por el escándalo de dopaje de estado

El COI no sanciona a Rusia y le pasa la patata caliente a las federaciones

Serán las federaciones internacionales las que decidan qué deportistas rusos acude a los Juegos Olímpicos de Río. Este domingo, el COI no decidió expulsar a todo el deporte ruso

Foto: De izquierda a derecha, Mutko, ministro de deportes; Medvedev, primer ministro; Putin, presidente; y Bach, presidente del COI, durante Sochi 2014 (Sergei Chirikov/EFE/EPA)
De izquierda a derecha, Mutko, ministro de deportes; Medvedev, primer ministro; Putin, presidente; y Bach, presidente del COI, durante Sochi 2014 (Sergei Chirikov/EFE/EPA)

El Comité Olímpico Internacional (COI) no expulsó a Rusia de los Juegos Olímpicos de Río por las revelaciones de dopaje de Estado confirmadas por el Informe McLaren y dejó en manos de las federaciones internacionales la decisión final sobre la presencia de los deportistas rusos en la cita que comienza el próximo 5 de agosto.

"A la vista de las revelaciones del Informe, se considera que todos los deportistas rusos que puedan participar en los Juegos de Río están afectados por un sistema que subvierte y manipula el sistema antidopaje", dice el comunicado publicado por el COI a primera hora de la tarde. El comité ejecutivo del COI se reunió este domingo al mediodía por teleconferencia para escuchar las alegaciones del Comité Olímpico Ruso y tomar una decisión. En la resolución tomada pesó la opinión del presidente Thomas Bach, preocupado por los derechos individuales de los deportistas. 

El comunicado del COI dice lo siguiente:

"Los atletas rusos de cualquiera de los 28 deportes de los Juegos de verano tienen que asumir las consecuencias de lo que equivale a una responsabilidad colectiva para proteger la credibilidad de las competiciones olímpicas, y la presunción de inocencia no puede ser aplicada a ellos. Por otro lado, de acuerdo a las reglas de la justicia natural, a la que cada ser humano tiene derecho, esta tiene que aplicarse. Esto significa que a cada atleta afectado se le debe dar la oportunidad de refutar la aplicabilidad de la responsabilidad colectiva a su caso particular".

En los doce días que quedan para el comienzo de los Juegos, las federaciones internacionales deberán decidir qué deportistas rusos son aptos para competir en en Río. El COI especifica que, aunque pasen el examen de las federaciones, ningún atleta que haya cumplido sanción por dopaje podrá participar en los Juegos. Eso excluye a Yuliya Stepanova, la atleta que destapó el escándalo de dopaje en el atletismo ruso, cuyo caso fue valorado de manera independiente y a la que, por su contribución al deporte mundial, han invitado para que esté como espectadora en los Juegos. También quedan excluidos todos los que aparezcan en el Informe McLaren, ya sean deportistas o dirigentes. Bach, en su conferencia de prensa posterior, quiso remarcar que el proceso será igualitario para todas las federaciones, pues todos los casos pasarán finalmente por un arbitraje del COI supervisado por el TAS. 

Los deportistas que no consigan superar el filtro de las federaciones se unirán a los atletas, que ya fueron excluidos de los Juegos por la IAAF. En un proceso similar, la IAAF estimó que solo uno de los 69 atletas rusos, la saltadora Darya Klishina podrá competir en los Juegos. El resto recurrió al Tribunal de Arbitraje Depotivo (TAS), que mantuvo la exclusión.

Thomas Bach, con Vladimir Putin.
Thomas Bach, con Vladimir Putin.

Las palabras de Thomas Bach

"Hemos tenido que tomar una decisión muy difícil por el poco tiempo disponible y el contenido", aseguró el presidente del COI Thomas Bach. "El proceso ha sido difícil, porque la decisión afecta a los individuos y en ese contexto hemos tenido que mirar tanto la responsabilidad colectiva como la justicia individual que todo atleta merece", justificó. "La justicia natural requiere que el individuo tenga la oportunidad de rebatir las alegaciones, pero a cambio hemos puesto el listón muy alto en las condiciones que los deportistas rusos tienen que cumplir para participar en Río 2016", explicó ante los medios internacionales.

La prensa inglesa, que ha pedido activamente la expulsión rusa de los Juegos, inquirió al presidente sobre si esta decisión no es un aldabonazo para los atletas limpios. "Esto no es una cuestión de expectativas, sino de hacer justicia, ofrecemos los más duros criterios para los atletas rusos. Esta decisión puede no gustar a ninguno de los dos lados, pero el resultado de hoy respeta las reglas de la justicia y el derecho de todos los atletas limpios del mundo", señaló Bach, que es abogado de formación. 

Ahora las federaciones internacionales y el propio COI tienen un trabajo estajanovista por delante, pues serán una marea de peticiones rusas para participar en Río, y todas tienen que ser valoradas. "Es una cuestión muy ambiciosa, pero no teníamos otra opción con los resultados del informe, hemos tenido que reaccionar en muy poco tiempo. Por otro lado, en la última reunión olímpica ya habíamos indicado los criterios básicos y dicho que solo los controles internacionales serán tenidos en cuenta. Creo que seremos capaces de producir los documentos necesarios en los próximos días", relató el dirigente deportivo.

Bach también avisó de que esta decisión no es más que una cuestión preeliminar dada la urgencia del proceso y la inminencia de los Juegos de Río. "Esto no es el final de la historia, sino una decisión concreta sobre los Juegos. Queremos tener más información de la AMA y también hay que escuchar las alegaciones rusas", dijo abriendo la puerta a más sanciones en un futuro. 

El presidente del COI comentó además que la decisión "fue tomada por unanimidad, con solo una abstención" y que se llegó a ella "después de un debate serio y doloroso". 

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios