el catalán rozó el podio

Purito, sus "piernas para medalla" el día de su adiós y el cansancio de Valverde

El catalán, que se retira, se quedó cerca de la medalla olímpica en la prueba de ciclismo en ruta. "Con las piernas que tenía creo que lo podía haber hecho muy bien si hubiésemos llegado todos", dijo

Foto: Entrenamiento equipo de ciclismo de ruta espaÑol
Entrenamiento equipo de ciclismo de ruta espaÑol

"Estaba muy bien. No sé si para ganar, pero sí para medalla", le comentaba Purito Rodríguez a Alejandro Valverde poco después de la carrera. El murciano, que le había echado una mano antes de descolgarse, se sorprendió cuando el catalán le dijo que Nibali se había caído en el descenso final y que él había conseguido alcanzar al grupo de cabeza en la última subida y acabar cuarto (en realidad fue quinto: perdió el sprint con Alaphilippe). Purito estuvo cerca de poner punto y final a su carrera con una medalla en unos Juegos Olímpicos, pero tuvo que conformase con un diploma, un resultado que no dejó satisfecho al equipo español, que aspiraba a mucho más.

"Estábamos como para hacerlo mejor, pero dentro de las circunstancias que ha habido —las caídas, los cortes y demás—, hemos hecho una buena carrera. No estoy decepcionado. Al final es una Olimpiada, es muy difícil. No podíamos hacer otra cosa, sinceramente", explicó Purito sentado sobre una nevera en la Avenida Atlántica de Copacabana, donde estaba situada la línea de meta. A su posición se acercaron Rui Costa y Fabian Cancellara a felicitarle por el resultado. "Me hubiese gustado que hubiésemos entrado todos juntos. Tenía piernas para una medalla, podía haberlo hecho muy bien", insistió Purito, convencido de que había perdido una oportunidad inmejorable.

"El plan era que llegasen a la última subida con el grupo de favoritos, pero la caída de Chernetski y Porte ha provocado que entrasen Nibali y Aru delante y que no estuviésemos. Eso ha sido una lástima, porque ha habido que sacrificar a Alejandro y gastar a Purito. Pero ha tenido un día muy bueno y ha sido el único capaz de meterse adelante. Es para quitarse el sombrero", declaró Imanol Erviti, que se retiró.

Del "Valverde y cuatro más", como definió el seleccionador, Javier Mínguez, al equipo para los Juegos, se pasó a 'nos queda Purito' en el último tramo de la carrera olímpica, porque el catalán fue el que más aguantó con los mejores, después de que el murciano se desgastara en la penúltima vuelta. España cometió el mismo error de siempre: correr a la contra, a verlas venir. Y así se quedó sin su mejor opción en la subida final.

"La carrera se nos ha complicado en la bajada de la segunda vuelta. Nos hemos quedado sin gente. Y cuando tienes a los dos líderes, con la escapada delante con Nibali, etc., tienes que tirar", dijo Mínguez. Valverde acabó trabajando para Purito, pero tampoco llegó muy fino a la prueba. "He dado lo que tenía, pero tampoco tenía mucho", reconoció tras llegar a más de nueve minutos del ganador. El corredor de Movistar pagó el esfuerzo del Tour y la Clásica de San Sebastián, y también la dureza de un circuito que ninguno esperaba que fuera tan complicado y que deparó una carrera preciosa que se llevó el belga Greg Van Avermaet.

Purito Rodríguez se retira con un año en blanco, solo el segundo de su extensa carrera (el anterior fue 2002). Pero su buena actuación en el Tour, en la Clásica de San Sebastián y en los Juegos Olímpicos, todo en el último mes y medio, no es un mal cierre.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios