los 100 y los 200 son la velocidad, los 400 son la resistencia de esa velocidad, decirle a las piernas que no solo tienen que ir rápido sino que, además, tienen que mantenerse rápidas, sin bajar un segundo el ritmo, durante una vuelta completa al estadio. Eso es lo que Van Niekerk hizo, robándole algo de protagonismo a Bolt y planteando una duda para el resto del mundo: ¿cuándo se bajará de 43 segundos?

Bolt es la gran estrella, el atleta al que todos quieren fotografiar, pero en la jornada de Río de Janeiro, por una vez, no fue el mejor. Nadie se le acercó en el 100, pero cuando empezó a correr ya se había dado la pista carioca un momento para la historia. Llegó en el 400, con un récord que nadie esperaba, de un atleta bueno pero con pasado limitado. Un sudafricano llamado Wayde van Niekerk voló hasta dejar en el pasado una marca de Michael Johnson. Ni más ni menos. Ya no tiene más plusmarcas el estadounidense, pues su otra joya, el 200, se lo batió Bolt ya hace unos cuantos años.

El redactor recomienda