segunda medalla, en 100 espalda

Katinka Hosszú refuerza su candidatura para ser la reina de los Juegos de Río

La nadadora húngara ha sido capaz de ganar dos pruebas tan dispares como los 400 estilos y los 100 espalda. La sospechosa Efimova no logró el título en braza, pero Sun sí en 200

Foto: Katinka Hosszú (reuters)
Katinka Hosszú (reuters)

La piscina de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro no tenía las finales más esperadas, con los nombres más llamativos. Pero, a pesar de eso, en la natación siempre hay historias que contar en el agua. La más impresionante de todas tiene que ver con una húngara que aspira a ser la reina de estos campeonatos: Katinka Hosszú.

[Sigue toda la información de los Juegos Olímpicos de Río 2016]

Su exhibición en el 400 estilos, donde ganó el oro por delante de Mireia Belmonte, fue colosal. Pero se esperaba, la húngara lleva varios años siendo la mejor estilista del mundo y se daba por hecho que en la combinada iba a batir a cualquiera que se le pusiese por delante, incluso al récord del mundo, como finalmente hizo. No era tan esperado lo que pasó este lunes en la piscina. Hosszu, que es nadadora de distancias largas, también ganó los 100 espalda, demostrando que está en un momento de forma colosal.

En la misma prueba, pero en categoría masculina, el premio fue para Ryan Murphy, que mantuvo así el honor estadounidense de no perder nunca en lo que se refiere a espalda. Se valió de su magnífico final para pasar por encima de todos sus rivales, pues en la primera pared solo fue capaz de ser cuarto. Después de eso remó como nadie y terminó ganando en un pañuelo al chino Jiayu Xu cuando este ya creía que iba a romper la hegemonía yanqui. El tercero, Plummer, también es estadounidense.

Los sospechosos

La prueba con más morbo de la noche eran los 100 metros braza femenino. Efimova opositaba al oro olímpico, algo que el público de Río de Janeiro no quería ver. La rusa tiene un oscuro pasado de dopaje y fue aceptada en la competición en el último momento. Su mayor rival, Lily King, era la primera que parecía incómoda con la situación, desagradada por competir con quien considera una tramposa. Así que la satisfacción al ganarla debió de ser doble. La estadounidense es la mejor bracista dle mundo según la última referencia.

Quizá la prueba más divertida de la noche fue los 200 libres, que ganó el chino Sun. Para conseguir el oro final tuvo que darse un buen calentón, pues el sudafricano Chad LeClos salió como una exhalación al principio de la prueba, cogió una gran ventaja y solo en los últimos metros fue superado por Sung, que de todos modos era el favorito. La táctica le valió al veterano para colgarse una plata y dejar por el camino a otros que se suponía que tenían mejores opciones como Biedermann o Dwyer.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios