renunció a jugar el mixto junto a muguruza

El día interminable de Nadal: tres desafíos, dos victorias y una medalla

El tenista balear se aseguró en el dobles su segunda medalla olímpica ocho años después de conseguir la primera en Pekín 2008. Aún puede sumar una tercera en el cuadro individual

Foto: Rafa Nadal celebra la clasificación para la final de dobles (EFE)
Rafa Nadal celebra la clasificación para la final de dobles (EFE)

A las 19:15 de la tarde hora de Río de Janeiro, Rafa Nadal abandonó el Centro Olímpico de Tenis en autobús para volver a la Villa Olímpica. Puso así fin a una larga jornada que pudo serlo todavía más si su equipo no le hubiera aconsejado parar y no disputar el dobles mixto junto a Garbiñe Muguruza, porque él tenía la intención de salir a jugar y continuar con su maratón de partidos en busca de tres medallas olímpicas. Como mucho serán dos, empezando por la que se cuelgue este viernes tras la final dobles que disputará junto a su amigo Marc López.

Que Nadal vive los Juegos Olímpicos con la pasión de un debutante quedó claro cuando decidió jugar las tres modalidades a pesar de no estar recuperado de la lesión de muñeca que le apartó de Roland Garros y le impidió acudir a Wimbledon. Se presentó en Río sin estar en las mejores condiciones porque quería ser el abanderado y sobre todo porque quería estar allí, en la Villa Olímpica, donde no puede dar dos pasos si que un deportista se acerque para hacerse un 'selfie'.

Su maratoniana jornada de competición, aplazada un día por la lluvia del jueves, comenzó a las 11 de la mañana (siempre hora local) con el partido en la pista central contra el francés Gilles Simon, al que venció por 7-6, 6-3 en dos horas. El siguiente encuentro en el programa del día era de semifinales del dobles ante los canadienses Nestor y Pospisil. Ganó la pareja española por 7-6, 7-6 en un partido disputado y divertido a pesar de las extrañas circunstancias en las que se jugó.

La organización llevó el duelo a la Pista 3, sin ojo de halcón, con mucho ruido y sin capacidad para acoger a toda la gente que quería verlo. A pesar de eso, Nadal y López acabaron abrazados sobre el suelo celebrando la medalla. "Es inolvidable vivir este momento juntos", dijo el mallorquín. "Tengo la mejor pareja que se puede tener", afirmó Marc López. "Es de mis mejores amigos, tengo un 'feeling' increíble con él. Ya que me escoja es un privilegio y ya conseguir una medalla con él me hace más ilusión aún".

La alegría de Nadal y López (Fernando Maia)
La alegría de Nadal y López (Fernando Maia)

Las instrucciones del equipo

Eran las 17:30 y a Nadal aún le quedaba un partido más, el debut en el dobles mixto con Muguruza. A pesar de eso pasó por la zona mixta y atendió pacientemente a la prensa. Allí dejó en el aire su presencia en el último encuentro del día: "Ahora tengo que ir a hablar con mi gente, tengo que ver qué pasa, tengo que hablar con Garbiñe, tengo que hablar con el médico. Y veremos. Ahora mismo mi intención es salir a jugar, pero nunca se sabe lo que puede pasar después de hablar con el equipo, que también yo me debo a un equipo y sigo instrucciones de ellos". Una hora después, la organización anunció que la pareja Muguruza-Nadal se retiraba de la competición y que los checos Hradecka y Stepanek pasaban a la siguiente ronda.

¿Habría forzado en el mixto si no hubiera asegurado la medalla en el dobles? Probablemente. Tampoco ayudó a la decisión el calendario planificado por la organización, con la final (y el partido por el bronce) del dobles masculino este viernes, demasiado pronto según Nadal. La jornada del sábado tiene cinco partidos con una medalla en juego, mientras que el domingo hay tres. "No sé si con necesarias dos semanas, pero 12 días al menos sí. Y se puede hacer", afirmó el tenista, en referencia al duración del torneo olímpico.

Nadal ha querido abarcar demasiado, pero al final tiene lo que buscaba: su segunda medalla olímpica, después de la que ganó en Pekín 2008. "Unas Olimpiadas son algo único. Sé lo importante que fueron para mí, lo que marcaron las de 2008. Me he perdido muchos eventos importantes en mi vida: Masters 1000, Grand Slam, Copa Davis... Pero decir que no a las Olimpiadas de 2012 fue el momento, a nivel de retiradas, más duro de mi carrera", explicó. Esa es la razón a la borrachera de partidos de esta semana en Río, de la que puede salir con dos medallas.

Este viernes tendrá otra larga jornada. No antes de las 13:00 (18:00 en España) jugará en la pista central contra el brasileño Thomaz Bellucci por un puesto en las semifinales. Y en el cuarto turno de la misma pista, sobre las 18:00, él y López lucharán por el oro contra los rumanos Mergea y Tecau. Y esta vez sí habrá ojo de halcón.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios