la caribeña granada alumbró un atleta letal

Kirani James, el rey del Caribe que amenaza el legendario récord de Michael Johnson

Kirani James, abanderado de la caribeña Granada, está en condiciones de batir el récord del mundo de los 400 metros, que selló el mítico atleta 'yankee' en 1999 en Sevilla

Foto: Kirani James, gran favorito para ganar los 400 metros lisos en los Juegos de Río de Janeiro (Reuters)
Kirani James, gran favorito para ganar los 400 metros lisos en los Juegos de Río de Janeiro (Reuters)

Es una leyenda con letras mayúsculas. De la historia del atletismo y también de los Juegos, pues sumó cuatro oros olímpicos. Es Michael Johnson (200 y 400 metros), un atleta norteamericano que lo ganó todo, con un peculiar estilo a la hora de correr, un deportista extraordinario. Fue precisamente en territorio español donde firmó un capítulo excepcional. En 1999, en el Campeonato del Mundo de Sevilla, batía el récord mundial de los 400 metros, en aquel momento en manos de Butch Reynolds. Paró el cronómetros en 43,18… y hasta hoy. Han pasado 17 años y muchos se preguntan si alguien puede superar este histórico registro. Un atleta de Granada -la soleada isla caribeña- aparece en el horizonte como candidato. Se trata de Kirani James. Un velocista de categoría superior que hace cuatro años se colgó la presea dorada. En Río de Janeiro puede hacer historia.

En Río de Janeiro, Kirani sólo participará en 400, aunque también podría haber luchado en los 200. Es firme candidato a colgarse el oro. Con permiso de LaShawn Merritt, un 'yankee' que fue oro en Pekín y que en su momento fue suspendido durante 21 meses por dopaje. En Londres, hace 4 años, una lesión no le permitió luchar por los metales, retirándose en la primera ronda. Un rival duro para Kirani James, al que los focos empiezan a alumbrar en Brasil. Con 23 años -su gran rival tiene 30-, ha ganado las seis carreras que ha disputado este año. Su mejor registro en 400 metros es de 43,74 segundos, no muy lejos de los 43.18 que firmó Johnson. En 2011 ya apareció deslumbrante a nivel internacional absoluto, cuando con tan sólo 18 años, ganó la medalla de oro en el Mundial disputado en Daegu, imponiéndose al defensor del título, que no era otro que LaShawn Merritt.

Kirani James, el rey del Caribe que amenaza el legendario récord de Michael Johnson

El mismo Johnson señaló a Kirani como futuro rey de los 400. Lo hizo hace cuatro años, cuando en Londres el granadino ganó la medalla de oro, la primera olímpica en la historia de la diminuta Granada. “Tiene un gran talento”, subrayó Michael al ver en acción al joven atleta, consciente de que peligra su récord. En su país es una celebridad. O mucho más. Aquel lejano día, hace cuatro años, en el que ganó el dorado metal, las calles de su país se llenaron de gente. Una celebración única e irrepetible. “Llamé por teléfono a mi madre pero no podía escucharla; estaba en la calle festejando mi triunfo”, relataba hace unos días en una entrevista concedida a 'CNN'. Kirani, en aquellos instantes, empezó a entender la dimensión de la hazaña firmada en Londres. Apenas pudo dialogar con su madre, pues el teléfono pasaba de mano en mano. Todos querían felicitar a James.

Una prueba compleja y de una gran dureza, de velocidad mantenida, Kirani ya está considerado como uno de los 10 mejores atletas del planeta en la actualidad. Desde que con 14 años ganara el oro en el Campeonato junior de atletismo del Caribe, su progresión ha sido constante, sumando medallas sin parar. En su momento, hasta 10 universidades de los Estados Unidos le tentaron para reforzar sus equipos de atletismo, aceptando la beca que le ofreció la de Alabama. Y allí sigue, a las órdenes de Harvey Glance, un reputado preparador de grandes talentos.

Kirani James fue el abanderado de Granada en los Juegos de Río de Janeiro (Reuters)
Kirani James fue el abanderado de Granada en los Juegos de Río de Janeiro (Reuters)

La aparición de Kirani ha conseguido que las autoridades apuesten por el deporte, tanto a la hora de formar atletas como cuando toca invertir en instalaciones. Este año, en enero, se inauguró en Saint George, capital de Granada, un espectacular estadio, tanto para atletismo como para fútbol. Con una capacidad para 8.000 espectadores, el atleta fue protagonista estelar de su puesta de largo. La inversión ascendió hasta los 40 millones de dólares, una cantidad nada despreciable cuando hablamos de una isla del Caribe. Obviamente, el Estadio Nacional pasó a ser rebautizado con el nombre y el primer apellido del atleta.

Integrante de las Antillas Menores, en pleno Caribe, el turismo es una importante fuente de ingresos. Y aquí entra en juego el laureado atleta, la imagen más potente del país. Las autoridades encontraron en Kirani, como en el caso de otros muchos compatriotas reconocidos a nivel internacional, una imagen perfecta para atraer inversores y turistas. Así, James fue nombrado hace tiempo Embajador de Deportes de Granada. Su labor en este sentido consiste en promover en el extranjero diferentes centros turísticos.

Kirani siempre ha trabajado, a medida que su dimensión ha ido creciendo sin parar, en la detección de nuevos talentos deportivos de Granada, sobre todo del mundo del atletismo. No sólo se ha preocupado de su país, también ha animado a los dirigentes de los países de la zona a emprender acciones para ayudar a los nuevos deportistas que vayan despuntando en el mundo deporte. James es un rey en todo el Caribe...

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios