Es noticia
Menú
"No siento que tenga que deprimirme, ser madre quita importancia al deporte"
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
rozó la medalla en la 'medal race'

"No siento que tenga que deprimirme, ser madre quita importancia al deporte"

La sevillana comenzó en sexta posición la 'medal race' de la clase RS:X y durante una parte de la regata tocó el bronce, pero al final no pudo subirse al podio como hizo hace cuatro años en Londres

Foto: Alabau no pudo revalidar su medalla olímpica (Nic Bothma/EFE/EPA)
Alabau no pudo revalidar su medalla olímpica (Nic Bothma/EFE/EPA)

De las cinco medallas que ha ganado el deporte español en los Juegos de Río, cuatro de ellas corresponden a deportistas que también las ganaron en Londres 2012. Son los casos de Mireia Belmonte (que ha ganado dos), Maialen Chourraut y Lydia Valentín (que aún tiene que recibir la de hace cuatro años). Ellas han igualado o mejorado su resultado de hace cuatro años. Marina Alabau también aspiraba a repetir medalla, aunque ella no podía mejorar: ganó el oro entonces. La regatista, una de las más firmes opciones de medalla en la vela, acabó quinta tras rozar el podio. Se va una opción más, no es nuevo.

"No sé cómo me voy con el quinto puesto. Ha estado muy apretado y no es la posición que yo quería y me esperaba, pero tampoco es el fin del mundo", dijo tras la última regata, a la que podía haber llegado mejor colocada si no lleva a ser por la descalificación el día anterior. Eso le hizo afrontar la 'medal race' en sexta y no en tercera posición. Además hubo una protesta del Comité de Medición que se decidió, sin consecuencias, por la mañana. Aunque nada de eso le afectó, dijo Alabau. "Es verdad que anoche dormí mal y esta mañana estaba con la protesta, pero también es cierto que me he ido al agua con muchas ganas, me sentía superbien".

Foto: Tamara Echegoyen y Berta Betanzos.

La última regata comenzó con una buena noticia: una penalización a la rusa Stefania Elfutina, segunda en la clasificación general. "Una menos", se escuchó en el grupo de españoles que seguía la regata desde la playa a través de la pantalla gigante. Por la primera boya, Alabau pasó en tercera posición. Detrás de ella, cuatro de sus cinco predecesoras en la clasificación en estos Juegos Olímpicos. Al paso por la segunda boya, la española bajó un puesto, pero seguí teniendo muchas opciones de medalla. En ese momento, los resultados le daban la medalla de bronce.

Foto: Marina Alabau durante su regata (Nic Bothma/EFE)

Sin embargo, a la sevillana se le escapó el podio en el tramo final por tres motivos: la victoria de la neerlandesa Lilian de Geus, la remontada de la rusa Elfutina, que terminó séptima, y su lucha con la brasileña Freitas, que la superó poco antes de acabar. "No había ninguna falta de viento, simplemente dejé de planear porque pasó un barco de 'jury' y la ola que hizo me hizo perder el planeo y la distancia con la brasileña", explicó Alabau. "He estado bastante cerca. He empezado muy bien la manga de hoy. Cuando me pasó la china la verdad es que me lo esperaba, pero yo estaba centrada en la rusa, a la que le sacaba tres posiciones. Y al final la brasileña me ha pasado y he perdido todas las opciones". Alabau presentó una reclamación contra la rusa por saltarse una boya, pero no fue aceptada por los jueces.

Las otras opciones

Marina Alabau es la primera de una estirpe propia: los regatistas. En España, cada cuatro años, como si fueran un cometa, los regatistas cobran protagonismo porque son siempre opción de medalla. País marinero que sabe adiestrar a los suyos desde hace décadas. Alabau, que fue madre en el ciclo olímpico, no ha podido revalidar los laureles que disfrutó en Londres. Pero quedan muchos. La propia 'windsurfer' valora cómo ve la vela española en Río: "Regulín. Yo era una opción a medalla, Iván (Pastor, de RS:X) también, y de momento no tenemos ninguna. Pero todavía quedan los 49 y los 470, que tienen la oportunidad de sacar medalla. Yo confío en las dos clases", explicó la sevillana.

placeholder Alabau terminó quinta la última regata (Nic Bothma/EFE-EPA)
Alabau terminó quinta la última regata (Nic Bothma/EFE-EPA)

Ella, por su lado, tiene tiempo para reflexionar y ver a dónde va su tabla en el futuro. "Ahora mismo me pilla Tokio bastante lejos, estoy un poco triste por no haber conseguido medalla, pero también estoy contenta de que el ciclo se haya acabado. Han sido muy estresantes estos últimos meses, he entrenado muchisimo, he estado siempre cansada. Por eso estoy contenta de que por fin voy a estar de vacaciones con mi niña y con mi familia", contó, cansada, la regatista.

El resumen no es muy diferente al de otros deportistas, que siempre son conscientes de que la derrota es bastante más probable que el éxito y que todo el mundo compite por lo mismo: "La vida es así y así es el deporte. ¿Es una pena? Sí. Pero tampoco siento que tenga que deprimirme. He tenido una buena semana, lo he dado todo, he tenido mis fallitos, pero tengo otras cosas importantes en la vida. Ser madre le quita importancia al deporte y te hace ser positiva".

De las cinco medallas que ha ganado el deporte español en los Juegos de Río, cuatro de ellas corresponden a deportistas que también las ganaron en Londres 2012. Son los casos de Mireia Belmonte (que ha ganado dos), Maialen Chourraut y Lydia Valentín (que aún tiene que recibir la de hace cuatro años). Ellas han igualado o mejorado su resultado de hace cuatro años. Marina Alabau también aspiraba a repetir medalla, aunque ella no podía mejorar: ganó el oro entonces. La regatista, una de las más firmes opciones de medalla en la vela, acabó quinta tras rozar el podio. Se va una opción más, no es nuevo.

Marina Alabau
El redactor recomienda