Darly Zoqby, la portera brasileña que defenderá los colores de España en su casa
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
jugó con brasil en atenas 2004 y pekín 2008

Darly Zoqby, la portera brasileña que defenderá los colores de España en su casa

La cancerbera hispano-brasileña, que jugó dos Juegos Olímpicos con Brasil, volverá a su casa con la camiseta de España para tratar, como mínimo, de mantener el bronce logrado en Londres 2012

placeholder Foto: Darly Zoqbi con el Fleury Handball. Foto: Fleury Handball
Darly Zoqbi con el Fleury Handball. Foto: Fleury Handball

Darly Zoqby es una de las deportistas más interesantes de la delegación española en los Juegos Olímpicos de Río. La portera del combinado de balonmano femenino es brasileña de nacimiento, pero "española de corazón", como ella misma dice. Está en su casa, Brasil, para participar en los Juegos Olímpicos e intentar conseguir vestida de rojo una medalla para España.

Lo más curioso de Darly Zoqbi es que ya ha estado en dos Juegos Olímpicos, pero no con España. Participó en Atenas 2004 y Pekín 2008 con la camiseta de Brasil. Por tanto, tendrá sentimientos encontrados durante su periplo en la cita de Río de Janeiro, ya que pasará de proteger la portería de sus antiguas compañeras a parar sus disparos. Y encima, en casa.

Foto: Macarena Aguilar y Eli Pinedo, en un partido con España.

Su historia recuerda un poco a la de Diego Costa, que cambió la camiseta de Brasil por la de España para después competir en un gran torneo a nivel internacional en su país de origen. El delantero fue pitado por la grada local y bastante criticado por la afición brasileña, situación que Darly no espera vivir: "El balonmano me ha apoyado siempre, la afición no es como la del fútbol". Eso sí, también cree que la gente "de fuera del balonmano" quizá sí "se sienta mal" después debido a su cambio de camiseta nacional.

Lo comprobará, especialmente, en el partido que enfrentará a 'Las Guerreras' frente a Brasil en el Grupo A de Río de Janeiro 2016. La primera vez que Darly se enfrente en un choque oficial a su antigua selección. "Será un momento muy especial", dice. Pese a ello, no habrá nervios, ya que la cancerbera ya jugó frente al combinado brasileño en un amistoso en marzo: "Ya tuve la experiencia de jugar contra ellas y eso hace que pueda jugar el partido con tranquilidad y con concentración, sin pensar en nada más allá que el partido".

Ella se siente española y así lo confirma a El Confidencial. "Yo cambié de nacionalidad con el corazón", dice. El proceso de españolización, tal y como ella misma cuenta, fue largo y le permitió madurar mucho su decisión. Dejó de jugar con Brasil en 2011 y hasta marzo de 2015, el Estado español no publicó en el BOE su nacionalización. Uno de los días más felices de su vida, tal y como ella asegura.

Antes de tomar la decisión, se apoyó en su familia, de la que recibió todo el respaldo del mundo. "Mi familia y mis amigos estarán en la grada con la camiseta de España", dice la portera. Asegura que "al menos en balonmano", su gente más cercana no tiene el corazón dividido: irá con España durante estos Juegos Olímpicos de Río 2016.

"Llevaba mucho tiempo en España y me siento muy adaptada a su gente y a su cultura, entonces ¿por qué no nacionalizarme?", dice Darly, que aterrizó en la Península en 2002, con 20 años, de la mano del BM Murcia. Vivió en España hasta 2006, cuando hizo las maletas y puso rumbo a Le Havre (Francia) hasta 2010. Ese año volvió a España para jugar en el BM Sangunto (2010-2011) y en el BM Bera Bera (2011-2013). Un total de siete años en varias ciudades de España, que le sirvieron para enamorarse del país.

En este aspecto, su historia no es tan similar a la de Diego Costa, que supo antes de elegir a España que jugaría en la selección. Zoqbi tuvo que convencer a Jorge Dueñas, seleccionador español, para poder compartir vestuario con las jugadoras nacionales. No tenía garantizada su plaza en el equipo y se nacionalizó sin garantías de vestir la roja.

Mantener el bronce como mínimo

El combinado español de balonmano irá a Brasil con el bronce de Londres 2012 bajo el brazo y como una de las grandes amenazas para el resto de equipos. "Tenemos que defender el bronce como mínimo y luego buscar el oro" dice Darly Zoqbi, aunque sin pensar más allá del siguiente encuentro. "Partido a partido", asegura, parafraseando al 'Cholo' Simeone.

Antes de llegar a las elimininatorias, la selección española de balonmano tendrá que enfrentarse a una fase de grupos bastante dura. "El grupo de la muerte", tal y como lo cataloga Zoqbi. En él está Brasil, conjunto local y campeón del Mundial de Serbia en 2013. También Noruega, vigente campeón del mundo y olímpico, o Rumanía, bronce en la cita mundialista.

"Nuestro grupo es el más fuerte, con partidos muy complicados", dice Darly, además de asegurar que para ella no hay favoritos para el oro: "hay equipos muy buenos, es muy difícil de decir".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Juegos Olímpicos Río 2016 Juegos Olímpicos Balonmano Darly Zoqbi Brasil
El redactor recomienda