entrevista con samuel sánchez

Nadie le dijo al único campeón olímpico en activo que no estaría en los Juegos de Río

En los Juegos de 2008, Samuel Sánchez sorprendió a todos al ganar la prueba de ciclismo en ruta. Ocho años después, asumió que no estaría en Río porque ni fue incluido en la preselección

Foto: Samuel Sánchez renunció al Tour al saber que no iría a los Juegos (Jon Nazca/Reuters).
Samuel Sánchez renunció al Tour al saber que no iría a los Juegos (Jon Nazca/Reuters).

España ha sido un país muy rodador. Ha habido ciclistas de enormes capacidades desde hace muchas décadas y especialmente en las últimas, los éxitos del ciclismo español se han multiplicado. Sin embargo, no hay muchas medallas olímpicas en el palmarés. Las primeras fueron obtenidas con el doblete de los Juegos de Atlanta 96: Indurain oro y Olano plata en la contrarreloj individual. Pero en ruta no había caído ninguna. Hasta que un asturiano llamado Samuel Sánchez adelantó a todos en la meta de Pekín en 2008. Ocho años después de aquello, Samu no estará en Río. Lo sabe pese a que aún Javier Mínguez, seleccionador nacional, no ha dado a conocer la lista de convocados. Lo sabe desde principios de año, cuando no recibió la carta de preselección. Como "único campeón olímpico en activo" le habría gustado tener al menos la oportunidad de ganarse un puesto.

Pregunta: ¿Cuándo decides olvidarte de los Juegos?

Respuesta: Para ir a unos Juegos tienes que estar seleccionado, así que si ni me preseleccionan, ni me planteo correr el Tour, que es uno de los requisitos que, según el seleccionador, había que cumplir. Si no te mandan la carta de preselección, no hay nada más que hablar, es que no cuenta conmigo para nada. La carta la debían enviar a principio de año, por lo que yo tuve tiempo para hacerme mi composición de lugar. De todas formas, creo que hay carreras alternativas al Tour para llegar en buenas condiciones, como es la Vuelta a Polonia. 

P: El recorrido de Río es exigente, ¿da tiempo a recuperar en una semana tras correr el Tour?

R: Es duro, pero en Pekín también era muy duro, porque eran 100 kilómetros llanos y luego dábamos siete vueltas a un circuito con una ascensión de 10 kilómetros y recuerdo que hicimos el Tour, de ahí a San Sebastián, de ahí a Madrid y luego ya directos a Pekín. Si acabas el Tour bien, recuperas, pero si lo acabas fundido, a eso ya no le das la vuelta. Pero se suele recuperar.

P: ¿Pero es un riesgo contar sólo con corredores que están en el Tour?

R: No tiene por qué. Mi experiencia es que tras una vuelta de tres semanas, siempre tengo buen rendimiento. Intento llegar siempre bien a la última semana y así extender más la forma. Así que creo que el que acabe el Tour en buenas condiciones, puede rendir bien. Otra cosa es que otros estén mejor, o que hagan la carrera muy táctica, pero yo confío en que la gente que vaya de España lo haga muy bien. Los Juegos siempre son muy difíciles: es una carrera de cinco ciclistas como máximo, muy táctica y este año encima es durísima, así que es diferente.

Nadie le dijo al único campeón olímpico en activo que no estaría en los Juegos de Río

P: ¿Te venía bien el recorrido de Río?

R: Sí, me habría venido bien. Estoy demostrando que tanto en contrarreloj como en carreras de un día me estoy defendiendo bien. En la Lieja-Bastoña-Lieja fui el mejor español, en la Flecha Valona fui sexto. En carreras de un día soy un ciclista que siempre ha ido bien y tras una vuelta de tres semanas siempre estoy bien. Pero en el momento en que no se cuenta conmigo, ni me preocupé en mirar el recorrido.

P: ¿Te molestó no estar ni preseleccionado?

R: No debe molestar. El seleccionador es el que tiene la sartén por el mango y el que decide el que va y el que no va. Claro que me hubiese gustado ir, como único campeón olímpico en activo. Si me dices que no llevo una temporada buena, o que no estás bien, pues vale, lo entiendo, pero estando bien, al menos me habría gustado estar preseleccionado e intentar ir. Si luego no se va, no pasa nada, la temporada sigue.

P: ¿Y has hablado con Mínguez en estos meses sobre por qué no contó contigo?

R: No, no. Cero, absolutamente nada. Cero.

Cuando no fui al Mundial de Ponferrada me enteré por la prensa, no por boca del seleccionador, estando preseleccionado

P: ¿Es normal que sea así?

R: Cada director o seleccionador tiene su manera de ser. Javier es así y puedes no compartir su manera de ver las cosas, pero hay que respetarlo. Yo, cuando no fui al Mundial de Ponferrada me enteré por la prensa, no por boca del seleccionador, estando preseleccionado. Cada uno es como es y contra eso no se puede hacer nada.

P: ¿Por qué hay tan poca comunicación?

R: Pues no lo sé, eso habría que preguntárselo a él.

P: ¿Entiendes que Contador decida no ir a Río?

R: Hay que respetar sobre todo la salud de un ciclista. Si dice que no está para ir a una competición, hay que darle toda la credibilidad del mundo porque los ciclistas somos los primeros interesados en querer ir a las carreras, y sobre todo a unos Juegos Olímpicos, que son cada cuatro años.

P: ¿Cómo ves que diga que serán "Valverde y cuatro más"?

R: En una carrera tan difícil como son los Juegos no te la puedes jugar sólo a una carta. Hay que jugársela a tres o cuatro cartas. Ahí cualquier fuga va para delante y en esas fugas habrá gente de renombre, de quilates, y hay que llevar gente que responda. Seguramente Mínguez hará una selección muy compensada con una cabeza visible, como es Alejandro, que hoy en día es el mejor rematador que tenemos, un auténtico 'killer'. Pero hay que llevar gente que tenga olfato ganador también, y en el Tour hay gente que lo tiene, como Landa, Izagirre, Luis León, Purito, que para mí sería un fijo. Se puede hacer una selección muy compensada y que responda, porque al final los nombres propios van a estar muy marcados, así estará Valverde, seguro.

Valverde y Purito, las dos grandes bazas del ciclismo español en Río (Javier Lizón/EFE).
Valverde y Purito, las dos grandes bazas del ciclismo español en Río (Javier Lizón/EFE).

P: Purito y Alejandro ya tuvieron un serio problema en el Mundial de Florencia. ¿Es un problema tener a dos gallos en el equiponbsp;

R: No tiene por qué ser un problema, al revés: ¡bendito problema! Yo creo que aquello está olvidado, pero no estoy en la cabeza de ellos.

P: 38 años y con otro más de contrato. ¿Te atreves a pensar más allá de 2017?

R: No sé, la verdad. Pienso sólo en el que viene, con el que ya tengo bastante tarea por delante y ya pensaremos en el futuro.

P: Tu amigo Purito tiene un año menos y se retira. ¿Cómo lo llevas?

R: Ya le puse en un mensaje que le iba a echar muchísimo de menos. Somos ciclistas muy familiares, de nuestra gente. Hemos convivido desde prácticamente sub-23 en el mismo pelotón. Lo voy a extrañar mucho, muchísimo.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios